GLIFOSATO

La Saga del GLIFOSATO: Lino Barañao desacreditó el trabajo de Andrés Carrasco y defendió al glifosato (y al modelo agropecuario). Y no dejó de hacerlo en cuanto micrófono se acercara. Incluso cuestionó el trabajo de Carrasco en encuentros de Aapresid (empresarios del agro) y, sobre todo, en el Conicet...

sábado, 22 de septiembre de 2018

♪♫ 5x1 ... NO VA A QUEDAR NINGUNO ♫♪ (HOSPITALES)







Desde el Gobierno del señor Rodríguez titularon: “Complejo Hospitalario Sur” al proyecto inmobiliario presentado por el Ministerio de Salud de la CABA, y se lo enviaron a las autoridades de 5 hospitales hace dos semanas. El mismo busca concentrar en el  Hospital de Infecciosas “Dr. Francisco Javier Muñiz” a: 1) Hospital Municipal de Rehabilitación Respiratoria María Ferrer, 2) Hospital oncológico Marie Curie, 3 ) Hospital de Gastroenterología “Dr. Carlos Bonorino Udaondo”, 4) y el Instituto de Rehabilitación Psicofísica (IREP).

Dicen que se busca ahorrar en lo que se destina al funcionamiento de 5 hospitales para hacerlo en uno solo. Pero todes sabemos que los amigos del poder harán sus millonarios negocios inmobiliarios en aquellos lugares donde hoy funcionan los hospitales. Entonces, habrá cierres de hospitales públicos, recortes sobre las plantas de trabajadores de cada institución, y precarización de la salud en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Cambiemos vino a entregar lo público a los privados.

Por eso, el Gobierno del señor Rodríguez aprobó a través de un decreto la creación de la Unidad de Proyectos Especiales (UPE) Complejo Hospitalario Sur, como organismo para llevar a cabo la puesta en funcionamiento del proyecto "Complejo Hospitalario Sur", sin pasar por la Legislatura porteña.

Según se detalla en el decreto 297/18, que lleva la firma del vicejefe de Gobierno Diego Santilli, la UPE funcionará bajo la órbita de la Subsecretaría de Planificación Sanitaria del Ministerio de Salud porteño, con rango, nivel y atribuciones de Dirección General.

Distintas fuerzas políticas de la Legislatura porteña rechazaron el decreto, y señalaron que no tienen conocimiento de cómo se procederá con el Proyecto dado que no hay respuestas desde el Ejecutivo al respecto.

 "El 90% de los problemas de salud de la población se resuelven en el primer nivel de atención, en los centros de salud, y Cambiemos elige hacer esta obra faraónica sin un sustento sanitario que hayan logrado explicar hasta el momento", dijo el diputado de Unidad Ciudadana Javier Andrade, que integra la comisión de salud en la legislatura.

“Por supuesto que además en este contexto de ajuste, despidos y achique del estado estamos preocupados por las fuentes de trabajo. Nos ponen a discutir edificios y lo que tenemos que discutir es recursos humanos que faltan y mucho, tanto en hospitales como en Centros de Salud. El Complejo Hospitalario Sur se parece más a un proyecto inmobiliario que a uno sanitario. Es otra muestra de los vicios de este gobierno que lleva entre privatizaciones y ventas alrededor de 300 hectáreas en la ciudad de Buenos Aires”.




→ Sostiene Sergio Kiernan

El decreto de Horacio Rodríguez Larreta creando un Polo Hospitalario Sur cierra ocho años de intentos de concentrar centros de atención, una manía iniciada por Mauricio Macri en 2010, su tercer año de gobierno porteño. Que sea un decreto muestra la debilidad del concepto: ni con las mayorías casi automáticas del macrismo en la Legislatura se puede arriesgar votar el bodrio. Como es imposible encontrar las ventajas médicas, de atención al paciente, hospitalarias, de la iniciativa, es muy riesgoso aceptar un debate público. El Polo sólo cierra desde un sentido y sólo uno, como un negocio inmobiliario.

Crear un super Muñiz significa un muy buen contrato de construcción para un amigo o consorcio de amigos de los que le abundan al macrismo. Será uno de los perfectos contratos de estos tiempos, perfectamente irrelevante e innecesario, flojo en calidad conceptual y material, y caro. Pese al discurso del ajuste, este tipo de movidas es la manera disimulada y sistemática con que el PRO subsidia a su industria mimada. Ya se vió el reemplazo de kilómetros de cordones de vereda de granito por cemento de la peor calaña, obra sólo entendible como un subsidio a las constructoras, y la furia con que se están reembaldosando ahora barrios enteros suena a lo mismo.

Concentrar 5 hospitales en uno significa además liberar cuatro atractivos terrenos para la industria inmobiliaria, con lo que el polo a crear se inscribe en una continuidad macrista. De los terrenos ferroviarios, de la venta de lotes de propiedad pública, de la destrucción de un parque porteño para crear la villa olímpica y ahora de la propuesta de desactivar hospitales siempre resulta lo mismo, tierra para que unos pocos privados, de los que tienen espaldas anchas y luego financian campañas, hagan su negocio.

Geográficamente, el planteo de un polo al sur no tiene sentido, porque sólo dos de los cuatro centros de salud a cerrar están remotamente en la misma zona de la ciudad. El Marie Curie y el IREP agregan un alto nivel de incoherencia incluyendo Parque Centenario y Núñez en el mapa. Esto quiebra la coherente grilla de atención hospitalaria de esta ciudad –y de tantas otras– que intentó arrimar el médico y el consultorio parejamente a todos los vecinos. Pero en términos inmobiliarios, que el macrismo entiende y privilegia, agrega valor. La tierra en Caballito y en Nuñez vale más que en el sur.

Es muy probable que este negocio genere más problemas a futuro, porque tres de los edificios a vender –el Marie Curie, el Udaondo y el María Ferrer– son anteriores a 1940, y por lo tanto tienen protección cautelar como patrimonio edificado. 

El IREP es de 1949 y una de esas bellezas del peronismo, la Ciudad Infantil de la Fundación Eva Perón. El espectacular terreno arbolado de las calles Echeverría, Dragones, Húsares y Juramento es un ejemplo del último estilo arquitectónico público que tuvimos, el “chalet peronista”, amable y negador de las teorías de vanguardia. El conjunto es un Area de Protección Histórica especial, con el más alto grado de catalogación posible.

Con lo que la venta de las propiedades es apenas el primer paso del negocio. Después vendrá la batalla por dejarlos desprotegidos, demolibles, mutados en terrenos.






Ejemplo de Decreto en contra de los intereses de la población.

Desde le gobierno de Cambiemos no hablan de ajuste ni de despidos, sino de modernizar al Estado y mejorar los mecanimos de funcionamiento de la administración pública.  La acostumbrada mentira gubernamental antes de una decisión política que afectará a millones de compatriotas.

Sabemos que, en realidad, esconden la precarización laboral de miles de empleadas y empleados públicos. Achicar el Estado es entregar nuestra soberanía al poder financiero internacional.

Macri lo hizo.







→ LEA ADEMÁS...











