ACTUALIZACIÓN

HOY ACTUALIZAMOS LA NOTA SOBRE EL POLÈMICO SOTERRAMIENTO DEL FERROCARRIL SARMIENTO: «LA GRAN ESTAFA DEL SOTERRAMIENTO»

sábado, 6 de septiembre de 2014

DEMOLICIONES MACRI S.A.




Boulogne Sur Mer 736




El PRO busca quitarle protección a 138 inmuebles que habían sido catalogados como patrimonio de la Ciudad de Buenos Aires. Lo justifica en que supuestamente carecen de valor "o porque su estado actual no amerita su catalogación". Así lo indica un proyecto aprobado ayer en la Comisión de Planeamiento de la Legislatura porteña (con dictamen de minoría rechazándolo), en relación a lo que estipula la Ley 3.056, que insta a relevar todas las propiedades de la Capital Federal que sean previas a 1941 para que se evalúe si son patrimonio histórico y cultural. En ese caso, no se deben tocar.




El los barrios de Núñez y Belgrano, Mauricio Macri sigue haciendo lo contrario de lo que se debe hacer para evitar las inundaciones...



En marzo 2014, Gisela Carpineta reflexionaba: "Por la presión de los lobbies inmobiliarios, la burocracia legal o las aplicaciones abusivas del derecho de propiedad, la realidad es que lejos quedó aquella “tierra florida donde mi vida terminaré” a la que le cantaba Carlos Gardel. Hoy la Ciudad tiene un paisaje muy distinto al que actuó como fuente de inspiración de escritores como Roberto Arlt, Jorge Luis Borges o Federico García Lorca: moles de cemento, torres descomunales, rascacielos de vidrios y plazas convertidas en playas de estacionamiento, son ejemplos del “modernismo” que parece marcar el futuro de Buenos Aires".

"La casa de los poetas Alfonsina Storni y Evaristo Carriego, el caserón donde murió el ex presidente Roque Sáenz Peña, los adoquines de muchas callecitas de Buenos Aires, el arbolado de la Avenida 9 de Julio, símbolos del paso del Art Nouveau en la Ciudad, o míticos bares porteños como 36 Billares o la Confitería Richmond: todo se perdió ante el avance demoledor del mercado inmobiliario. Pese a estar protegidos como patrimonio de la historia de la Ciudad, algunos de estos lugares únicos e irreemplazables que conforman la identidad porteña son ejemplos de la infinita lista de propiedades demolidas legal o ilegalmente, intervenidas de manera destructiva o que están cerca de correr con la misma suerte".





En noviembre del año pasado se aprobó en primera lectura el proyecto de ley del jefe de Gobierno, Mauricio Macri, que daba la lista de los inmuebles a proteger, en base al análisis que había efectuado el organismo oficial: el Consejo Asesor de Asuntos Patrimoniales (CAAP). Resultaron ser 2034.

 Lo singular es que la Ciudad cuenta con 154.437 inmuebles previos a 1941, según admitió el propio Ejecutivo en su Resolución 29/DGIUR/14, de los que el CAAP en 6 años trató 16.739 casos, apenas un 10% del total.

Sin embargo, el macrismo (02.09.14) en la Comisión de Planeamiento, al momento de tratar el texto a ser aprobado en segunda (y definitiva) lectura, decidió achicar aun más el listado de 2.034, y dio de baja a 189 inmuebles por estar incluidos en otros proyectos de ley y 138 que no tendrían valor patrimonial, a pesar del reclamo de numerosos vecinos que llegaron al Salón Perón. Ahora podrían ser derrumbados sin permiso.

En Tiempo Argentino, Mónica Capano, del Observatorio de patrimonio y Políticas Urbanas y asesora de la legisladora Gabriela Alegre (FPV), denunció: "Esas listas no las sometieron a asesores. Recortan todas esas propiedades sin razones. Es una nueva maniobra de hechos consumados."

Un ejemplo es un petit hotel con departamento que dan a un jardín interno en Billinghurst 2451.

 Casi todas las descartadas tienen dos pisos o menos. Una de las más emblemáticas es la de Gallo 555, creada por el arquitecto milanés "antiacademicista" Virginio Colombo. No sólo por su valor histórico (está incluida en el Área de Protección Patrimonial Mercado del Abasto), sino también porque cuenta con un proyecto de ley que impulsa su protección, a cargo de los diputados Alegre y Edgardo Form.


Gallo 555


También figura una casona antigua enorme en Amenábar 1457, un pequeño palacio en Belgrano 2186, la ex fábrica Volcán en Av. Cobo 1631; preciosas piezas como las de Laprida al 1100 y Güemes al 4600, e incluso el ex Cine Aconcagua, al que los vecinos intentan resurgir.



Casos específicos y cuadras enteras

Un caso curioso es el de Bustamante, entre Santa Fe y Arenales. Esta típica vivienda italianizante de dos pisos, ocupaba un buen espacio, a tal punto de tener 5 entradas. Sólo catalogaron una de ellas, la de numeración 1850. Todo el resto del inmueble fue derribado y hoy se construye una torre de 20 pisos.

En los listados que presentó el oficialismo porteño se distinguen cúmulos de inmuebles de determinadas zonas. La Boca y Palermo son dos de las más afectadas. En La Boca es clara la tendencia, porque reúne a 40 de las 138 desestimadas, y se nuclea especialmente en dos tramos: los de calle Olavarría numeración 611, 619, 627, 651 y 691, y las cuadras de 1100 y 1200 de Magallanes cercano al corredor turístico de Caminito. Capano advirtió: "En La Boca arrasan con cuadras enteras cuando ostentan piezas que dan cuenta de una realidad barrial identitaria."



Del Plata

También sacaron del listado de edificios representativos al Mercado del Plata, actualmente en venta, lo que le permite al comprador hacerle cualquier modificación interna o externa, sin necesidad de pedir permisos.





La demoliciones son un triunfo del mercado, un ariete permanente del neoliberalismo residual que nunca se fue, y vuelve con más fuerza con los buitres de adentro y de afuera.

Hay dos ciudades bien diferenciadas, por lo menos, una rica y vistosa, otra pobre e invisible.

El sábado pasado, mientras el pueblo del barrio de La Boca festejaba su bullicioso cumpleaños 144 a ritmo de murga, sobre la avenida Almirante Brown, desde Olavarría hacia el Río, con innumerables carpas de instituciones y organizaciones barriales, y el enorme y querido Transbordador sobre el escenario; a no más de 300 metros, en Caminito, turistas y connacionales ignoraban por completo qué sucedía a los pies del histórico puente.

Una triste postal que se repite a diario en cada rincón de la ciudad más rica y más injusta de la Argentina: por un lado la "Buenos Aires Ciudad" con policía Metropolitana con uniformes copiados de la City of London Police, que sonríe a los visitantes cámaras en mano fotografiando conventillos.




Por otro lado, esa misma policía Metropolitana muestra su cara más cruel (la verdadera) reprimiendo y destruyendo las humildes casitas del barrio Papa Francisco, en Villa Lugano, para ejemplarizar que con la tierra no se juega, que tiene otro destino: es un apetecible bocado para los desarrolladores inmobiliarios y carroñeros del espacio público, al amparo de jueces, legisladores y un intendente neoliberal y desalmado que no cumple las leyes... 






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...