ACTUALIZACIÓN

HOY ACTUALIZAMOS LA NOTA SOBRE EL POLÈMICO SOTERRAMIENTO DEL FERROCARRIL SARMIENTO: «LA GRAN ESTAFA DEL SOTERRAMIENTO»

viernes, 6 de mayo de 2016

CASA AMARILLA: ESE OSCURO OBJETO DE DESEO




Era una reunión vecinal en la Comuna 4 –que nuclea los barrios de La Boca, Barracas, Parque Patricios y Pompeya–, donde el Consejo Consultivo debatía el destino de las tierras públicas en Casa Amarilla.

Los violentos incidentes se registraron en el CGP ubicado en Avenida del Barco Centenera 2900, donde había unas 300 personas entre vecinos y miembros de instituciones barriales, entre ellas, "Boca es Pueblo". Según testigos, un grupo de violentos partidarios del PRO irrumpió en un momento del debate y atacó a los presentes. El conflicto se origina en la cesión o no de tierras de Casa Amarilla al Club Boca Juniors para la construcción de un nuevo estadio.

¿Por qué Boca Juniors pretende otro estadio donde deberían construirse viviendas sociales?

Sin duda, hay intereses económicos, negocios donde ganan los poderosos y pierde la gente. La Bombonera perderá capacidad en unos años cuando todos los asistentes a los estadios deban estar sentados.En el estadio entran menos de 50 mil personas. Y a partir de 2019 será obligatorio colocar asientos en todos los estadios, por lo que su capacidad se reducirá a alrededor de 30 mil. Por eso, además de la especulación inmobiliaria, Boca necesitaría un nuevo estadio para continuar con el negocio, que sería para 80 mil personas sentadas y estaría ubicado, naturalmente, en los terrenos de Casa Amarilla. A la vez, según el proyecto actual, la mítica Bombonera se convertiría en un museo techado.

Pese a que la ley no lo permite y el proyecto original no lo contempla, el actual presidente Daniel Angelici admitió que "es una posibilidad". Sin embargo, no todos los socios están de acuerdo; una porción importante cree que el club perdería parte de su identidad. Pero además, muchos temen que la imposibilidad de afrontar la deuda termine convirtiendo al club en una sociedad anónima, tal como anhelan Macri y Angelici.



El negociado detrás de la patota del PRO

La patota del PRO que atacó a vecinos de La Boca en una dependencia del gobierno porteño ubicada en el barrio de Pompeya, no actuó en nombre de alguna prebenda menor. La imagen de Rodolfo Corzo, un asesino en potencia, que empuña un cuchillo en forma amenazante –con el que habría herido en el cuello a Matías Scínica–, es apenas la punta del iceberg de un gran negociado con tierras públicas. La operación inmobiliaria urdida por las gestiones de Mauricio Macri primero y Horacio Rodríguez Larreta después para beneficiar a Boca Juniors con la entrega de 3,2 hectáreas en el predio conocido como Casa Amarilla está direccionada hacia un solo objetivo: la construcción de un estadio shopping que reemplace a la mítica Bombonera o conviva con ella. 

Ahí no habrá ni 4 mil, ni 2 mil, ni 1231 viviendas a precios populares a las que la Ciudad estaba obligada. Tampoco espacios públicos para esparcimiento de los vecinos, porque el club ya ganó una licitación hecha a medida donde fue único oferente. Por las tierras acordó pagar 180.600.000 pesos, unos 12.541.000 dólares al cambio actual. Además, con un plan de financiamiento que podría considerarse una ganga: el 5 por ciento diez días después de la escritura y el resto en 41 cuotas trimestrales...  Gustavo Veiga.






LA HISTORIA DE CASA AMARILLA

Durante los 80, se intentó mitigar el déficit habitacional en el barrio de La Boca. La Comisión Municipal de la Vivienda (CMV) compró en 1981 y 1986 los terrenos de Casa Amarilla al Estado nacional. Son 32.000 metros cuadrados. Recién en 2005 se lanzó un programa para construir 1.231 viviendas, pero fue paralizado.

La Asociación Civil Casa Amarilla presentó una demanda al Gobierno porteño, que terminó en un acuerdo: se bajó el proyecto a 438 viviendas, pero se le dio a la asociación la posibilidad de elegir a los beneficiarios. De esta forma, se liberaron una serie de terrenos, pero aún así el Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC, ex CMV) nunca avanzó y en 2010 transfirió la titularidad de las propiedades al Ejecutivo que comandaba el actual presidente Mauricio Macri, que a su vez se las cedió a la Corporación Buenos Aires Sur SE.

La dirigencia de Boca siempre quiso hincarle los dientes a los terrenos de Casa Amarilla. Cuando era presidente del club, Macri intentó convencer al entonces jefe de Gobierno porteño Aníbal Ibarra, pero Macri no lo logró. En 2008, se presentó una oferta para construir lo que los vecinos definieron como un "estadio-shopping", pero chocaron con un freno legal y judicial, ya que ahí debían hacerse viviendas.

En 2014, Boca Juniors volvieron a la carga, a través del entonces vicepresidente del club y diputado porteño del PRO, Oscar Moscariello, que presentó un proyecto para rezonificar los terrenos y destinarlos al "Estadio y Complejo Deportivo del Club Atlético Boca Juniors".

Pese a que la iniciativa ni siquiera llegó al recinto, el año pasado la Corporación Buenos Aires Sur SE llamó a una licitación que limitó las ofertas a "organizaciones no lucrativas con 10 años o más de existencia en la comuna" y con un balance contable que demuestre la capacidad de pagar 180 millones de pesos. Con esas condiciones, Boca ganó la licitación hace unos meses y su comisión directiva aprobó la compra en marzo. El club se comprometió a pagar en los próximos años 375 dólares por metro cuadrado.

