ACTUALIZACIÓN

HOY ACTUALIZAMOS LA NOTA SOBRE EL POLÈMICO SOTERRAMIENTO DEL FERROCARRIL SARMIENTO: «LA GRAN ESTAFA DEL SOTERRAMIENTO»

lunes, 18 de febrero de 2013

EN NEW YORK NO SE CONSIGUE










Una durísima crítica publicada por el prestigioso diario The New York Times se agrega a la serie de reclamos vecinales, ambientalistas, judiciales y políticos contra la decisión del intendente Mauricio Macri de destruír la Avenida 9 de Julio con toda su arboleda...



BUENOS AIRES - La Capital de Argentina puede estar a punto de perder lo que es posiblemente la vista más emblemática: Un nuevo proyecto del gobierno de la ciudad encabezada por el alcalde Mauricio Macri está convirtiendo a la Avenida 9 de Julio en una sombra de sí misma en el nombre de un mal concebido proyecto de transporte público.

La avenida, a veces llamado la más ancha del mundo, tiene siete carriles centrales que se ejecutan en cada dirección, con un par de calles a lo largo de cada lado y un obelisco disparando desde su centro. Sus arboladas medianas, plantadas con las jacarandas comúnmente asociados con Buenos Aires, son un emblema de cómo los desarrolladores tempranos de la ciudad priorizaron los espacios verdes en medio de un rápido crecimiento urbano en el siglo 20.

Pero los árboles en medios de la avenida ya se han demolido en más de nueve manzanas, el primer paso hacia la construcción en la ciudad del tercer sistema de Metrobus, una red de carriles exclusivos para buses. El plan es tener 10 líneas de autobuses en cuatro carriles en un tramo de tres kilómetros de la Avenida 9 de Julio y reemplazar las plazoletas arboladas con paradas de autobuses modernos.

Los trabajos comenzaron a principios de enero, a la altura de las vacaciones de verano, cuando gran parte de la ciudad se vacía. Fue sólo después de que varios bloques de árboles fueron retirados que la gente comenzó a darse cuenta. Enrique Viale, un abogado ambientalista, me dijo que el ritmo de la obra, y la magnitud de los daños, le había cogido por sorpresa.

El miércoles pasado, un juez concedió una medida cautelar solicitada por Viale y otros que argumentaron, entre otras cosas, que el proyecto se inició sin la aprobación necesaria de la Legislatura de la ciudad.

Ahora el gobierno de Macri tiene que tomar un descanso de la destrucción de la principal arteria de Buenos Aires a la vez que defiende hacerlo.

Pero en lugar de debatir el tema abiertamente, Macri y su equipo han denigrado a los opositores del proyecto como en contra del progreso. Y se han producido una avalancha de números tontos: Sí, 277 árboles serán retirados de las plazoletas,  dice el gobierno de la ciudad, pero la gran mayoría se transferirán, y con 550 nuevos árboles que se plantarán, el proyecto traerá una ganancia neta de 414.

Esta aritmética oscurece el panorama, sin embargo, y no sólo porque árboles jóvenes no pueden compararse con los árboles de medio siglo de edad. Otra razón es que la Avenida 9 de Julio es importante más allá de su estética: Ha sido durante mucho tiempo una parte fundamental de la vida política y cultural de la ciudad ─el lugar de celebraciones, conciertos y protestas─. Las nuevas divisiones y paradas de autobús van a destruir sus espacios abiertos y excluir las grandes reuniones.

Y todo por un proyecto que es fundamentalmente erróneo, y un mal uso de los recursos para combatir la congestión que empeora en el centro de Buenos Aires. Con una línea de metro ya viajar a lo largo de la ruta del Metrobus propuestas, los millones de dólares destinados a los nuevos carriles bus estaría mejor invertido en la transferencia de más pasajeros en subterráneo. También tendría más sentido para construir carriles bus en las calles laterales, que no requieran la alteración de la fisonomía de la avenida central.







2 comentarios:

  1. Para elegir al jefe de la policía metropolitana consultó a las embajadas de EEHH e Israel, como debe ser en un país occidental y cristiano. Y de esa criteriosa consulta resultó el inspirado nombramiento de Jorge Alberto "fino" Palacios.

    Ahora que el diario de mayor influencia mundial (según dicen) se refiere con inusitada dureza tanto al tratamiento destructivo dado a la avenida como a la absurda política de transporte al optar por privilegiar el desplazamiento de omnibuses en lugar de mejorar y modernizar al subterráneo, además del amparo que detuvo momentáneamente el arbolicidio, quizá el bicialcalde y su descollante equipo de técnicos, bajen un cambio y ejerciten la tan saludable costumbre de pensar con la cabeza en lugar de hacerlo con traste.

    Aunque como decía Sócrates en sus numerosos libros, "difícil quel chancho chifle..."

    Saludos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...