→ NOTAS RELACIONADAS...


















miércoles, 19 de septiembre de 2018

ARGENTINA AVVELENA IL MONDO


(La Argentina envenena el mundo)

ITALIA CUENTA LA TRAGEDIA ARGENTINA DE LOS AGROTÓXICOS


        Mientras la mayoría de lxs argentinxs se debate entre Tarifazos, Despidos, Hambre, Desocupación, Represión, Fuga de dólares, Deuda Eterna, Cárcel a opositores, y mentiras cotidianas de un gobierno vendepatria... los agronegocios siguen matando a la Pachamama. 

Mientras la mayoría de lxs argentinxs desconocen la grave situación de contaminación y daño a la salud que generan los agroquímicos como el glifosato, el herbicida que utiliza nuestro modelo de agrotóxicos, Italia muestra este drama por televisión.

Argentina mira por la tv italiana su propio drama. "Glifosato: L’erbicida nuoce alla salute del mondo?", un informe presentado recientemente en el programa Le Iene, el CQC italiano, difundió una realidad que golpea principalmente a los habitantes de los 'pueblos fumigados', los pueblos de las zonas rurales del Litoral argentino que padecen las fumigaciones aéreas con agroquímicos de nuestro modelo de agroproducción.

Con la conducción de Gaetano Pecoraro y la participación del periodista argentino Patricio Eleisegui (autor del libro 'Envenenados'), este documental hace foco en el glifosato, el herbicida de la multinacional Monsanto que se utiliza para eliminar las malezas de los cultivos, principalmente de soja transgénica.

    En 2015, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) perteneciente a la Organización Mundial de la Salud (OMS) categorizó al glifosato como probablemente cancerígeno, y recientemente investigadores de la Facultad de Bioquímica de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) concluyeron que el glifosato causa un mecanismo de toxicidad en el desarrollo y funcionamiento del sistema nervioso de mamíferos.

Malformaciones congénitas, problemas respiratorios, neurológicos, alergias, abortos espontáneos y cáncer son solo algunas de las enfermedades que sufren estos argentinos que viven cerca de grandes extensiones de cultivos de soja, o en regiones cercanas al área de producción de eventos transgénicos dependientes de venenos de Monsanto.

Este informe cuenta con el testimonio de Fabián Tomasi, oriundo de Basavilbaso, Entre Ríos, quien en 2005 comenzó a trabajar en una empresa de aplicación aérea de agroquímicos y hoy padece una polineuropatía tóxica metabólica severa y atrofia muscular generalizada. También participan el médico pediatra y neonatólogo Medardo Avila Vazquez, con quien dialogamos anteriormente sobre las distancias mínimas preventivas que deben respetarse a la hora de realizar fumigaciones aéreas; y el doctor de Ciencias Exactas, Damián Marino, investigador de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), cuya investigación detectó trazas de glifosato en algodón, gasas y tampones comercializados en nuestro país.

La utilización de glifosato no solo afecta a la salud de los habitantes de los pueblos cercanos a los cultivos, sino también a la salud de todos los habitantes del país, porque ya anteriormente otras investigaciones demostraron que las frutas y verduras que compramos en supermercados y verdulerías están contaminados con uno o más químicos, e incluso que la cuenca del río Paraná está contaminada con este herbicida.

Este peligroso veneno también fue hallado en orina humana en Mar del Plata y en muestras de sangre y agua en Pergamino. En el resto del mundo se encontró en vinos de California, en cervezas alemanas, y también en alimentos del desayuno en Estados Unidos.

fuente: Matilde Moyano 
http://elfederal.com.ar





    Hay alarma en la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid), pero no por la contaminación a la población, sino porque les aumentan los costos en el combate a las plagas...


La incorporación de nuevas malezas resistentes a los sistemas agrícolas no pasa de moda. Desde la Red de conocimiento en Malezas Resistentes (REM), aseguran que ya se contabilizan 32 biotipos resistentes. Y lejos de encontrar un techo, la curva ascendente no termina de torcerse. “En la Argentina estamos a un ritmo de sumar entre tres y cuatro malezas resistentes por año”, advierte Martín Marzetti, gerente del programa que depende de Aapresid.

Se trata de una tendencia alarmante que se viene repitiendo por lo menos en los últimos cinco años y que claramente muestra un panorama bastante desalentador. “Estamos peor que hace un par de años y es un problema que no está para nada solucionado”, agrega el especialista, quien afirma que el actual escenario es fruto de los efectos residuales del sistema productivo que dominó la última década. “Es como si fuera la inflación, depende también de lo que hiciste en el pasado”, grafica...

Los costos suben por el crecimiento de las malezas
(La Nación)





"Malformaciones congénitas, problemas respiratorios, neurológicos, alergias, abortos espontáneos y cáncer son solo algunas de las enfermedades que sufren estos argentinos que viven cerca de grandes extensiones de cultivos de soja, o en regiones cercanas al área de producción de eventos transgénicos dependientes de venenos de Monsanto.

"Este informe cuenta con el testimonio de Fabian Tomasi, oriundo de Basavilbaso, Entre Ríos, quien en 2005 comenzó a trabajar en una empresa de aplicación aérea de agroquímicos, y tras padecer una polineuropatía tóxica metabólica severa y atrofia muscular generalizada, murió el viernes 7 de septiembre.

"También participan el médico pediatra y neonatólogo Medardo Avila Vazquez con quien dialogamos anteriormente sobre las distancias mínimas preventivas que deben respetarse a la hora de realizar fumigaciones aéreas; y el doctor de Ciencias Exactas, Damian Marino, investigador de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), cuya investigación detectó trazas de glifosato en algodón, gasas y tampones comercializados en nuestro país".




NOTAS DE LA SAGA DEL GLIFOSATO...



















martes, 18 de septiembre de 2018

ACUMAR NOS TOMA x ESTÚPIDOS









Hacer una convocatoria desde ACUMAR para charlar con lxs vecinxs sobre la calidad del aire en Villa Inflamable es una burla cruel, tan despiadada como hacer un taller de alimentación saludable con personas en situación de calle.

No saben qué les pasa a los ciudadanos, viven en una burbuja irreal en su mundo de ricos caprichosos, de funcionarios ineptos, de gerentes tecnócratas, de canallas cínicos de sonrisa ensayada para la foto.

LOS FUNCIONARIOS de ACUMAR CREEN QUE LA GENTE ES TONTA.

Hace años que lxs vecinxs de Villa Inflamable padecen la violencia sistemátizada de gases tóxicos, aguas contaminadas, tierra envenenada, enfermedades terminales y muerte temprana.

Las empresas petroleras y químicas hacen sus negocios con la complicidad de los gobiernos, jueces y medios de confusión masiva (que reciben millonarias sumas de dinero en publicidad para tapar la tragedia de la contaminación).

Es absurdo querer relocalizar a la población, en vez de clausurar a las empresas contaminantes. Los gases tóxicos no se quedan en Avellaneda, viajan a todas partes, y también llegan a los sectores acomodados del sur y este de la CABA.

¿Van a Relocalizar Puerto Madero? ¿Qué harán con la Casa Rosada, se mudan a Washington?

Ahora, para festejar la llegada de la Primavera, el Rabino Bergman y Dorina Bonetti nos invitan, con menú vegetariano a buscar consensos: "Ponemos buena onda verde o vivimos sin onda, verdes y amargados".

Por eso, la fecha no es casual, la eligió Durán Barba. En una nueva Audiencia Pública, ACUMAR escuchará los reclamos y propuestas de profesionales y ciudadanos comprometidos con el ambiente, víctimas del atropello empresarial y la ineficiencia gubernamental, y seguramente, después de la catarsis, todo seguirá igual... "y marche preso por protestar".



