martes, 23 de diciembre de 2014

EUCLIDES SE MURIÓ EN BUENOS AIRES





Euclides intentó resumir todo el saber matemático en su libro Los elementos. La geometría de Euclides fue una obra que perduró sin variaciones hasta el siglo XIX, pero los argentinos la hemos superado.

Toda la geometría euclidiana ha muerto en las exPlayas ferroviarias de Liniers, Caballito y Palermo.
El progreso no se detiene. El sol no puede taparse con las manos.

Un ejemplo: El nuevo yopin Distrito Arcos ha vencido a los vecinos retrógrados que habían presentado un amparo para detener su inauguración. Fue en vano la audiencia pública que se realizó 2 años después de haber comenzado las obras por parte del grupo IRSA, y humillante que el señor Juan Carlos Villalonga tuviera que soportar la interpelación por parte de algunos inadaptados.  

La Ciudad necesita 10 metros cuadrados de espacio verde por habitante, pero en la actualidad sólo tiene 2 metros cuadrados por habitante. Sin embargo, la teoría cuántica ha demostrado que se puede obtener espacios verdes en donde antes no se consideraba...




Estamos rodeados de verde por todos lados, a cada momento. Según los investigadores especializados en teoría cuántica, el 35 por ciento de las exPlayas ferroviarias de Liniers, Caballito y Palermo  (que dejará de ser posible espacio público y verde, para devenir en mercancía de los reyes del cemento y los emprendedores inmobiliarios) puede ser reemplazado por macetas en los balcones de los edificios que se construirán, las pelopincho en las terrazas, las alfombras sintéticas de las canchitas de futbol 5, las sombrillas en los restaurantes y yopin ad hoc con vista a escenografía verde en las vidrieras de los paseos de compra, las bicisendas y las plantas sintéticas en los techos de los colectivos...




Por eso, frente a la superación del viejo Euclides, se hace necesaria una nueva compañía estatal para la explotación comercial e inmobiliaria de los predios ferroviarios que se encuentran en el territorio de la Capital Federal.


Playas Ferroviarias de Buenos Aires S.A. fue anunciada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Tendrá a su cargo la venta de terrenos y el desarrollo urbanístico de las áreas ferroviarias de Liniers, Caballito y Palermo. La empresa estatal dependerá del ministro de Economía, Axel Kicillof, y del titular de la ANSES, Diego Bossio.

Según los datos oficiales, el desarrollo urbanístico y comercial de las 74 hectáreas disponibles en Liniers, Caballito y Palermo le reportarán al Estado algo más de $ 2.500 millones que se destinarán a pagar el soterramiento de la línea Sarmiento.

Las obras para trasladar bajo tierra el ferrocarril que une Once con la zona oeste del Gran Buenos Aires siguen paralizadas y sin fecha cierta de inicio.

Si bien hacer túneles es 10 veces más caro que hacer puentes o vías elevadas como vemos en las películas norteamericanas (o si no tenemos televisión, podemos ir a Barracas y ver como el ferrocarril Roca atraviesa la ciudad sin problemas hasta Constitución, o el ferrocarril San Martín a través de Palermo, desde hace años) es más limpio no ver nada, que todo pase bajo tierra, así se evita la contaminación visual. Además, los arroyos (Medrano, Maldonado, Cildañez, Vega) que cruzan con sus cuencas toda la Ciudad, no molestan si no llueve, y cuando llueve podemos atribuir los inconvenientes al cambio climático y no detenemos el progreso...


La realidad nos muestra que bajo los puentes reina la inseguridad, vagabundos y narcotraficantes...


 La asistencia crediticia del BNDES de Brasil, que había arrimado el grupo constructor Odebrecht para la concreción del megaproyecto ferroviario, se encuentra virtualmente congelada por los problemas económicos y políticos que, según los opositores, afrontan las administraciones de Cristina Kirchner y Dilma Rousseff.

Los primeros desembolsos del crédito por US$ 1.500 millones que acordaron ambos gobiernos se vienen postergando desde principios de 2014. Inicialmente iban a llegar en marzo. Después se pasaron para agosto. Y ahora no se sabe cuándo podrían arribar.

Las playas de Liniers, Caballito y Palermo fueron desafectadas de la órbita ferroviaria en septiembre de 2012 por medio del decreto 1723 que había dispuesto la creación de una “sociedad anónima” manejada por el Estado para la explotación comercial y urbanística de esos espacios.

Con el fin de delinear el uso de los terrenos, la ANSES llevó adelante con la Sociedad Central de Arquitectos un “concurso nacional de ideas” para seleccionar los proyectos integrales de cada lugar.

De acuerdo con la promesa de los funcionarios, el 65% de las playas ferroviarias se utilizará para la creación de nuevos espacios verdes y parques públicos, mientras que el 35% restante de las superficies se orientará al desarrollo “urbanístico e inmobiliario”.










No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...