GLIFOSATO

La Saga del GLIFOSATO: Lino Barañao desacreditó el trabajo de Andrés Carrasco y defendió al glifosato (y al modelo agropecuario). Y no dejó de hacerlo en cuanto micrófono se acercara. Incluso cuestionó el trabajo de Carrasco en encuentros de Aapresid (empresarios del agro) y, sobre todo, en el Conicet...

domingo, 4 de febrero de 2018

Las INUNDACIONES son NUESTRAS, las GANANCIAS son AJENAS





El Neoliberalismo imperante, es la continuidad histórica con nuevo nombre del capitalismo rapaz descontrolado. Viene por los recursos naturales, por el ambiente, y por nosotros. Con los medios hegemónicos de comunicación y el poder judicial a su servicio, la especulación capitalista, a través de gobernantes y legisladores cómplices, depredan nuestro territorio nacional. Lo hacen con la naturalización del saqueo: destruyen los humedales para construir barrios cerrados y countries, impermeabilizan los campos y contaminan  las poblaciones rurales con el cultivo de soja y el glifosato, porducen innumerables perjuicios a la naturaleza contaminando las napas de agua, incrementando el desmonte nativo, extinguiendo especies animales... y todo es culpa del "Cambio Climático". Pero el famoso "Cambio climático" es producto de la actividad de humanos inescrupulosos y no castigo divino.




La zona más afectada este viernes era la comunidad de Santa Victoria Este, en el extremo noroeste de la provincia de Salta, donde viven unas 10.000 personas. Ya son más de 60.000 los evacuados en Salta y Tucumán. En el sur de Bolivia 50.000 personas también debieron ser evacuadas.

Se volvió a cortar la ruta provincial 54 y el Pilcomayo superó los 7mts. La situación no deja de ser alarmante en Santa Victoria Este. Esta mañana, 4-02-2018, aguas de río Pilcomayo cortaron otro tramo de la ruta provincial 54 a la altura de Santa Victoria Este y Santa María. Puntualmente a la altura de "La Miguelina" informó Radio Panamericana.








Lluvias, inundaciones y soja en tiempos de cólera

El desastre que implica el actual récord histórico de lluvias, tormentas feroces, desbordes de ríos y canales, y cauces de aguas incontenibles, afecta en estas mismas horas a la provincia de Tucumán y a decenas de ciudades cordobesas, santafesinas, santiagueñas, entrerrianas, bonaerenses y pampeanas, y viene a sumarse a las ya habituales y muy dañinas inundaciones que cada tanto afectan al Chaco y a Formosa; a los recientes aludes y descalces de ríos en Salta y Jujuy, e incluso, ahora mismo, al desbarajuste climático también en la Patagonia, donde Comodoro Rivadavia, Viedma y otros puntos empiezan a sentir efectos indirectos, como lo sintieron hace poco Mendoza y La Pampa.

Pero lo más asombroso, lo verdaderamente fenomenal e increíble, no es que esta calamidad suceda en casi todo el territorio argentino. Lo verdaderamente condenable es que no hay explicaciones sinceras. No se lee ni se confiesa la causa profunda del desastre que ensombrece el futuro de nuestro país. Y que no se llama “cambio climático” como mienten el Presidente Macri y sus secuaces. Se llama SOJA, que es el poroto productor del desastre agrícola argentino, y cuyos promotores y beneficiarios son los responsables de este crimen de lesa ecología, para el que cuentan con la infaltable contribución de un Estado bobo en manos de funcionarios corruptos. Así nomás.

¿Por qué semejante aseveración? Porque la Argentina fue un territorio privilegiado por la Naturaleza, en el que, históricamente, cada hectárea de bosque consumía entre 1800 y 2200 milímetros por año/hectárea. A la vez, las pasturas consumían entre 800 y 1200 milímetros de agua/año/hectárea. Esto garantizaba la absorción de lluvias en proporciones entre ideales y adecuadas.

La soja, en cambio, apenas consume entre 400 y 600 milímetros de agua/año/hectárea. De donde es obvio que si en dos décadas 10 millones de hectáreas pasaron de la ganadería al monocultivo y dejaron de absorber agua en aquella proporción equilibrada, las napas freáticas sólo pueden subir. Que es lo que viene sucediendo en la hasta hace poco llamada pampa húmeda, donde históricamente las napas estaban a 10 o 15 metros bajo la superficie, pero ahora están a sólo un metro o incluso menos...

Así la Naturaleza, al no poder absorber más agua, la exporta a ríos, lagunas, arroyos y cunetas y, cuando llueve mucho, a los conglomerados urbanos. Que es lo que está sucediendo hoy en la Argentina. Por obra de tipos avorazados y no por “cambio climático”... 



El suelo no absorbe el agua

El desmonte y algunos cultivos elevan las napas freáticas: Una decena de provincias con inundaciones y emergencia agropecuaria, pérdidas millonarias y pedidos de ayuda al Estado.  

Esteban Jobbágy, investigador de la Universidad de San Luis y del Conicet, aporta un elemento invisibilizado: la poca capacidad del suelo de absorber agua y su relación con el uso del suelo (modelo de agronegocio mediante). Alerta que –por el avance de algunos cultivos– las napas freáticas suben y las inundaciones son (y serán) cada vez más frecuentes. Otro factor: en Argentina se desmontaron 2,4 millones de hectáreas en los últimos diez años.