DICE BEATRIZ MENDOZA...

A 10 AÑOS DEL FALLO DE LA CORTE POR LA RECUPERACION Y EL SANEAMIENTO DE LA CUENCA MATANZA RIACHUELO.

☼ A los habitantes de la cuenca,
☼ A mis compañeros de travesía,
☼ A los firmantes del Documento: DESDE EL RÍO

¿QUÉ MOVIMIENTO Y QUÉ CAMBIOS SE DIERON EN ESTOS 10 AÑOS?

¡NOSOTROS CAMBIAMOS! ¡NO SOMOS LOS MISMOS!

• Nos reconocimos como sujetos de NECESIDAD y sujetos de DERECHO.

• Generamos participación comunitaria.

• Construimos ciudadanía.

• Construimos pensamiento crítico.

• Devinimos, de sujetos individuales a sujetos colectivos.

• Hemos construído un espacio social en el que nos encontramos los actores.

• Comprendimos que la responsabilidad de las decisiones que afectan de manera significativa la vida de una sociedad es del Estado.

• Somos sujetos u organizaciones que adquirimos la capacidad de introducir un tema de debate en la agenda del Estado que es fundamento básico de la política.

• Desencadenamos un proceso, que hoy puede ser visibilizado y que tendrá más temprano que tarde, consecuencias en el plano social, político, económico y cultural.

• Hemos aprendido a hacer circular saberes y conocimientos para construir colectivamente.

• Sabemos que en el resultado del debate, tenemos la oportunidad de intervenir todos, porque todos somos sujetos que conformamos ese Estado.

• Estamos al tanto de que nuestras intervenciones se prolongarán hasta alcanzar algún tipo de consenso o acuerdo, hasta ser tomado por la autoridad decisoria para ser transformado en una norma política que deberá ser cumplida.

• Tenemos claro que no somos los “SIN VOZ”, como el poder hegemónico nos quiere hacer creer. Es el poder hegemónico el que no nos habilita micrófono.

• Aprendimos a gritar, aún en el recinto de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y aún a riesgo de ser expulsados de ese espacio “sagrado”, cuando sabemos que lo que allí se cocina y versa sobre nuestras vidas no nos habilita a decir lo que tenemos para decir... (lea texto completo)



Todo el relato de ACUMAR es tributario del realismo mágico de García Márquez, contrastando con Villa Inflamable y su diarios de olores (como gran política de Estado de un organismo preocupado por la población).

No hicieron nada nuevo, sólo copiar y pegar datos del 2010, o sea, datos del censo del INDEC de Cristina, justo del día que murió Néstor. Todo es en base a esa fecha que parece no les resultó "pesada herencia", ni dijeron el "INDEC mentiroso".

En suma, no hicieron nada. La información está desconectada entre sí, sin referencia geográfica de cada uno de los 638 barrios de la cuenca, relacionados con el radio censal de empresas o agentes contaminantes que impacten en cada barrio, según localización o distancia, para cruzar datos y unificar un plano síntesis, nada.

Además, los planos no son legibles, se pixelan al intentar aumentar el tamaño. Otro tema no menor es que dichos planos otra vez anulan la desembocadura del Riachuelo. Es decir, hay una cuenca de un río sin salida de agua. Plano que ya cuestionamos hace rato, debido a que desaparece Villa Inflamable en Avellaneda,  o Lamadrid en La Boca, o Rodrigo Bueno, que sin embargo, están en la causa. Todo un relato Macondo.



REPORTAJE DEL ARQUITECTO GUSTAVO CAÑAVERAL A CLAUDIA ESPÍNOLA






DICE ACUMAR... (página 57)

... El análisis del riesgo ambiental a nivel general señala que en al ámbito de la cuenca hidrográfica del Matanza Riachuelo más del 90% de la población se encuentra en alguna categoría de riesgo. Al analizar el riesgo diferenciado por niveles, este estudio muestra que un 70% se encuentra en niveles de riesgo bajo y medio, mientras que aproximadamente un 23% (891.764 personas), se encuentra en niveles de riesgo altos o muy altos (ver Tabla 28).

Los niveles de riesgo ambiental difieren considerablemente cuando se los analiza en términos espaciales por tramos de Cuenca (ver Tabla 29). La Cuenca Alta presenta el menor nivel de riesgo (bajo, medio y alto) y no presenta riesgo alto. 

La Cuenca Media, en contraste, presenta los mayores niveles de riesgo ambiental, donde 718.835 personas se encuentran en riesgo alto y muy alto (33% de la población de cuenca Media). 

En la Cuenca Baja, 156.511 personas están expuestas a niveles de riesgo altos y muy altos.

En cuanto a los valores por partido, se observa que el riesgo ambiental alto/muy alto se concentra en primer lugar en La Matanza con 526.144 personas y, en un segundo lugar, Lomas de Zamora y Esteban Echeverría, con 108.537 y 107.859 respectivamente (ver Tabla 30)...


Documento completo...





ADEMÁS...






LEA TAMBIÉN...


PROYECTO VIVO
RIACHUELO CORREDOR TURISTICO PRODUCTIVO RIBEREÑO


DOCUMENTO: "DESDE EL RÍO: Organización Popular para la Transformación de la Cuenca Matanza-Riachuelo. El Riachuelo ¿Para qué? ¿Para quién? y ¿Con Quiénes?"


7 AÑOS SIN BARCOS
Otro año más sin navegación libre en la cuenca. Ya van 7, desde que la navegación en el Riachuelo fue prohibida por el juez Armella...


ACUMAR, VERGüENZA NACIONAL
La corrupción mata... es la ineficacia de los funcionarios que malgastan millones de pesos inútilmente mientras la población padece en... 


LA CORTE, ACUMAR, LA NACIÓN Y LAS MENTIRAS
El diario LA NACIÓN miente y confunde. No hay ninguna familia beneficiada por ninguna política oficial. Habría 18.000 familias felices algún día...


OTRA AUDIENCIA, OTRA VEZ ACUMAR, OTRA VEZ NADA
La Corte Suprema de Justicia había designado en julio de 2008 al juez Luís Armella , titular del Juzgado Federal de...


LA INSOPORTABLE LEVEDAD DE ACUMAR


GLADYS GONZÁLEZ, LA CONTAMINADORA


ACUMAR RECOMIENDA: "NO CORRAS, NO EMPUJES, NO GRITES"


ACUMAR y Las Letanías del Doctor PONCIO PILATOS


LA CONTAMINACIÓN DE VILLA INFLAMABLE LLEGÓ A EUROPA


DES-LIMITES, el valle del Riachuelo-Matanzas








sábado, 15 de septiembre de 2018

PATRIA GRANDE: MENTIRAS ACÁ, VERDADES ALLÁ





Los medios de confusión hegemónicos, responsables de las mentiras cotidianas en nuestro país (que ocultan la ineficiencia de los gobiernos nacional, provincial y municipal de Cambiemos: ↓mauricio, ↓maría eugenia, ↓horacio), no nos informan los logros de nuestros vecinos de acá nomás, al lado de Salta y Jujuy. 

Nos deja un sabón amargo, saber que podríamos tener desarrollo sustentable, trabajo, justicia social e independencia económica si la decisión política no fuera hacer negocios con los amigos del poder y arrodillarnos ante el FMI... 

