ACTUALIZACIÓN

sábado, 11 de agosto de 2012

LA USINA DE LAS ARTES y LA EXCLUSIÓN SOCIAL







La ciudad de Buenos Aires está llena de contradicciones, la más dolorosa es la terca actitud neoliberal del intendente MACRI que no quiere gestionar y hacerse cargo de los problemas de la gente.

Como parte del plan de saneamiento del Riachuelo, los vecinos del asentamiento Lamadrid deben ser relocalizados por el Gobierno porteño. Sin embargo, aún no hay fecha ni lugar de traslado. Las 400 familias expuestas a la contaminación temen por su destino.


Leemos con atención la nota Abajo y al borde sobre el barrio de La Boca, de Kike Dordal.



1
Como si vivir en la margen de un río contaminado -en precarias casas, sin servicios, sin higiene, sin seguridad, sin nada- fuese poco, sumarle la presión de un inminente desalojo más la incertidumbre de un destino cierto, resulta exagerado para la salud de cualquier ser humano. Es el castigo sobre el castigo sin haber motivo siquiera para el primero de ellos.

Osvaldo Gustavo De Marco, vecino del asentamiento “Lamadrid” de La Boca, nos abrió la puerta del comedor “Venciendo al gigante” y nos introdujo en el submundo de los marginados, los orilleros, habitantes de nuestro barrio a quienes otros vecinos, junto a Mauricio Macri, quieren volver a marginar.

“Según el fallo de la Corte Suprema de Justicia (sobre el saneamiento de la Cuenca Matanza-Riachuelo), fuimos incluidos como ‘Asentamiento precario en riesgo ambiental’, por lo cual debemos ser reurbanizados o relocalizados”, disparó Osvaldo al ser consultado sobre la situación actual del asentamiento. El Gobierno local realizó un censo que arrojó un total de 373 familias. Según De Marco este número es “mentiroso” ya que “no fue censada toda la gente, no se informó para qué era el censo y algunos propietarios no permitieron que se contabilizaran a sus inquilinos”.

En lo concreto, lo cierto es que el asentamiento Lamadrid no formó parte del primer cronograma presentado por la Ciudad de Buenos Aires respecto de la relocalización de viviendas en el camino de sirga (franja de 35 metros hasta la orilla del río). En la Ciudad se estimaron en 200 mil las personas que vivían -muchos aún viven- en riesgo.

Como parte del cumplimiento del fallo de la Corte, en ese listado se detalló uno a uno los barrios que serían reubicados, por estar construidos a metros del Riachuelo y por ende ser peligrosos para la salud de sus habitantes. El Gobierno porteño señaló allí la fecha límite para cada traslado.

El barrio, que desde hace más de dos décadas crece en la boca del Riachuelo, fue incluido después. Por eso, lo único que por ahora saben los vecinos de Lamadrid es que estaría prevista la relocalización de sólo 54 familias, 18 en Villa Lugano y 36 en Villa Soldati, pero nadie sabe quiénes son los beneficiados ni cuál fue el criterio de elección. Tampoco aclaran las condiciones de las viviendas asignadas (ver recuadro). La adjudicación debería haber sido consensuada con la comisión vecinal que está en proceso de constitución, pero eso no ocurrió.

“Yo creo que la idea del Gobierno de la Ciudad es echar a toda la gente y desarraigarla del barrio, gente que nació acá, yo crié hijos y estoy criando nietos, nací en el barrio. Antes, cuando La Boca se inundaba, los echaban hacia acá; ahora que se revaloriza el barrio nos echan de acá”, reclama Osvaldo y agrega con preocupación: “La gente está como asustada porque saben que se está viniendo una movida medio rara para el barrio, con lo de la Usina de las Artes, grandes negocios… ya saben que vienen por la tierra, eso es lo real”.

El Ministerio de Desarrollo Económico porteño está impulsando un proyecto de ley para crear el Distrito de las Artes en los barrios de La Boca, Barracas y parte de San Telmo con el objetivo de promover la inversión en artes. Lo cierto es que el principal beneficio será para las empresas, con exenciones impositivas, créditos y el acceso a la tierra, como bien indica Osvaldo.

Plaza Solís
Durante la gestión de Jorge Telerman al frente de la Ciudad surgió el Proyecto Área entorno Plaza Solís, dependiente de la Ley 2240, Programa de Recuperación Urbanístico de La Boca. La iniciativa planeaba relocalizar 200 familias de esa zona en los alrededores de la plaza, en viviendas dignas que serían construidas en terrenos ociosos públicos y privados. Al asumir, el proyecto quedó en manos de Mauricio Macri y hasta hoy duerme en algún oscuro y húmedo mobiliario municipal.

