ACTUALIZACIÓN

HOY ACTUALIZAMOS LA NOTA SOBRE EL POLÈMICO SOTERRAMIENTO DEL FERROCARRIL SARMIENTO: «LA GRAN ESTAFA DEL SOTERRAMIENTO»

domingo, 27 de noviembre de 2011

OTRO RIACHUELO ES POSIBLE





La legislatura porteña se vistió de gala intelectual y social, el martes 22 de noviembre. No estaba ningún personaje extranjero, famoso, multipremiado, presentando su ponencia. Fue el encuentro de virtuosos argentinos educados en las escuelas y universidades públicas que devolvieron algo de su saber a la comunidad que tanto dio por ellos.

En el salón Montevideo, se dieron cita los mejores hijos de la ciudad para poner la cabeza y el corazón en un problema que nos aqueja a todos desde hace décadas y ofrecer "OTRA MIRADA SOBRE EL RIACHUELO".

Se escucharon voces diversas sobre un tema complejo, difícil, casi ¿irresoluble?, pero flotó en las aguas de la Legislatura la esperanza que generan las buenas ideas, la reflexión y el debate honesto para el interés colectivo.

Presentó la jornada la Diputada Delia Bisutti, moderó las intervenciones el Ing. Eduardo Molina.

Se proyectó un emotivo video de Quinquela Martín mostrando su obra, a través de su genial paleta: el puerto, los trabajadores, la industria, el amor, la vida cotidiana, los humildes y el legado de su palabra: “cuanto hice y cuanto conseguí a mí barrio se lo debo”.

Comenzó el arquitecto Adolfo Rossi: “en la inspiración de Quinquela se genera nuestro trabajo, donde la arquitectura es para puertos, trabajadores, industria, los humildes, la vida cotidiana. Así en el Riachuelo se navegará, con pasajeros y cargas, con embarcaderos que serán: centro cultural, estación, kiosco, jardín de infantes. Volverá a ser navegable, será la columna vertebral del transporte que sirva a millones de habitantes, llegando desde el Mercado Central a todas las ciudades que lo rodean para terminar en el mismo centro de la CABA, con puentes que unen ambas márgenes para el fácil fluir de vehículos y la navegación, puentes pensados y desarrollados desde nuestra UTN”.

El arquitecto Gustavo Cañaveral -en la misma senda- expresó las posibilidades virtuosas del Riachuelo desde su nacimiento a su desembocadura, en función social y productiva, y a lo largo de su exposición, el territorio se fue transformando en una nueva ciudad, donde el río articula la industria, el comercio y el esparcimiento, con puentes y caminos transitados por una sociedad pujante que prioriza el trabajo a la visión inmobiliaria paralizante y con injusto futuro.

Ambos arquitectos con mapas y planos, mostraron una nueva urbe, sin límites administrativos, ciudad futura a través de un proyecto integrador, donde el Riachuelo se puebla de barcos y barcazas, el tráfico se multiplica incorporando el agua como vehículo primordial para el transporte de personas y mercaderías.

Siguieron profesionales Argentinos de reconocimiento mundial en su materia. El doctor en Geología Jorge Codignotto, con sencillez admirable, explicó las características hidráulicas, geológicas, e históricas del Riachuelo. Demostró la inviabilidad del dragado del mismo y el enorme daño al medio ambiente que puede producirse. Ponderó el futuro desarrollo del río a través de un plan maestro que tenga en cuenta la vivienda, el transporte y la producción, pero considerando que el nivel del agua tenderá a subir en los próximos años.

El Ingeniero hidráulico Raúl Escalante dio ejemplos internacionales de recuperación de ríos, donde las ciudades ganan en belleza y calidad de vida, como es el caso de Londres con el río Támesis, o la ciudad de Rotterdam en la desembocadura del Rin. Contó cómo se pudo recuperar este último río, a pesar de la contaminación de las fábricas alemanas, porque se puso en debate la forma de producción, se diseñó una estrategia de recuperación del cauce de agua, sugiriendo dejar el fondo como está, cubierto por una capa de arena, que junto al cese de los volcados contaminantes servirá a la limpieza del curso, enfatizando que “no son los barcos los que contaminan ríos y mares”.

Con Escalante y Codignotto quedó claro que los barros contaminados no deben ser removidos. Ambos aconsejaron dejarlos en el lecho del Riachuelo, a pesar del interés empresario por ingresar al negocio de la "limpieza", en contra de la experiencia internacional al respecto. Este es un tema que merece ser difundido en la sociedad por los perjuicios irreparables que causaría la remoción de los mismos en manos inecrupulosas.

Llegó el turno del antropólogo Marcelo Weissel que puso en relieve las necesidades humanas, los sueños y proyectos de millones de personas que habitan la cuenca y que desconocen las incumbencias patrimoniales de su propio hábitat, por lo que se hace necesario una concientización de las propias necesidades, problemas y potencialidades, en beneficio del conjunto, en armonía con un Riachuelo remozado, a la luz de un plan urbanístico que ponga a la sociedad íntegra como protagonista.

Al cierre, se hizo una ronda de preguntas e intercambios con el público presente, donde el moderador Ing. Molina, cuestionó el rol de la Acumar, organismo que afirma: “los barcos contaminan”, razón de la actual prohibición de la navegación en el Riachuelo.

“Si el Riachuelo se limpia no es para dejar de utilizarlo sino, por el contrario, usarlo más, el corredor turistico-productivo ribereño es necesario, es posible, es urgente”, fue la síntesis colectiva. Sólo se llegará a cabo con la participación, la movilización, mesas de debate entre todos los protagonistas, habitantes, trabajadores, industriales, y el trabajo de todos los sectores sociales, porque el peligro latente se conoce: “la codicia inmobiliaria que ya nos dejó sin costa en el Rio de la Plata sigue avanzando”.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...