Hay un modo de salir del laberinto neoliberal: lxs trabajadorxs organizados se movilizan, luchan y proponen soluciones. Docentes, estudiantes, médicxs, camioneros, bancarios, astilleros, gráficxs, Actores, científicos, trabajadorxs del Estado y otros, nos marcan el camino...



ACÁ...

Macri inauguró una planta eólica que no funciona y es de Nicolás Caputo

A su propio concepto del “crecimiento invisible”, el presidente Mauricio Macri le sumó ayer en Achiras la inauguración de una planta eólica inconclusa que no funciona, y que además es propiedad de su amigo Nicolás “Nicky” Caputo, quien ganó la licitación en noviembre de 2016. Un (muy) entusiasta Juan Schiaretti lo recibió en el aeropuerto de Las Higueras y lo acompañó en su recorrida. El gran ausente fue el dueño de casa: Jorge Otamendi, el intendente de la localidad, a quien ignoraron.



ALLÁ...

Bolivia inauguró la mayor planta de energía alternativa en su historia

El presidente del Estado, Evo Morales Ayma, junto al vicepresidente, Álvaro García Linera, inauguró la planta fotovoltaica más grande del país, ubicada en el municipio de Uyuni, perteneciente a la provincia Antonio Quijarro, del departamento de Potosí, la misma se compone de 196.952 módulos fotovoltaicos, instalados en 105 hectáreas de terreno, con una inversión de 512.327.385 bolivianos, para la generación de 60 megavatios por mes.



MORALEJA...

→ LOS INTEGRANTES DEL GOBIERNO SON SOCIOS DEL FMI. CON ESO SE ASEGURAN PODER ADUEÑARSE DE TODO, ESO SÍ, SIN POBLACIÓN ADENTRO, YA QUE VA DESAPARECIENDO CON DESOCUPACIÓN, HAMBRE Y GLIFOSATO. CONSTITUYE LA SIMPLE APLICACIÓN DE UN PLAN HEREDADO, YA PROBADO. SON LOS DEL 55. LA FUSILADORA CÍVICO MILITAR DE 1955.


escuchemos algo, aunque sea desde el minuto 7...
















domingo, 9 de septiembre de 2018

MUERTE + MUERTE, LA SAGA DEL GLIFOSATO






Fabián Tomasi, el ex fumigador de la localidad entrerriana de Basavilbaso que dedicó los últimos años de su vida a luchar contra los agrotóxicos, falleció el viernes 7 de septiembre, tras padecer una neumonía por la que estaba internado desde hacía cinco días.

Se le había declarado desde hacía varios años una polineuropatía tóxica metabólica severa, que le causó una disfunción del sistema nervioso periférico. Contrajo la enfermedad a raíz del contacto con los venenos, ya que, según explicó, nadie le advirtió de los riesgos que corría y trabajaba sin protección. Tomasi fue uno de los personajes retratados por el fotógrafo Pablo Piovano, de larga trayectoria en Página/12, en su libro El costo humano de los agrotóxicos, en el que dio testimonio de las consecuencias del uso de los pesticidas.

Pablo Piovano




El 15 de marzo de 2008, Marie Monique Robin lanzó en Francia su último trabajo de investigación que la llevó a recorrer el mundo. El resultado es: "El mundo según Monsanto", un libro y un documental de dos horas que denuncia los efectos negativos mundiales que provocan los productos agroquímicos y las semillas de soja transgénica que comercializa la empresa más grande del mundo en el rubro. El documental denuncia el impacto económico, ambiental y sanitario que generan las semillas transgénica de soja y el roundup. Argentina tenía 16 millones de hectáreas plantadas con semillas de Monsanto y ya entonces, Robin creía que el país “está marchando hacia un suicidio programado...”


¿Para qué sirve un científico? ¿Para quiénes trabaja, investiga, descubre? En general, los científicos y la ciencia están al servicio de las corporaciones. Pero hay excepciones. ANDRÉS CARRASCO confirmó los efectos devastadores del glifosato y acompañó con su investigación a los pueblos fumigados. Aunque nadie lo escuchó.

Él no se fue, no se exilió, no era un científico repatriado; era un científico ninguneado. ¿Quién dijo "nadie es profeta en su tierra"?

10 de mayo 2014, a los 67 años, ANDRÉS CARRASCO se murió, y muy poco se habló de él, igual que cuando estaba vivo, se lo ignoró nuevamente. Había sido presidente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) entre 2000 y 2001, y fue un reconocido especialista internacional en biología del desarrollo...


.04




.03
TERMINÓ DE CONSUMARSE EL ASESINATO DE FABIÁN TOMASI

O por qué no: "La soja se cobró una muerte", como para emular al recientemente fenecido panfletario Julio Blanck, quien fue capaz de titular "La crisis se cobró dos muertes", cuando la cana mató a Kosteki y Santillán en Avellaneda. Claro, si no hubiese cambiado de barrio...

(a propósito, no lamento en absoluto la transición de este enemigo de la Patria, ni saludo a sus deudos, ni pido una plegaria en su nombre)

Pero la posta es la tristeza, con bronca acumulada, la gana loca de que paguen todos los culpables cuando me entero de la muerte (que digo, asesinato) de Fabián Tomasi, quien estaba resignado esperando a la Parca, en su pueblo pero ahí, a la vista, como un testimonio del desprecio, de la condición humana en su peor expresión... el exfumigador que abandonó la cáscara maltrecha que los sostenía hoy por la mañana, en la ciudad de Basavilbaso.

El pobrecito flaco es uno de los tantos exponentes de las graves consecuencias del uso de los agrotóxicos, responsables últimos de su fallecimiento. Pero que obedece a una cadena de mandos intrincada pues enrieda a políticos, lobbystas, granjeros, empresarios, multinacionales, mercados...

Tomasi, apenas 50 años creo, se transformó en un ejemplo de lucha contra los pulpos del negocio del agro y el uso del glifosato en la producción de alimentos.

Muerto, sacrificado.

Patricio Eleisegui lo hizo protagonista de "Envenenados", libro en el cual describe con crudeza y documentación fehaciente los padecimientos sufridos por muchas víctimas.

Hace apenas un año, llegó al país un franchute, biólogo, Nicolas Defarge, quien luego de trabajar en su país y en el nuestro sobre los efectos nocivos de los agrotóxicos diagnosticó: “Lamentablemente Argentina es un laboratorio de Monsanto, Syngenta y otros, acá todos los OGM 
(Organismo genéticamente modificado) están autorizados y por lo tanto todos los pesticidas asociados a ese modelo también" (Jorgelina Hiba para el diario La Capital de Rosario, del 27 de marzo de 2017). Por ir a un extremo efectista pero convincente: hay productores que enfermaron de cáncer por usar un producto de Bayer, y luego ven que el remedio que tienen que tomar para curarse también es de Bayer. Se entiende la magnitud del tejido donde estamos entrampados...

Defarge, ponderó el trabajo realizado por el equipo de salud socioambiental de la Facultad de Medicina de la UNRosario dirigida el médico paranaense Damián Verzeñassi, que a través de campamentos sanitarios analizó en el terreno los efectos de los agroquímicos sobre casi 100 mil personas. Lo que ha permitido elaborar una foto muy precisa de los efectos tóxicos de la exposición prolongada a agroquímicos en el sur de la provincia de Santa Fe.

