ACTUALIZACIÓN

HOY ACTUALIZAMOS LA NOTA SOBRE EL POLÈMICO SOTERRAMIENTO DEL FERROCARRIL SARMIENTO: «LA GRAN ESTAFA DEL SOTERRAMIENTO»

miércoles, 27 de noviembre de 2013

MÁS INUNDACIONES EN PALERMO







A pesar de los costosísimos túneles aliviadores del arroyo Maldonado, Palermo se sigue inundando. Han hecho un gran negociado pero no han solucionado el dramático problema de las inundaciones.

En el predio donde vecinos y profesionales proponían un lago regulador con uso público cuando no llueve, en lo que eran las playas ferroviarias de Palermo, se construyó un yoping, y otra vez, IRSA en connivencia con funcionarios macrista, se apropia del espacio público. La especulación inmobiliaria sigue sin control.

Mientras en La Plata, el juez Luís Arias hizo lugar a una cautelar para proteger el casco urbano limitando las alturas de nuevas construcciones a 3 pisos (Menos densidad garantizaría una mejor evacuación de agua en el caso de inundaciones); en la CABA, IRSA construye un yopin en zona inundable, agrabando el problema.

«El Shopping Distrito Los Arcos, en Juan B. Justo y Santa fe obtuvo finalmente el aval para terminar sus obras. A días de inaugurarse promete ser el nuevo polo de atracción de Palermo. En el otro extremo de la realidad, anuncian que las principales provincias del país cada vez tienen más asentamientos informales».



Leemos en la nota «Compras a cielo abierto»
(Clarín, página 45, miércoles 27 de noviembre 2013)

    «En la franja paralela a la avenida Juan B. Justo, que va desde Santa Fe a Córdoba, en pocos días darán a luz a un importante centro comercial a cielo abierto realizado a partir del reciclaje y puesta en valor de unas antiguas instalaciones ferroviarias. Allí donde tiempo atrás, bajo los arcos del viaducto ladrillero, funcionaban bodegas que vendían vino en damajuanas; y del otro lado, sobre Godoy Cruz, se vendía sexo.
    »Con la promesa de que Juan B. Justo no se inundaría más (concretada años más tarde con los aliviadores del arroyo Maldonado), a principio de 2000 aparecieron los inversores. Primero fueron las torres de vivienda; luego, desembarcó la Clínica Swiss Medical. En lo que eran las Bodegas Giol, eternamente usurpadas, se inauguró el Polo Científico Tecnológico. Y el año pasado, hasta hubo un concurso de ideas para desarrollar los terrenos de las explayas de maniobras del San Martín, entre Juan B. Justo y Godoy Cruz, desde Paraguay a la avenida Córdoba. 
    »El nuevo centro comercial que abrirá sus rejas antes de fin de año tiene sus antecedentes más allá de las recientes marchas y contramarchas judiciales. En 2002 la firma Arcos del Gourmet ganó la concesión de estas tierras por 20 años. Proponía un ambicioso centro cultural y comercial a cielo abierto con especial énfasis en la producción audiovisual. Pero fue Casa FOA, como ya ha ocurrido en numerosas ocasiones, quien alumbró con su exposición de 2007 las posibilidades urbanas del área. Y sin lugar a dudas fue el ensayo previo al actual proyecto, ahora en manos de la desarrolladora IRSA.
    »Distrito Arcos, como finalmente se llama, será un paseo bajo la modalidad “a cielo abierto” con 72 locales de grandes alturas (llegan a los 8 metros), 40 stands, espacios gastronómicos, 500 cocheras: 50.000 m2 “dedicados a una oferta con calidad de producto y precio, en un lugar diferente”, aseguran.
    »Pero cuando iniciaron el proyecto, el riesgo de inundación estaba presente. ¿Qué hacer si el nuevo sistema de aliviadores colapsara? La pregunta hidráulica tuvo su respuesta hidráulica. Con escaleras, rampas y robustos antepechos en los arcos de ladrillo construyeron un polder que el estudio Seggiaro Arquitectos, a cargo del proyecto, convirtió en uno de los grandes temas del proyecto.
    »Junto a la paisajista Cora Burgin usaron las diferencias de nivel creadas para evitar que ingrese el agua para diseñar un atractivo recorrido paisajístico con círculos y rectas, árboles y arbustos, que tiene dos focos de atracción: un gran vacío circular (que vincula con los dos pisos de cocheras subterráneas) del cual emergen unas estructuras metálicas con telas tensadas con forma de calas; y, en el remate del recorrido, un auditorio a cielo abierto.


Conclusión...

Eliminan 4.5 hectáreas de tierra absorbente, diseñan y construyen para preservarse ellos solos, y así las lluvias son derivadas al entorno (admitiendo que los fallidos túneles del Maldonado no funcionarán), provocando entonces, más inundación en el barrio.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...