GLIFOSATO

La Saga del GLIFOSATO: Lino Barañao desacreditó el trabajo de Andrés Carrasco y defendió al glifosato (y al modelo agropecuario). Y no dejó de hacerlo en cuanto micrófono se acercara. Incluso cuestionó el trabajo de Carrasco en encuentros de Aapresid (empresarios del agro) y, sobre todo, en el Conicet...

martes, 19 de febrero de 2019

VENEZUELA Y EL DESTINO DE AMÉRICA


“La politica, es la política internacional”
J.D. Peron

Si cae Venezuela en manos imperiales, caemos todes. Con los serviles Macri y Bolsonaro, entre los más destacados bravucones al servicio de Washington, caería Suramérica toda.  Quienes no analicen la gravedad del ataque de los EE.UU., la OEA y La Unión Europea, junto a la prensa canalla, contra el pueblo venezolano, no entiende nada de política internacional...


El canciler cubano Bruno Rodríguez, realizó este martes 19 de febrero, un llamado al Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y a la comunidad internacional a rechazar el injerencismo del Gobierno de Estados Unidos (EE.UU.) contra Venezuela.
Rodríguez convocó a una movilización internacional por la paz, contra la intervención militar de EE.UU. en América Latina contra la guerra, por encima de diferencias políticas e ideológicas "a favor de un bien supremo de la humanidad que es la paz".

El llamado se extendió a organizaciones y movimientos sociales, sindicales, Estados, campesinos, obreros, comunicadores, entre otros, para unirse a la iniciativa.

"Cuba reitera la firme e invariable solidaridad con el presidente constitucional Nicolás Maduro Moros, con la Revolución Bolivariana y chavista, con la unión cívico-militar de su pueblo (...) Hay que defender allí (en Venezuela) la soberanía de todos, la independencia de todos".
 

Un repaso de los ataques a Venezuela en 2019...

Asistimos a un encadenamiento de pasos, una serie de secuencias que parecen cumplirse una tras otra según un orden. La génesis se sitúa en la ruptura de la mesa de diálogo en República Dominicana a principios del 2017, a partir de la cual la estrategia contra el chavismo descartó la vía electoral, y tiene su nuevo paso en los anuncios dados en la Casa Blanca. Lo que sucedió entre punto y punto es conocido, lo que está por venir puede ser -en parte y de manera aproximativa- anticipado. Al menos en el papel.

La primera conclusión es que no improvisan. Ni cuando eligieron a Juan Guaidó como nuevo héroe a ser construido en redes sociales, ni al iniciar la primera fase de violencia interna en los barrios populares del 21 al 24, ni la autojuramentación, ni la reunión en la Organización de Estados Americanos el 24, en la Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, y en los recientes anuncios de los golpes sobre la economía.

Resultó claro al ver a John Bolton, consejero de seguridad nacional, y a Steven Mnuchin, secretario de tesoro, pararse ante cámaras en la Casa Blanca para anunciar los nuevos asaltos a la economía venezolana. Declararon que congelarán 7 mil millones de dólares de la petrolera Pdvsa en Estados Unidos (EEUU), y que el dinero de las compras que se realicen en Citgo, filial de Pdvsa en EEUU, irán a cuentas bloqueadas. Es decir que realizarán un robo. Guaidó, casi en simultaneidad, anunció que designará una nueva comitiva en Citgo. La cadena de mando es vertical: el autonombrado presidente acata.

Los nuevos ataques sobre la economía estaban previstos. La diferencia con los que se dieron en años anteriores es la cantidad de cámaras, la magnitud de lo que implican, el cuadro de asalto en el que se desarrollan. Una suma de los últimos números brindados de manera pública da: 23 mil millones de dólares de daños, según reportó el canciller venezolano Jorge Arreaza, 1.2 mil millones de oro venezolano retenidos en Gran Bretaña, 7 mil millones sobre Pdvsa, y 11 mil millones que se generarán a partir de estos nuevos ataques, según Bolton.

En ese encadenamiento de pasos se enmarcan los cuatro próximos ya anunciados: las acciones de calle el día miércoles, la movilización el sábado, la declaración ya formal por parte de la Unión Europea y Gran Bretaña del reconocimiento de Guaidó, y la reunión del Grupo de Lima el 4 de febrero. Se trata de los pasos públicos, los internacionales para avanzar en la conformación del cuadro, los nacionales -al parecer- para ganar tiempo hasta nueva activación de actos violentos de diferentes tipos combinados con las movilizaciones semipúblicas -ningún medio que sospechen afín al gobierno puede ingresar.

No significa que cada paso sea de triunfo dentro de la estrategia en marcha. Siempre es necesario preguntarse cómo medir victorias y derrotas dentro de varios planes en simultáneo.

Por ejemplo: ¿no haber logrado mayoría en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas es una derrota? ¿O sabían que no lo lograría y el objetivo era la reunión en sí, articulada con la conformación de todos los actores que los EEUU necesitan para dar los próximos pasos económico, políticos y armados?

¿Están dispuestos a avanzar aún con los desacuerdos de gobiernos como Rusia y China, con las nuevas situaciones creadas como, por ejemplo, el impacto de los anuncios sobre Citgo donde Rusia tiene casi la mitad de las acciones?