¿Se habrá enterado ya el biólogo francés de que ese equipo de médicxs santafesinxs hoy tiene prohibido el acceso al material por ellos investigado? Está bajo custodia en una oficina, y nadie tiene acceso a él. Hasta que se incendie el pabellón de la oficina que tenía en la UNR, digo yo.

Para ser más claro, cuán bruta y abierta es la injerencia de lo privado por sobre lo público, la influencia y el poder de las empresas sobre cualquier ley, funcionamiento administrativo, reglamento de repartición, o de lo que diga cualquiera, que resguarde información oficial, pagada por el Estado.

Porque el Doctor Verseñassi fue despojado de su oficina en la Facultad de Ciencia Médicas de la Universidad Nacional de Rosario, su equipo de investigación de campo reducido, y la amenaza cierta de dejarlo al margen de los campamentos sanitarios y los relevamientos en distintos pueblos de Entre Ríos y Santa Fe para determinar la incidencia del glifosato sobre la prevalencia de casos de cáncer. Justo cuando había ido a La Haya a exponer en un tribunal internacional contra la multinacional Monsanto. Ah, el decano de Ciencias Médicas en ese momento era Ricardo Nidd.

Seguramente alguien, muchos, todos, saben quiénes presionaron para que esos materiales de gran importancia fueran ocultados a los investigadores y a su posible difusión... Y sospecharía que algo tienen que ver con los responsables del largo, lento, doloroso, asesinato cometido con Tomasi.

Larga es la lista de nombres que aparecerán, nos gusten o no, entre los que dejaron entrar a Monsanto al país, y con él sus patentes y tósigos. De quienes celebraron su estada en la Argentina y hasta participaron de inauguraciones de plantas. Larguísima también la de los productores, muy pocas veces difundida, y no sólo de la venenosa soja, ya que lo mismo ocurre con el maíz, y el ganado. Porque no es sólo la soja resistente al glifosato, hay otras plantas como maíz, algodón, canola.

Nombremos algunos de estos ricachones con culpas sin castigo: Manuel Santos Uribelarrea Balcarce, con 173.000 ha y 600 mil tons anuales de producción, es uno de los capos sojeros. Es nieto del exministro de Agricultura del gobierno de Agustín P. Justo, Luis Duhau, junto con Federico Pinedo instigadores del fallido asesinato de Lisandro de la Torre, que recayó al final en el senador Enzo Bardabehere en 1936, por el negociado infame de las carnes con Gran Bretaña (Tratado Roca-Runciman).

O Gustavo Grobocopatel, de Los Grobo, uno de los mayores grupos agropecuarios, que sembró en 2016 más de 90.000 hectáreas en la Argentina, 90.000 en Uruguay y 60.000 en Brasil. La firmita, pobrecita, factura casi 1.000 millones de dólares anuales.

El rubro máiz no le va en saga, como dijimos, y tambien usan venenos monsantos. Hay unos que se la llevan todita: la familia Elsztain, cuyo holding se llama Cresud. Eduardo Elsztain, con sus socios Marcos Marcelo Mindlin y el húngaro George Soros, toman en 1994 el control de la firma. Así, "los Elsztain" incrementan las existencias de tierras en hasta convertirse en los mayores terratenientes de la Pampa Húmeda. Los campos que poseen en los cuatro países donde opera, alcanzan 622.000 has. En la Argentina, destina más de 40.000 has al maíz, un tamaño equivalente a la Capital Federal.

Por este lado también hay que rastrear a los asesinos de Tomasi. Sin olvidar a los laboratorios, cuyos directivos dicen que el glifosato no mata. Y es interesante en este caso reparar en este video donde un hdp llamado Richard Moore, niega que el veneno sea perjudicial y acepta tomar un vaso con él, pero cuando llega el momento se niega rotundamente a probarlo.



(...) Pienso en esos hermanos comiendo lo que la tierra produce, las que fueron las más ricas del planeta y hoy están a punto de convertirse en piedra de tanto veneno acumulado. Asado con sabor a veneno, lechuga, ídem (el glifosato se deposita en las hojas, no entra por las raíces), las galletitas sabor a agente naranja.

Hubo una vez unos chacareros en Alcorta, Bigand, Chabás, Villa Mugueta, Chovet, Cañada, Carcarañá, Salto Grande... que pegaron el grito ante los abusos patronales por los arriendos abusivos, la explotación de los subarrendatarios. Los leoninos contratos, las altas rentas exigidas, la obligación de comprar herramientas e insumos a quienes los terratenientes quisieran, y hasta hacían responsable al trabajador por una mala cosecha. Ya no quedan de aquellos gringos peleadores como el tano Neri, que dicen ayudó a democratizar en algo la pampa, y fundó la Federación Agraria en nombre de los pequeños productores. Que ahora son y piensan como sus viejos enemigos, los terratenientes, aunque tengan tres hectáreas. Sí... defienden los biyetes con animalitos o verde franklin, washigton, hamilton y no recuerdo que otro presidente yanqui tiene los dólares que guardan bajo el colchón, a costa de la muerte de sus congéneres.

¿A cuánto cotiza hoy el Fabián Tomasi muerto, envenenado por los agrotóxicos en Basalvilbaso, Entre Ríos, desparramado por las avionetas de los chacareros para cuidar sus plantitas que alimentan chanchos chinos y les llenan los bolsillos? ¿Un efecto secundario de un remedio que cura el hambre en el mundo?, ¿Es una víctima colateral del progreso? ¿Es fuego amigo el que se cargó su osamenta?

Me pregunto porque me ronda la idea, y no sé si esa mosca zumbona que me inquiere tiene sentido o respuesta: ¿es, Fabián un contracommodity, ejemplo de un género hasta ahora excepcional que se está cocinando en los telares del infierno imperial, un bien o valor fruto de un experimento, de gran costo, cuyo objetivo es llegar a la indiferencia absoluta de todo, del monocultivo integral, sin diversidad en la unidad, sino uniformidad completa? La humanidad privada de su atributo, y dentro de ellas todos indefensos, todos cobayos, todos parte del mismo magma, comiendo lo mismo, viviendo en lugares calcados, bajo autopistas, uniformados, sin destino, al mismo precio, en el mercado de las ratas.

Eso quieren, lo que cueste menos, lo que les salga más barato, y les permita acumular todo a costa de lo que fuere. Hay un pecado mortal que lo representa: la avaricia.

¿Quien paga lo que nunca se paga?, ¿quien se hace responsable de este sufrimiento infligido a uno de los suyos por un sistema, admitido por gobiernos, por una sociedad, por un vecindario, por unos mangos más? ¿Garpa la bolsa cerealista de Rosario?

¿Garpa Felipe Solá, ministro de Menem, que permitió la introducción en el país de la soja transgénica y el Roundup?

¿Garpan los gobiernos que desde 1994 hasta hoy, hicieron la vista gorda ante el desastre del herbicida por ignorancia, conveniencia, ideología, pactos comerciales?

¿Garpa Cristina, cuando en nombre de la soberanía alimentaria, en 2012 grava la exportación de soja como para que se justifique la alianza entre Monsanto y su gobierno, o que anuncie el desarrollo de una semilla transgénica "nacional" (Intacta RR2 Pro), la nueva soja de Monsanto?