“El actual modelo agropecuario produjo que lugares que ya se inundaban ahora lo hagan más seguido, y zonas que no se inundaban, ahora comiencen a hacerlo”, explicó Jobbágy, del Instituto de Matemática Aplicada de la Universidad de San Luis (Imasl), del Grupo de Estudios Ambientales e investigador del Conicet. Hace quince años trabaja sobre la capacidad del suelo de retener agua. Señaló que las inundaciones no dependen sólo de la lluvia, sino también de cuánto absorben los suelos y su directa relación con la capa freática (acumulación de agua subterránea)...



Sostiene el papa Francisco





A vos que te preocupa que la AUH se vaya por la canaleta de la droga y el juego; a vos que te hincha las pelotas o los ovarios que se le dé plata a los negros para que no trabajen mientras vos te rompés el culo para poder irte de vacaciones a Miami, a vos que fuiste a todos los cacerolazos y que no faltas nunca a misa ni cuando estás en Cariló, ni te perdés la hostia, y repetís señor yo no soy digno de que entres en mi casa pero una palabra tuya bastará para sanarme; a vos que repudiás la corrupción y las malas acciones de los hombres y mujeres de este mundo mezquino lleno de políticos populistas; a vos que te preocupa hacia dónde va este país con todos los climas, y las vaquitas en el campo, y la soja en los silos bolsa, y los dólares en bancos de afuera, y el corazón partido... a todos los invitamos a leer la EXHORTACIÓN APOSTÓLICA EVANGELII GAUDIUM del Santo Padre FRANCISCO a los Obispos, a los Presbíteros y Diáconos, a las personas consagradas y a los fieles laicos sobre el anuncio del EVANGELIO en el mundo actual... y a reflexionar y a sentir, y a rezar (por mi culpa, por mi culpa, por mi grandísima culpa...) y a mirarse al espejo y escupirse (para arriba es mejor, cae justo sobre los ojos).


Leamos qué dice "el manifiesto de Francisco", sintamos profundamente la "Carta Magna para una reforma de la Iglesia", consustanciémonos en «La Alegría del Evangelio»


    «2. El gran riesgo del mundo actual, con su múltiple y abrumadora oferta de consumo, es una tristeza individualista que brota del corazón cómodo y avaro, de la búsqueda enfermiza de placeres superficiales, de la conciencia aislada. Cuando la vida interior se clausura en los propios intereses, ya no hay espacio para los demás, ya no entran los pobres, ya no se escucha la voz de Dios, ya no se goza la dulce alegría de su amor, ya no palpita el entusiasmo por hacer el bien. Los creyentes también corren ese riesgo, cierto y permanente. Muchos caen en él y se convierten en seres resentidos, quejosos, sin vida. Ésa no es la opción de una vida digna y plena, ése no es el deseo de Dios para nosotros, ésa no es la vida en el Espíritu que brota del corazón de Cristo resucitado».

Y más adelante dice...

    «56. Mientras las ganancias de unos pocos crecen exponencialmente, las de la mayoría se quedan cada vez más lejos del bienestar de esa minoría feliz. Este desequilibrio proviene de ideologías que defienden la autonomía absoluta de los mercados y la especulación financiera. De ahí que nieguen el derecho de control de los Estados, encargados de velar por el bien común. Se instaura una nueva tiranía invisible, a veces virtual, que impone, de forma unilateral e implacable, sus leyes y sus reglas. Además, la deuda y sus intereses alejan a los países de las posibilidades viables de su economía y a los ciudadanos de su poder adquisitivo real. A todo ello se añade una corrupción ramificada y una evasión fiscal egoísta, que han asumido dimensiones mundiales. El afán de poder y de tener no conoce límites. En este sistema, que tiende a fagocitarlo todo en orden a acrecentar beneficios, cualquier cosa que sea frágil, como el medio ambiente, queda indefensa ante los intereses del mercado divinizado, convertidos en regla absoluta».




EVO O MAURICIO


Tan distintos. Evo sí, Macri no: las fotos que indignaron a todos, en medio de la inundación en Salta. En las redes sociales se viralizaron postales en las que, por un lado, se ve al presidente boliviano metido en el barro, y en otras a su par argentino jugando futbol. El presidente de la Nación, Mauricio Macri, realizó una visita a la provincia de Jujuy, y mientras el norte de Salta sufre las inundaciones que provocó el desborde del río Pilcomayo, el mandatario jugaba un "picadito" en Humahuaca.








NOTAS DE LA SAGA DEL GLIFOSATO...













lea tambien...


LA LEY DEL EMBUDO AL REVÉS


MM CONTRA EL HUMEDAL


VIENEN POR LOS BOSQUES, VIENEN POR NOSOTROS


LA VENECIA TRUCHA EN EL TIGRE


INUNDACIONES Y PARTICIPACIÓN POPULAR


QUIEREN MATAR A LAGUNA ROCHA


HUMEDALES O PRODUCTIVISMO NEOLIBERAL


INUNDACIONES ACÁ Y ALLÁ


La CONSTITUCIÓN del 49... y las INUNDACIONES


La CONSTITUCIÓN del 49... y la Venta de la CABA


La CONSTITUCIÓN del 49... y la Venta de la CABA (parte II)


OTRO ROBO EN LA CABA: LA AGENCIA DE BIENES DEL ESTADO S.E.


¿POR QUÉ LA INUNDACIÓN?


AMARRAS de GUALEGUAYCHÚ o HUMEDALES



DESMONTE...





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...