La hipótesis indica que avanzarán en otros niveles. “Nosotros los estamos esperando, estamos esperando a los violentos, los mercenarios, y a quienes pretendan meterse en Venezuela”, afirmó Vladimir Padrino López, ministro de Defensa. Lo dijo luego de describir el escenario en curso: “Esto es un asedio, un libreto, estuvimos viendo el formato que se aplicó en Libia y vemos los mismos actos progresivos que se han generado con la República Bolivariana de Venezuela”.

La “ayuda humanitaria” parece un punto central dentro de ese plan que avanza como campanadas. Guaidó y diferentes voceros de la derecha afirman que harán ingresar al país la ayuda, aunque no han dado detalles de cómo. Sería, dicen, el punto de inflexión en caso de que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana se niegue a dejarla pasar. ¿En qué territorio piensan montar el escenario con las cámaras, diplomáticos y organismos por delante, y los paramilitares/bandas criminales en las sombras? ¿Será a través de la frontera colombiana?

Es necesario caracterizar los actores locales e internacionales, en el primer caso los factores de derecha apéndices de los EEUU como es el partido Voluntad Popular al cual pertenece Guaidó, vinculado a la construcción de los escenarios de política criminal desde su nacimiento.

En el segundo caso quienes están al mando de la Operación Venezuela: Donald Trump, John Bolton, Mike Pence, Mike Pompeo, Elliot Abrams, Marco Rubio, los vectores del neoconservadurismo norteamericano vinculados a las tramas más oscuras de las intervenciones declaradas o por debajo de la mesa en el mundo.

Describir el escenario, las posibles lógicas de las secuencias, las preguntas acerca de los límites o no de la avanzada dirigida desde los EEUU, puede esclarecer el tipo de enfrentamiento en el que se está. El cuadro venezolano se ha desacoplado de los tiempos conocidos en los demás países del continente, guarda relaciones con factores como el paramilitarismo colombiano dentro de una estrategia que parece haber ingresado en claves aplicadas en Medio Oriente. Equivocarse en el análisis puede conllevar errores gruesos de apreciación.

La dimensión de lo inédito demanda actualizar las claves de análisis. Estamos ante un escenario novedoso dentro de una situación mundial inestable, de disputa, emergencias de potencias y manotazos norteamericanos para recuperar un terreno que se le escapa. Venezuela es uno de los puntos centrales que buscan tener bajo control y ceniza. El chavismo lo tiene claro, pelea.





→ El embajador de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Samuel Moncada, aseveró este viernes 15-2 que su delegación sólo puede ser retirada del organismo si se cumple con los votos requeridos para tal fin. Durante su intervención, Moncada dio una clase magistral de Alta Política Internacional...





→ La emperatriz rusa, Inna Afinogenova (@inafinogenova), analiza la situación venezolana...





→ El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo en una entrevista exclusiva con la periodista de la BBC Orla Guerin que está resuelto a resistir a todas las presiones, externas e internas, y plantó su cara más desafiante hacia el gobierno de Estados Unidos, al que acusa de estar detrás de los intentos por derrocarlo...





→ El mítico líder de Pink Floyd, Roger Waters, expresó su rechazo al concierto "Venezuela Aid Live" realizado este viernes 22 de febrero en el puente Tienditas de Colombia, ubicado en la ciudad fronteriza de Cúcuta, lindera a la localidad venezolana de San Cristóbal.

El cantante publicó un vídeo en sus redes sociales en el que afirmó que la actividad organizada por la derecha internacional "no tiene nada que ver con la ayuda humanitaria". El recital "tiene que ver con que Richard Branson (organizador del evento) compró lo que dice Estados Unidos de 'hemos decidido tomar control de Venezuela'".

El concierto, promovido por el multimillonario dueño del grupo Virgin, contará con la presencia de artistas que expresaron públicamente su apoyo al Golpe de Estado al gobierno venezolano, como Ricardo Montaner, Alejandro Sanz, Miguel Bosé, Diego Torres, Carlos Vives, Juanes y Peter Gabriel.

El objetivo, indicaron, es recaudar 100 millones de dólares en 60 días y se realizará un día antes de la fecha estipulada por el diputado Juan Guaidó para recibir la supuesta "ayuda humanitaria". Waters resaltó que esa actividad está enmarcada dentro del plan injerencista de Estados Unidos cuya intención "no es otra que tomar el control de Venezuela". "La actividad tampoco tiene que ver con la democracia, la libertad y mucho menos con la ayuda humanitaria".

Por su parte, el presidente Nicolás Maduro respondió a esa actividad y convocó al "Gran Concierto por la Paz" que se desarrollará el mismo viernes 22 y el sábado 23 de febrero en el puente internacional Simón Bolívar, otro de los límites con Colombia. Desde el Gobierno venezolano informaron que durante esos días también se realizará una jornada de atención médica gratuita y se entregarán más de 20.000 cajas con alimentos de primera necesidad correspondientes al programa estatal de Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), las que serán repartidos a ciudadanxs colombianxs y venezolanxs.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...