¿Garpan los guachos sin redención de la Facultad de Medicina de la Universidad de Rosario, que escondieron las investigaciones hechas sobre los efectos nocivos de estos tósigos? ¿Y los brockers, que bajan o suben el precio del commodity sin haber visto nunca un poroto de soja, solo por lo que muestran en la pantalla las cifras de los mercados?

sin olvidar al ubicuo Lino Barañao, el agente por antonomasia de Monsanto-Bayer, ya que se han fusionado.


    ...“No descubrí nada nuevo. Digo lo mismo que las familias que son fumigadas, sólo que lo confirmé en un laboratorio”, solía decir Andrés Carrasco. Y comenzó a ser invitado a cuanto encuentro había. Desde universidades y congresos científicos, hasta encuentros de asambleas socioambientales y escuelas fumigadas. Intentaba ir a todos lados, restando tiempo al laboratorio y a su familia.
    También ganó muchos enemigos. Los primeros que le salieron al cruce: las empresas de agroquímicos. Abogados de CASAFE (reúne a las grandes corporaciones del agro) llegaron hasta su laboratorio en la Facultad de Medicina y lo patotearon. Comenzó a recibir llamadas anónimas amenazantes. Y también lo desacreditó el ministro de Ciencia, Lino Barañao. Lo hizo, nada menos, que en el programa de Héctor Huergo, jefe de Clarín Rural y lobbysta de las empresas...

Hace unos días, el concejal justicialista Osvaldo Miatello respondió al ahora degradado secretario de Ciencia y Tecnología de la Nación, quien de paso por la ciudad afirmó que los concejales rosarinos que prohibieron el uso del glifosato “carecían de información adecuada” para tomar tal decisión. Miatello, preside la comisión de Ecología del Concejo Municipal, y apura a Barañao; “desconoce el principio precautorio”, que es un argumento legal que explicita que en caso de sospecha de daño provocado por alguna sustancia —en este caso el glifosato— hay que demostrar su inocuidad antes de usarlo, y no utilizarlo hasta que se demuestre su inocuidad. “El ministro dice que no está demostrado que ese herbicida hace mal, pero se olvida del principio precautorio que establece que tiene que ser al revés: primero hay que demostrar que determinada sustancia no hace daño”, según reportaje reciente leído en la web de Funda Vida.

La Argentina está entre los cuatro productores más grandes del planeta, pero la soja parece nuestra peor enemiga. Porque antes que nada, la planta es enemiga de la tierra, a la que le quita los nutrientes, el nitrógeno, y le devora la capa humífera, que en el norte de Buenos Aires, el sur de Santa Fe y en esa parte de Entre Ríos, también en otros sitios del país, antes de la llegada de esta planta maldita, tenía más de un metro de espesor... algo único, amigxs.

Aunque me importen un bledo en general, los agricultores son usados por las empresas en su competencia por producir ganancias -ganancias dije, no alimentos–, algo como bien sabemos, condiciona la soberanía de los países, y no sólo la alimentaria.

Ver hoy el efecto devastador producido en el suelo por el abuso, la exigencia, la verdadera explotación con sufrimiento y tortura y encadenamiento de la tierra madre, es desolador. Duele verle los huesos a la tierra, sin su pulpa de humus, cuando alguien levanta un campo... Necesita años de recuperación, queda como un pozo, donde manda la arcilla marrón. Dan ganas de llorar. O se llora nomas.

Con tres cosechas anuales, sin barbecho, engordada a nitrógeno, cuyos residuos de agrotóxicos llegan a las napas, a las corrientes de arroyos y ríos, a las costas del Paraná, al cuerpo de pacúes, surubíes, bagres, sábalos, al agua del río (pariente del mar) donde se pesca y es lo que se come en los restoranes de la costa...

El agua del Paraná Viejo, con la que hasta hace 25 años las familias hacían un pan especial, cuyo secreto estaba en las manos trabajadoras y en el agua que llegaba con sabor a río de veras, que tenía sabor a sábalo sin adobar, mezcla de verduras sumergidas, algas, crustáceos invisibles, fondos de arena, fuga de alevinos en cardumen, de tierras y sales arrastradas, del misterio llegado de la selva del norte. De allí nacía, ya no nace, el inolvidable perfume y sabor y textura del pan dulce del ruso (ruso de veras) Boris, que vivía en la isla, frente a Rosario, hasta donde íbamos algún sábado con la lancha a comprarle sus manjares de la tierra del agua. Un agua que hoy tiene más plomo, clorados y oreros componentes densos y nocivos presentes en los agrotóxicos que el suelo donde crece la soja.

Fabián Tomasi es más que su nombre por ahora, la foto que revela el costado mortal del modelo de producción agrícola del país, que puso en Entre Ríos su primer pie.

Tomasi, peón de fumigación con agroquímicos sobre cultivos transgénicos es otro más, el más oloroso, el que nos hace preguntar cómo se sostiene un país con un modelo que mata a los propios, como la inclusividad de la que disfrutamos olvidó y excluyó a los más desafortunados, los más ocultos, que no tiene más defensa que el esqueleto a la vista justo cuando les está por llegar el final, la hoguera, la ofrenda, el sacrificio que el negocio ofrece como prenda, al Malo. O como dijo el asesinado, con toda lucidez: " “Los afectados venimos a ser los efectos secundarios de los remedios, estamos dentro del proyecto de lo que debe ser, somos parte de lo planificado”.







.02



.01
Bayer compra a Monsanto por 66.000 millones de dólares

Desde 1962 hasta 1971, durante la guerra de Vietnam, el gobierno de Estados Unidos llevó adelante la “Operación Ranch Hand”, una avanzada militar inspirada en el uso británico de sustancias tóxicas durante la llamada “Emergencia Malaya” de la década del 50. En el transcurso de la maniobra se rociaron más de 80 millones de litros de defoliantes y herbicidas sobre zonas rurales del país asiático en un intento por privar al Viet Cong de alimentos. Tras unos 20.000 vuelos de combate, el gobierno vietnamita estima que 400 000 personas fueron asesinadas o mutiladas y 500.000 niños nacieron con malformaciones congénitas como resultado de su uso. Aunque el gobierno de Estados Unidos ha rechazado estas cifras como poco fiables y poco realistas, la Cruz Roja calcula que hasta 1 millón de personas son discapacitadas o tienen problemas de salud debido al llamado “Agente Naranja”.

El Agente Naranja fue uno de los herbicidas utilizados por los militares estadounidenses para la operación. Es una mezcla 1:1 de dos herbicidas hormonales, 2,4-D y 2,4,5-T que, tal como se denunció posteriormente, estaban contaminados con TCDD, un compuesto de dioxina extremadamente tóxico. Se le dio ese nombre por las franjas de color naranja en los barriles utilizados para su transporte. La empresa encargada de fabricarlo, a pedido del Ministerio de Defensa, fue la que hoy se encarga de la alimentación de gran parte del planeta: Monsanto.

El Zyklon B es el nombre comercial de un pesticida a base de cianuro que se usó para controlar los parásitos responsables de la extensión de brotes de tifus en los campos de concentración nazis durante la Segunda Guerra Mundial. A través de un proceso de ensayo y error acabó convirtiéndose en uno de los principales instrumentos de la “solución final”. En enero o febrero de 1940 se utilizó sobre 250 niños gitanos de Brno en el campo de concentración de Buchenwald. En septiembre de 1941 se realizaron experimentos con Zyklon B en Auschwitz I. El 3 de Septiembre de ese año, 600 prisioneros de guerra soviéticos fueron gaseados con el pesticida, siendo ésta la primera experimentación con gas en aquel campo de concentración polaco.