Ahora, en el Fuero Contencioso Administrativo de la Ciudad hay un recurso de amparo impulsado por varios vecinos para frenar la venta. Según denunció el Observatorio del Derecho a la Ciudad, la Corporación Buenos Aires SE pidió prestado el expediente hace dos meses y no lo devolvió. Ayer, el juez Darío Reynoso multó con 100 pesos por día de mora a la corporación y amenazó con llevar la suma a 10 mil pesos.

Más claro imposible.



.1




.2
El PRO y Boca son responsables de la violencia. El Gobierno porteño y los dirigentes xeneizes tenían interés en frenar la sesión del Consejo Consultivo de la Comuna 4. Sin embargo, el club se desligó en un comunicado en el que usó cinco párrafos para explicar su proyecto y recién en las últimas líneas condenó la violencia. La nota de prensa ni siquiera menciona el estadio y habla de un "plan de desarrollo y mejoramiento urbano". Nos toman por estupidos.



.3




.4
«Quique el Carnicero fue hombre de Alberto J. Armando en los años '60, "el Abuelo" José Barritta fue el favorito de Carlos Bilardo, "el Rafa" Di Zeo fue rey durante la gestión de Mauricio Macri, y Mauro Martín, negoció en la Casa Rosada una bandera kirchnerista contra el Grupo Clarín: cuando La Doce ingrese este domingo al Monumental, sin pagar entrada, por supuesto, entrará también con ella una larga historia de violencia, conexiones políticas e impunidad...»







.5
La Ciudad Deportiva de Boca Juniors fue una obra faraónica que comenzó en septiembre de 1965, cuando empezaron las tareas de relleno del Río de La Plata en la costanera sur. Se construyeron 30 hectáreas sobre un total de 6 islas comunicadas por puentes, en la que se llegó a inaugurar un anfiteatro para 1.200 personas, confitería, restaurante, autocine, canchas de fútbol, tenis y básquet, 2 piletas de natación y un sector para la pesca y para otras actividades sociales y deportivas. Se llegaron a colocar los pilotes para el "nuevo estadio" xeneize, que según Alberto J. Armando, se inauguraría en 1975.

Alberto J. Armando prometió inaugurar el 25 de mayo de 1975 un nuevo y fabuloso estadio en la Ciudad Deportiva de Boca Juniors, destinado a ser sede del Mundial 78. Pero cuando llegó la fecha, la obra estaba apenas empezada, paralizada y abandonada, debido a una gran crisis económica que afectó a la Argentina en general y al club en particular. La hiperinflación de la época terminó echando el proyecto por la borda y finalmente aquellos terrenos ganados al río, fueron vendidos hace algunos años.

En 2010, IRSA impulsó la iniciativa para construir un barrio de lujo en el predio pegado a la Reserva Ecológica, que se había insinuado en la gestión de Aníbal Ibarra. El presidente de IRSA había acordado con Mauricio Macri reimpulsar el proyecto que implicaba una inversión de 1.500 millones de dólares. El plan necesitaba 31 votos en la Legislatura, y pese al intenso lobby sobre la titular de la comisión de planeamiento, al Pro no le dieron los números.

Gestionado en la Legislatura porteña por el entonces jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, se reavivó el impulso del proyecto de IRSA para construir el barrio Santa María del Plata en los terrenos de la ex Ciudad Deportiva de Boca. Aunque el presidente de IRSA, Eduardo Elsztain, logró el respaldo de Mauricio Macri para insistir con el mega plan que implica una inversión de 1.500 millones de dólares, para comenzar la obra se necesitaba rezonificar el predio y para ello lograr los 31 votos en la Legislatura porteña.

Aunque el Pro había logrado que la presidenta de la comisión de Planeamiento, Silvia Pedreira, del bloque Peronista y bastión del titular del PJ, Juan Manuel Olmos, en la Legislatura, llevara el tema a comisión, no habían cerrado un acuerdo para que los otros miembros del espacio acompañaran.

El proyecto de ley, expediente 389621/2010, que ingresó modificado a la Legislatura el 23 de abril de 2010 y se trató en comisión, buscaba aprobar la rezonificación del terreno de unas 70 hectáreas sobre la Costanera Sur, pegado a la Reserva Ecológica y la Villa Rodrigo Bueno. Para llevar adelante el programa, IRSA necesitaba el cambio de FOT que le permita levantar torres de hasta 50 pisos, unos 716 mil metros cuadrados, además de la apertura de una calle. Las tierras fueron adquiridas por la empresa en 1997, pero hasta ahora no reunió el consenso para levantar el barrio para ricos depredadores.




notas relacionadas...


LOS VOTOS Y SUS CIRCUNSTANCIAS


DEVUELVAN COSTA SALGUERO


 La CONSTITUCIÓN del 49... y la Venta de la CABA



2 comentarios:

  1. Me parece excelente la exposición que realizan en esta nota sobre la problemática y destino de Casa Amarilla y duele. Por otra parte, me pregunto una y otra vez porque el pueblo argentino eligió la desigualdad, la usura, los negociados, los empresarios inescrupulosos y sus corporaciones. Yo entiendo que faltaran alternativas en las urnas, pero esto ni siquiera debió haber sido una alternativa para el 51% del pais.

    ResponderEliminar
  2. los terrenos de casa amarilla SON DEL FERROCARRIL Y AL FERROCARRIL DEBEN VOLVER, peroncho hijo de puta. Querés viviendas, andate a construir al interior que está deshabitado. Y para qué querés viviendas, para llenar de negros perongronchistas CABA. Tom+atela, EL FERROCARRIL EXIGE ESOS TERRENOS DE NUEVO

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...