No resulta difícil observar que, sumado al incumplimiento de diversas leyes respecto de la situación habitacional en la Ciudad –Ley 2240, ley 341, fallo de la Corte-, existe una clara intencionalidad por parte del Gobierno porteño de liberar las tierras ocupadas por asentamientos, grandes hospitales etc., para convertirlas en megaproyectos diversos que tienen en común la participación de grupos empresarios privados que acceden a grandes beneficios y generan actividades altamente rentables. Mientras tanto, una inmensa parte de la población de la Ciudad vive, no sólo en precarias condiciones, sino inmersa en la incertidumbre de un futuro que, a las claras, no los incluye.





2



La Legislatura de la Capital Federal se prepara para votar la ley que da entidad a la conformación del Distrito de las Artes en el sur de San Telmo, parte de Barracas y en la totalidad de nuestro barrio, La Boca. El proyecto presentado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a través del Ministerio de Desarrollo Económico excesivamente describe los beneficios impositivos a los futuros inversores, no contempla la Historia y la Cultura de nuestro barrio, no abre canales de participación ciudadana y nada expresa sobre la protección necesaria para las familias del barrio frente a la rapiña inmobiliaria que esta ley desatará.

Con esta ley se corona, en definitiva, más de 4 años de retirada del Estado municipal de todas sus responsabilidades en materia de políticas públicas en La Boca y de su propósito siempre latente: la extensión de Puerto Madero.

No nos sorprende que la gestión del Ingeniero Macri, que ha incumplido sistemáticamente con las leyes 341 Y 2240 que fueron formuladas para paliar el déficit habitacional, hoy profundice su proyecto de expulsión para vastos sectores de nuestro barrio tras un falso interés cultural.

Porque a partir de la lectura del citado proyecto de ley, no se requiere ser un especialista para comprender que si las fuerzas del mercado inmobiliario se continúan desatando, los valores de los inmuebles seguirán elevándose, volviendo todavía más inaccesible las condiciones de compra o de alquiler de una vivienda. Más aún si el Estado municipal, quien debería arbitrar medidas protegiendo al sector más débil, es quien promociona este comportamiento sumergiendo así a nuestras familias a un contexto de mayor inequidad.

Intentar argumentar, como muchos de sus propulsores lo hacen, que el Distrito de las Artes traerá el tan mentado “progreso” al barrio no es más que aggiornar la tristemente recordada Teoría del Derrame. El verdadero progreso contempla planificadamente todos los aspectos que hacen al bienestar del pueblo. Cuando uno de los Derechos Sociales, como es el de la vivienda, se encuentra nuevamente violentado por la propia práctica gubernamental es nuestro deber seguir alertando sobre el carácter antipopular del actual Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Gobierno que sigue empecinado en ir a contramano de las conquistas sociales obtenidas en estos últimos años en nuestro país.

Sabemos que La Boca posee una fuerte impronta cultural, pues sus trabajadores, sus industrias, sus conventillos, han sido retratados para inmortalizar un barrio que siempre dio cobijo a todos aquellos hombres y mujeres que fueron sumando sus brazos al esfuerzo colectivo para la realización de la grandeza de nuestro país y especialmente de nuestra ciudad. Quien entienda a la Cultura alejada de la realidad social que la produce y de los propios artistas que la ilustran, solo tiene para ofrecernos un barrio sin historia, un barrio sin identidad.

Convocamos a todo el Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires a repudiar este nuevo intento antipopular e instamos a los Diputados capitalinos a reflexionar sobre las nefastas consecuencias que esta ley traerá para las familias de nuestro barrio si este proyecto prospera.


    FIRMAN:

    Agrupación AUKACHE - Organización Social y Política LOS PIBES - Comedor CAPULLITO - Comedor PANCITA LLENA, CORAZON CONTENTO - Cooperativa SOLIDARIA SUAREZ – RED SOLIDARIA La Boca - LAS CRISTINAS La Boca - KOLINA La Boca - Asociación BARRACA PEÑA - Familias del ASENTAMIENTO LAMADRID, arquitecto Gustavo Cañaveral (PROYECTO RIACHUELO) - arquitecta Cecilia Alvis (proyecto DES-LÍMITES, el valle del Riachuelo-Matanzas).



3
¿Dejaremos de ser el Sur postergado de una Ciudad para pocos?

Queremos reflexionar acerca de los planes del GCBA para la Comuna 4, para poder articular una posición común con las organizaciones sociales, políticas, sindicales, culturales, estudiantiles y deportivas que sufrimos la gestión macrista.

Todos tenemos una larga militancia por lo que llamamos “el Sur postergado de la Ciudad”. El desarrollo de la zona norte no guarda ninguna relación con lo que sucede de Rivadavia al sur. Esto se profundizó desde que Macri gobierna Buenos Aires.