El Zyklon B era fabricado por la compañía alemana IG Farben, unión de numerosas empresas entre las que estaba, mayoritariamente, la farmacéutica Bayer.


→  A partir de 2016, estas dos empresas se fusionaron y es probable que se estén a cargo del futuro de la alimentación global. Bayer adquirió Monsanto por 66.000 millones de dólares o 128 dólares por acción en metálico. Se espera que la operación esté cerrada para finales de 2017: Bayer hará una ampliación de capital y contratará un crédito puente de 57.000 millones de dólares de los bancos Merrill Lynch, Credit Suisse, Goldman Sachs, HSBC y JP Morgan.

La unión Bayer-Monsanto no es la primera del sector químico, que ya ha visto como los gigantes DuPont y Dow Chemical acordaron su fusión y la china ChemCHina se hizo con la suiza Syngenta...





NOTAS DE LA SAGA DEL GLIFOSATO...











sábado, 8 de septiembre de 2018

¡¡¡ CUIDADO CON EL SEÑOR RODRÍGUEZ !!!




    El señor Rodríguez es peligroso, se mueve en las sombras con su cara de piedra, su sonrisa sardónica, su cinismo invulnerable. Tiene un traje de amianto que lo protege del pensamiento crítico. Arregla las calles que ya arregló el año pasado, una y otra vez. Gasta millones en publicidad y periodistas adictos para poder hacer la plancha mientras arde la provincia de María Eugenia, y naufraga la nave de Mauricio. Pareciera que en la CABA no pasa nada, pero se la están llevando en carretilla...  
    Por eso insistimos: ¡Cuidado con el señor Rodríguez!

Si habla de "Ciudad Verde" no queda una Plaza, y te meten un Yopin...

Si habla de Ciudad Ecológica, seguro vamos a una central nuclear en el obelisco, o bien promueve
la incineración de basura en el éjido urbano con sus ricas y perfumadas emanaciones...


Si habla de un superultramoderno edificio en la Villa 31 para sus socios del FMI, seguro que el Puente Morandi de Génova queda chico, como analizamos en ocasión del derrumbe de la viga en el viaducto del FFCC San Martin...


Si habla de EcoParque, es un PROYECTO INMOBILIARIO, donde NO HAY LUGAR PARA ANIMALES, que irán muriendo rápidamente, ya que el santuario de animales en Brasil, adonde irían a  parar sólo existe en su imaginación, no casualmente, en el exzoológico ya no están más la jirafa, el elefante, el rinoceronte…, suerte que tiene.

Si habla del SUBTE, el gobierno del cual forma parte prometió 10 Km de tendido de subte por año, hoy sólo le pedimos que viaje en la línea B, en los “nuevos coches” de segunda o tercera mano, comprados a España, que no se adaptaban a nuestros túneles y por los cuales hubo de gastarse más que uno Francés de última generación, que viaje una vez en esos inenarrables coches, de un diseño enfermo, que NO SIRVEN y quedan muy atrás de nuestros venerables integrados producidos en la decada de 1960, ¿comprarlos a España?, bueno alguien sacó ventaja, por cierto NO los cientos de miles de sufridos usuarios, que a diario tienen que padecerlos.

SABEMOS QUE TODO LO QUE DIGA EN CLAVE DE “PROGRESO” SON EN REALIDAD NEGOCIOS CON Y A PESAR DE LA CIUDAD.






.4

Hoy, el gobierno del señor Rodríguez, intendente de la Ciudad Buenos Aires, trabaja en la modificación de dos cuerpos normativos que rigen el núcleo de la actividad económica más importante para el macrismo en la ciudad: el mercado inmobiliario. Se trata del Código de Edificación y el Código de Planeamiento Urbano (o “urbanístico” como se lo denomina para embellecer la reforma).
Por un lado el Código de Edificación define “cómo y con qué materiales se puede construir en la Ciudad, además de establecer estándares mínimos de calidad: habitabilidad, seguridad y tecnología de las construcciones”. Por el otro el Urbanístico rige sobre “todos aquellos asuntos relacionados directa o indirectamente con el uso del suelo (…) y con todos aquellos aspectos que tengan relación con el ordenamiento urbanístico del territorio de la Ciudad”.

El Código de Edificación data de 1943 y, si bien cuenta con modificaciones parciales, fue pensado para otra ciudad, para otra sociedad. Este es un motivo esgrimido por el PRO para su modificación. No obstante, se trasluce que no es la causa principal por la cual se toma esta iniciativa, ya que el grueso de las modificaciones propuestas apuntan a facilitar más las condiciones de producción del mercado inmobiliario.

Los ejes principales de la propuesta oficial

Entre los argumentos más repetidos por los portavoces de la reforma macrista, figuran varias iniciativas para hacer un “proceso administrativo ágil y transparente”. De esta manera se flexibilizan normas para que las empresas constructoras puedan avanzar más rápido.

Es por ello que también plantean poner a disposición del Poder Ejecutivo un aspecto central: el “Reglamento técnico” será creado por ley pero su contenido podrá ser modificado por las autoridades a cargo, según sus propias visiones (e intereses). De esta manera pueden evadir el difícil trámite de los debates legislativos que, para estas ocasiones requieren encima de una “doble lectura” (y la aprobación con 40 votos, previa audiencia pública).

Luego, el planteo es la modernización del código para adaptarlo a las necesidades de la sociedad actual, donde aparecen muchas novedades. Por ejemplo la “inclusión de política de género” en torno a los sanitarios, algo realmente novedoso. El tópico de “movilidad sustentable”, que prevé espacios para bicicletas en los edificios. La incorporación de diferentes diseños sustentables (techos verdes, reutilización de aguas, ahorro de energía, etc). Sin embargo, cada uno de estos puntos pueden repercutir en un incremento de los gastos de las familias, como las expensas.

En cambio, el punto que más problemático se presenta es el de la modificación de los criterios de “habitabilidad”. En este aspecto, la propuesta oficial plantea la reducción de las “medidas mínimas” en un 10% según explican los funcionarios en las reuniones establecidas para difundir la reforma. Así, los monoambientes más pequeños que tenían un mínimo de 20 m2, pasarían a poder construirse en 18 m2.

Por lo tanto, mientras con el código urbanístico se busca ampliar la “capacidad constructiva” de cada parcela del suelo de la ciudad porteña (lo cual tendrá como principal efecto una suba en su precio y por lo tanto, a la larga, una mayor concentración), con el de edificación se buscará reducir las unidades, posibilitando mayores niveles de ganancia para las empresas del sector.

Frente a estas discusiones, más de 100 organizaciones han firmado una solicitada para rechazar estas modificaciones. “Estos Códigos desatienden los principales problemas de la Ciudad y sólo están orientados a garantizar el desarrollo del negocio de la construcción y del mercado inmobiliario sin tener en cuenta el colapso de los servicios públicos y el detrimento de la calidad de vida y ambiental de los porteños”, sostienen.

