ACTUALIZACIÓN

jueves, 16 de febrero de 2017

La CONSTITUCION del 49... y la Propiedad de la tierra





El dominio de la tierra en nuestro pais comienza constituyendo un monopolio, es decir, las tierras estaban repartidas al comenzar la gran inmigración, entre las familias patricias. Dadas las enormes extensiones, siempre quedaban tierras sin cultivar: la tierra cultivada es más productiva por el aporte de capital, mientras que la tierra no cultivada tendrá menor valor. Si la tierra no cultivada comienza a serlo para su explotación, aumenta la renta de la misma, aumentando la producción por el agregado de tierra nuevas y no por su mecanización. Esto es, el aprovechamiento mejor de cada hectárea por la inversión de capital: y se verifica con el comienzo del cultivo de soja. Por los altos precios, subía la renta y se produjo un fabuloso desmonte, ayudando la aparición de los transgénicos para aumentar el “rinde” de la tierra en forma exponencial.




Con esto se generó la especulación con el valor de la tierra. Los desmontes y la escasa mecanización de los campos dieron como resultado mucha renta y poca inversión, poquísima mano de obra. La renta asi obtenida fue a parar a la especulación inmobiliaria, como se recordará en el 2008 con la resolución 125.

En resumen la tierra es utilizada por su renta y la especulación con la misma, generando la falta de incentivos para invertir en la misma, asi sea para mejorar su productividad, y las condiciones mismas para hacerlo sin perjudicar el ecosistema (ejemplo cursos de agua).

Sirva la reflexión anterior para consolidar el porqué viene dado el valor de la tierra en grandes extensiones y en la tierra ciudadana, en el marco que venimos sosteniendo en esta saga sobre la Constitución de 1949 y la propiedad privada.



►La CONSTITUCIÓN del 49... y la Venta de la CABA

►La CONSTITUCIÓN del 49... y la Venta de la CABA (parte II)  

►La CONSTITUCIÓN del 49... y las INUNDACIONES

►LOS VOTOS y sus CIRCUNSTANCIAS

►¿BUENOS AIRES NO SE VENDE? ¿TAS SEGURO?




La tierra queda siempre en poder de pocos. En la Ciudad comenzará a darse un fenómeno que lo es a escala mundial, LA GENTRIFICACION, es decir la expulsión de pobladores humildes de un área de la ciudad que se ha valorizado, para destinarlo a la especulación inmobiliaria.



    «La propiedad privada tiene una función social y, en consecuencia, estará sometida a las obligaciones que establezca la ley con fines de bien común. Incumbe al Estado fiscalizar la distribución y la utilización del campo o intervenir con el objeto de desarrollar e incrementar su rendimiento en interés de la comunidad... »



Hoy asistimos a una dura expresión de estos principios, cuando Horacio Rodríguez Larreta anuncia los planes de urbanización de las Villas en la Ciudad de Buenos Aires, barrios a lo largo de la cuenca del Riachuelo, donde todos plan anterior que suponia la radicación de la población en el mismo lugar de los barrios, es suplantada por entrega de dinero para que los vecinos compren fuera del barrio, como está ocurriendo en asentamientos como Lamadrid y Padelai, por ejemplo, obligando a abandonar la vivienda actual para ir fuera del barrio, que es irse fuera de la ciudad.

Lejos quedará entonces reconstruir el tejido social como fue el proyecto inicial, con los centros de educación, salud, vivienda, comercio, comunales, deportivos... todo será reemplazado, en el mejor de los casos, por la compra de viviendas muy alejadas de todas estas actividades cotidianas, extrañados incluso del lugar de trabajo, y para llegar al mismo demandará muchas horas de tránsito y gastos de dinero.

Más allá de cualquier manifestación de supuesta buena voluntad, esto es lo que esta ocurriendo hoy en Villa 31, donde se ha ignorado las leyes elaboradas por profesionales con participación vecinal y por mera resolución se pretende aplicar medidas disociadas del interés de los vecinos, poco conocidas además porque no se dispone de información suficiente sobre el “supuesto” valor de compensación por la vivienda que se ocupa, o por desconocimiento de cualquier proyecto para el área, en cuanto no hay gráficos, planos, maquetas y proyectos de ley visibles, que hablen sobre qué se va ha hacer.

Tampoco existe conocimiento para el barrio, en cuanto que los cantos de sirena que reparten los noticieros sobre comienzos de urbanización (con el jefe de Gobierno HRL haciendo propaganda con acciones de maquillaje) nada hablan de una planificación conjunta, sino hecha a retazos y por partes que no van a poder unirse.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...