miércoles, 8 de octubre de 2014

¡¡¡ OJALÀ QUE NO LLUEVA !!!




NADA HA CAMBIADO EN PARQUE SARMIENTO.


Luego de la inundación que dejó ocho muertos en la Ciudad de Buenos Aires en abril del año pasado, el gobierno porteño hizo pocos avances para evitar que el escenario se repita ante otra lluvia de esa magnitud. Esa es la conclusión a la que llega un informe de la Defensoría del Pueblo sobre la cuenca del arroyo Medrano, que retoma las denuncias de los vecinos de la zona. La Defensoría del Pueblo le recomendó al gobierno porteño que avance con las obras –entre las cuales el dragado y mantenimiento del Medrano serían fundamentales– y se ocupe de forma más eficiente de la disposición de residuos en las tormentas. En una recorrida a comienzos de octubre, la Defensoría encontró que las obras para hacer reservorios en Parque Sarmiento se hacían sin los elementos de seguridad necesarios y que había niños jugando a diez metros de los pozos sin vallado. Tienen cinco metros de profundidad.

Leemos con preocupación el INFORME DE LA DEFENSORIA DEL PUEBLO PORTEÑO SOBRE OBRAS PARA EVITAR INUNDACIONES. La conclusión patética es que «Mejor que se venga la sequía».

Los vecinos afectados por la inundación del 2 de abril de 2013 denunciaron la falta de respuestas del gobierno porteño para concretar las obras que les permitan enfrentar un nuevo evento similar sin consecuencias fatales.

Desde 1985 hasta la actualidad, la Ciudad registró 12 inundaciones grandes, en las que murieron 38 personas.

La Defensoría recordó en el informe que en abril del año pasado hubo una “megainundación en la zona noreste, que dejó bajo las aguas casi media ciudad registrándose, además, el fallecimiento de 8 personas”. La Defensoría advirtió que esto es “recurrente ante precipitaciones de más de 30mm en un lapso de 30 minutos” y que “resultaría potenciada por cuestiones relativas a la inadecuada planificación”.

Entre otros, enumera los siguientes problemas: “La escasez de espacios verdes, la disminución de superficies de absorción, la obstrucción y falta de sumideros, el cercenamiento de parte de las áreas de los conductos pluviales –por deficiente mantenimiento–, la inadecuada gestión de los residuos sólidos urbanos”.

Luego de un año de reclamar, los vecinos afectados por las inundaciones del año pasado se presentaron ante el defensor del Pueblo, Alejandro Amor, y expusieron diversas evidencias de la falta de soluciones concretas por parte del gobierno de Mauricio Macri. Incluso presentaron un video que hicieron tras navegar por la zona de la desembocadura del Medrano que muestra que “no se realizó en los últimos tiempos ninguna tarea de mantenimiento ni dragado”. “Se encontraba en su desembocadura casi totalmente obturado por la falta de dragado a lo largo de los años, junto a la sedimentación y la basura acumulada en el lugar”, indicó la Defensoría en su informe. Allí recordó que tras una inundación grande en enero de 1985 se hizo un trabajo por el que se extrajeron “5000 toneladas de material, entre escombros, sedimentos y basura” de la desembocadura del Medrano. No se volvió a inundar en 25 años, hasta el año pasado “con la excepción del 24 de enero de 2001”.

“Los vecinos afectados por la inundación del 2 de abril de 2013 denunciaron la falta de respuestas del gobierno porteño para concretar las obras que les permitan enfrentar un nuevo evento sin consecuencias fatales”, indica el informe de la Defensoría, que advierte que esas denuncias “tienen relación directa con incumplimientos en lo establecido en el Programa de Gestión de Riesgo Hídrico”. En concreto, en tres áreas: 1) la gestión de los residuos sólidos urbanos, 2) la publicación de mapas de riesgos hídricos actualizados, 3) las altas tempranas, planes de contingencias y protocolos de evacuación.

Los vecinos también plantearon “la discontinuidad de las obras de los reservorios en el Parque Sarmiento, la falta de limpieza y mantenimiento de sumideros” y la posibilidad de que el metrobús de avenida Cabildo y el paso a nivel que buscan construir en avenida Balbín y las vías del Ferrocarril Mitre empeoren la situación de la zona en cuanto a las inundaciones. La subsecretaria de Derechos Urbanos y Ambientales de la Defensoría, Bárbara Rossen, hizo una recorrida por las obras en Parque Sarmiento y se encontró con que había niños jugando cerca de pozos de cinco metros que no tenían ningún tipo de vallado. Los trabajadores no contaban con los elementos mínimos de seguridad.

Por este motivo, la Defensoría emitió un nuevo oficio en el que le pregunta al gobierno porteño “si la obra cuenta con el respectivo permiso de obra y los certificados ambientales”. También reclama datos de la empresa que actúa, el destino del suelo removido y el grado de avance de la obra al 1º de octubre. “Respecto de los reservorios, notamos que las obras ponen en riesgo a los que trabajan, como a los usuarios del parque –que son chicos, en su mayoría–, estamos haciendo este oficio para garantizar las normas de seguridad”, indicó Rossen a Página/12.

El defensor Alejandro Amor, en tanto, le recomendó al Ministerio de Desarrollo Urbano que realice las obras correspondientes a las áreas afectadas por inundaciones en las cuencas de los arroyos Vega y Medrano y le pidió que explique los motivos por los que están paradas las obras.

El Ministerio de Desarrollo Urbano, que encabeza Daniel Chaín, respondió con evasivas. Sostuvo que tomaron medidas, como plantar árboles, y que están por licitar un sistema de vigilancia y alerta. Sobre los reservorios y el dragado, se limitó a apuntar con el dedo hacia el Ministerio de Espacio Público, que conduce Edgardo Cenzón. Por el momento, Cenzón no respondió a las consultas de la Defensoría del Pueblo porteño. Amor le recomendó al ministro de Espacio Público que haga las tareas de desobstrucción del Medrano.

La Defensoría también reclamó por la efectiva participación de los vecinos en el Comité Hídrico Interjurisdiccional del Medrano, que sigue sin constituirse. Desde la gestión PRO respondieron por escrito que están trabajando en eso. Sobre los Mapas de Riesgo Hídrico que reclamó la Defensoría para que se tenga conocimiento de las zonas inundables, el Ministerio de Desarrollo Urbano se limitó a contestar que “se está recopilando y ordenando la información requerida para su posterior publicación”. La cartera de Chaín aclaró que “la información es dinámica”. El dinamismo debe ser alto: hace años que la están recopilando.











LEA TAMBIÉN...

NOS TAPA EL AGUA 



LA BASURA DEL ARROYO MEDRANO



SIN RESPUESTAS A LAS INUNDACIONES DE SAAVEDRA

















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...