Para discutir esta propuesta convocan a asistir el 5 de junio a la principal audiencia pública convocada por el Ejecutivo porteño en cumplimiento de una sentencia judicial que los obligó a realizar debates amplios y participativos. La misma se realizará en el auditorio de la sede de gobierno, en el barrio de Parque Patricios.





EL MINISTRO DE DESARROLLO URBANO Y TRANSPORTE DE LA CABA
FRANCO MOCCIA
ES ECONOMISTA, Y TRABAJÓ EN TECHINT Y CITIBANK 
¿ENTENDÉS?



.3

Análisis del arquitecto Gustavo Cañaveral, en el programa "A Pesar de Todo", en Radio La Voz, www.rlvradio.com.ar







.2 → 

Código urbanístico: ¿ciudad para el mercado o ciudad para las personas?

La estructura de poder de Cambiemos se sostiene, sin lugar a dudas, sobre la base de acuerdos con sectores del poder económico que les permite generar negocios a las empresas propias y a las de sus amigos.

Este modus operandi viene siendo el marco general donde se encuadran sus acciones y la brújula que direcciona los beneficiarios de sus políticas. En este sentido, las diferentes gestiones del macrismo en la Ciudad de Buenos Aires han sabido -hace ya más de 10 años- impulsar grandes transformaciones impopulares que generan poco beneficio para las vecinas y vecinos de la ciudad. Bajo este mismo esquema se enmarcan las transformaciones del Nuevo Código Urbanístico que Rodríguez Larreta busca aprobar con su mayoría absoluta en la Legislatura Porteña.

¿Por qué es necesario repensar el Código Urbanístico? (erróneamente llamado Ambiental)

El código vigente, cuya última modificación importante data de comienzos de la última dictadura, persigue una visión autoritaria y excluyente de la ciudad, y está regido por los principios del transporte individual (léase miles de autos en grandes autopistas) en detrimento del público. Durante más de 50 años, este código posibilitó que la ciudad se acentúe como un terreno para los negocios inmobiliarios, un fenómeno que fue acentuando progresivamente la desigualdad entre los vecinos.

Esto sucede básicamente porque, en un contexto de Estados (Municipal y Nacional) ausentes, los agentes del mercado deciden invertir solamente en aquellos proyectos que le generan mayor rédito económico; es decir, los proyectos orientados a las élites económicas. Está comprobado que la consecuencia directa de este modelo urbano inmobiliario es la segregación socioespacial, la pauperización de la calidad ambiental urbana y la expulsión de los habitantes de sus barrios y la ciudad.

Cambiemos justifica que su intervención está direccionada a atender problemas ambientales, de transporte público, diversidad de usos y -sobre todo- de paisaje urbano. Si bien estas justificaciones son súmamente válidas y el proyecto no garantiza que la ciudad se transforme en un espacio justo y sustentable.

Según datos del último Censo Nacional de Población y Vivienda (realizado en octubre de 2010), la CABA presenta casi un 25% de viviendas ociosas (es decir, sin gente que viva en ellas), siendo esta situación más acentuada en barrios céntricos -donde muchas viviendas se usan como oficinas- y levemente menor en barrios más populares. En concreto, la ciudad disponía hace 8 años de más de 340.000 viviendas desocupadas repartidas por toda la ciudad; este número representaba entonces casi dos veces la cantidad de personas viviendo en condiciones deficitarias. (Y DEJA AL DESCUBIERTO QUE LA VIVIENDA NO ES MÁS PARA HABITAR SINO UN BIEN DE INTERCAMBIO. NEGOCIOS, Y MÁS NEGOCIOS...)

Paralelamente, en la ciudad crece muy rápidamente el porcentaje de personas que tiene que alquilar viviendas porque no puede acceder a una casa propia: en 2001 los inquilinos representaban un 22,1% y en 2016 ese porcentaje trepó al 35%. Contradictoriamente, se construyeron más de 150.000 viviendas en los últimos 10 años. Más aún, los cálculos indican que el nuevo código podría albergar la duplicación de metros cuadrados de vivienda construidos, para que en la ciudad puedan vivir el doble de personas. ¿Se imaginan el colapso de las infraestructuras de transporte, energía, cloacas, etc. al que eso podría llevar si se continúa sin hacer las inversiones correspondientes? Vale aclarar, que el otorgamiento de estas nuevas posibilidades constructivas no viene acompañado de mecanismos reales de captura de la plusvalía generada por dicho cambio y que no contemplan la función social de la propiedad.

Estos indicadores, que demuestran el avance del negocio inmobiliario en la ciudad particularmente para la vivienda, se replican en indicadores de espacios públicos, transporte, acceso al trabajo, etc., y van en detrimento de las necesidades de sus vecinos y vecinas de vivir en una ciudad que sí les es propia y donde puedan desarrollarse como individuos diversos.

A la par que el Gobierno de la Ciudad avanza con su proyecto de nuevo código, las vecinas y vecinos porteños y distintas organizaciones sociales han buscado los mecanismos legales para discutir abierta y seriamente el proyecto. Estas discusiones se llevaron a cabo en las diferentes sedes comunales, en centros culturales, en plazas y en la misma Legislatura Porteña; del proceso surgieron productos elaborados como los “12 Puntos Básicos de la Propuesta Urbano Ambiental Vecinal” elaborada por un grupo de vecinos y vecinas llamado Movimiento Comunero o documentos como los presentados por el CELS o la Defensoría del Pueblo, entre otros.

A su vez, las vecinas y los vecinos se muestran muy preocupados del uso “marquetinero” que se les da a las instancias institucionales generadas. En primer lugar, el Gobierno de la Ciudad busca llamar “participación” a un proceso donde lejos de haber una lógica de retroalimentación de ideas, los funcionarios públicos comunican el proyecto y -en el mejor de los casos- escuchan algunas preocupaciones. En segundo lugar, las audiencias públicas convocadas para debatir el proyecto, quienes presidían las comisiones que llamaron a debatir se negaron a llevar cualquier tipo de registro (taquigráfico, sonoro o de video) y pocas veces se los vio escuchando a los exponentes y no hablando entre ellos. No faltaron luego las publicaciones en redes sociales oficiales de las caras de las vecinas y los vecinos, obviamente sin su voz.

Encontramos que en la ciudad se da la disputa entre dos modelos de ciudad: uno que responde a la lógica mercantil y que se representa en la gestión de Cambiemos en la ciudad; y otro que es demandado por las organizaciones sociales, los centros de estudios especializados y las vecinas y los vecinos. En este sentido, el Gobierno de la Ciudad necesita repensar sus lógicas de participación para poder recolectar de manera real las necesidades de la ciudadanía y resignar el proceso de hacer negocios para unos pocos con el espacio y la ciudad de muchos. Aprobar el proyecto de Código Urbanístico propuesto por Larreta, de espalda a la sociedad y en proceso nacional de burbuja financiera, puede ser muy peligroso.

Martín Lemma, arquitecto, doctorando en Estudios Urbanos
Delfina Rossi, economista, doctoranda en Cs. Política




.1 LEA ADEMÁS...






NUEVO CÓDIGO DE PLANEAMIENTO URBANO 
EN LA CIUDAD DE LA TRANSA




.0 → NOTAS RELACIONADAS...






OTRO ROBO EN LA CABA:
LA AGENCIA DE BIENES DEL ESTADO S.E.



MILLONARIA ESTAFA
IMPROVISACIÓN Y MARKETING PRO




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...