Ahora, una serie de iniciativas del GCBA y sus aliados económicos pone en cuestión que el Sur siga postergado. Enumeremos: las viviendas de “alta gama” en la ex Ciudad Deportiva de Boca; la Usina de las Artes; el bajo autopista de la AU Buenos Aires-La Plata con el que se relamen los pregoneros de la continuidad de Puerto Madero; el distrito metropolitano de diseño; el distrito tecnológico; el de las artes y el traslado de la sede del GCBA al Hospital Rawson. En plata, son miles de millones de pesos a invertir en un tipo de desarrollo de nuestra Comuna que no es el que
necesitamos y que ni siquiera fuimos invitados a discutir. Una fiesta PRO que requiere recursos de toda la Ciudad pero que beneficia sólo a una pequeña porción de habitantes.

Estas acciones del Estado llaman a acciones similares por parte de privados. En La Boca, un barrio declarado en emergencia habitacional, urbanística y ambiental, se construye el proyecto Casa FOA, que transforma una histórica fuente de trabajo, Alpargatas, en un edificio de varios miles de dólares por m2 que, obviamente, no está pensado para paliar el déficit habitacional. Ni siquiera se discute, como pasa en otras partes del mundo, que los inversores tengan que ceder un porcentaje de terreno al desarrollo social y comunitario.

Todas estas iniciativas ponen sobre la mesa que tendremos un barrio y una comuna volcados hacia el desarrollo del capital especulativo inmobiliario que terminará por expulsarnos. Ni siquiera la Comuna, que debería ser el ámbito para que los vecinos nos expresemos, diseñemos y construyamos nuestros barrios, puede dar cuenta hoy de estas acciones tan ajenas a la voluntad de los habitantes del sur, por el vaciamiento que sufre a manos del macrismo.

Frente a esta situación, tenemos el desafío de desnudar lo que Macri trae bajo el poncho con sus proyectos inmobiliarios y unir y organizar a los vecinos detrás de la participación, el diseño, la ejecución y el control de una Comuna para todas y todos.


LUCAS YÁÑEZ

Coordinador de
Los Pibes Organización Social y Política






5 comentarios:

  1. De manera particular creo y estoy convencido que la gente necesita tener una vivienda digna, ahora bien este señor dice que el censo es mentiroso porque no tuvieron en cuenta a sus inquilinos!!
    Creo que él es el mentiroso que habría que desterrar, a todos aquellos que viven en las villas y de eso hacen un gran negocio. No soy PRO, todo lo contrario, pero detesto que nos tomen por idiotas, paso habitualmente con el colectivo N°20 y el contraste de sus casitas y de sus 0km en la puerta es muy fuerte.

    ResponderEliminar
  2. Estamos hablando de la gran mayoría sufriente, no de unos pocos vivos que tendrán que ir a dar explicaciones en la justicia. Siempre hay excepciones. Se trata de dar respuestas generales, inclusivas, democráticas, para solucionar los grandes problemas.

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo con tu comentario, vivir en esas condiciones es denigrante, pero cuando pones a este sr llamado Osvaldo habitante de esta villa, que dice que en el censo no se tuvo en cuenta a los inquilinos, la verdad que es indignante, porque es una maniobra que se repite sistemáticamente, para robar un lugar más en los supuestos créditos que el Estado debe darles para construir una vivienda digna.
    Además si hay que reubicarlos, cual es el problema de que lo hagan en la provincia?
    Ninguna capital del mundo puede absorber todas las necesidades habitacionales de los alrededores.
    Creo que no solo se debe hacer el censo sino también cruzar información si estas personas tienen propiedades inmuebles o muebles. Conozco el caso de personas que compran locales comerciales, tienen rodados 0km, y está bien que los tenga, pero si se detecta algún caso se debería girar hacia otra persona que realmente lo necesite.
    Yo gracias a Dios con esfuerzo tengo mi casa, que todavía no la termine, pero sabes que hay cosas que no entiendo a mi hijo lo llevo yo caminando al colegio porque no tengo auto y no tengo plata para contratar una comby, sin embargo a los chicos de la villa los lleva una comby que pagamos todos con nuestros impuestos. Eso creo que también es injusto, pero bueno es muy difícil lograr el equilibrio con estos temas, porque hay mucho clientelismo y demagogia.

    ResponderEliminar
  4. No nos alcanzaría la vida para ayudar a compatriotas que hace años vienen sufriendo la inequidad de este sistema neoliberal que nos condujo a la catástrofe. Una combi para los pibes no es demagogia es inclusión social, apenas una curita, no seas tan salvaje, che

    Cecilia

    ResponderEliminar
  5. No soy salvaje todo lo contrario, no me gusta que algunas lacras que con las miserias de unos ellos sacan ventaja. Ese es el tema central de lo que escribo, lo de la comby es solo una anegdota de como estan repartidos los derechos y las obligaciones, en una sociedad que se preocupa del villero SOLO cuando lo tiene frente a su casa.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...