domingo, 11 de diciembre de 2016

CABA, LA GRAN TORTA (I)









Nada de lo que dice la Constitución de la CABA se cumple en el gobierno de Cambiemos...


ARTÍCULO 27.- La Ciudad desarrolla en forma indelegable una política de planeamiento y gestión del ambiente urbano integrada a las políticas de desarrollo económico, social y cultural, que contemple su inserción en el área metropolitana. Instrumenta un proceso de ordenamiento territorial y ambiental
participativo y permanente que promueve:

1. La preservación y restauración de los procesos ecológicos esenciales y de los recursos naturales que son de su dominio.

2. La preservación y restauración del patrimonio natural, urbanístico, arquitectónico y de la calidad visual y sonora.

3. La protección e incremento de los espacios públicos de acceso libre y gratuito, en particular la
recuperación de las áreas costeras, y garantiza su uso común.

4. La preservación e incremento de los espacios verdes, las áreas forestadas y parquizadas, parques naturales y zonas de reserva ecológica, y la preservación de su diversidad biológica.

5. La protección de la fauna urbana y el respeto por su vida: controla su salubridad, evita la crueldad y controla su reproducción con métodos éticos.

6. La protección, saneamiento, control de la contaminación y mantenimiento de las áreas costeras del Río de la Plata y de la cuenca Matanza-Riachuelo, de las subcuencas hídricas y de los acuíferos.

7. La regulación de los usos del suelo, la localización de las actividades y las condiciones de habitabilidad y seguridad de todo espacio urbano, público y privado.

8. La provisión de los equipamientos comunitarios y de las infraestructuras de servicios según criterios de equidad social.

9. La seguridad vial y peatonal, la calidad atmosférica y la eficiencia energética en el tránsito y el
transporte.

10. La regulación de la producción y el manejo de tecnologías, métodos, sustancias, residuos y desechos, que comporten riesgos.

11. El uso racional de materiales y energía en el desarrollo del hábitat.

12. Minimizar volúmenes y peligrosidad en la generación, transporte, tratamiento, recuperación y disposición de residuos.

13. Un desarrollo productivo compatible con la calidad ambiental, el uso de tecnologías no contaminantes y la disminución en la generación de residuos industriales.

14. La educación ambiental en todas las modalidades y niveles.






Por el contrario, Mauricio Macri primero, y Rodríguez Larreta ahora, se han encargado de achicar los espacios verdes, incrementar la superficie cementada, privatizar los espacios públicos, mentir a la población acerca de los verdaderos propósitos de sus decisiones políticas: HACER NEGOCIOS.

El Gobierno porteño de Rodríguez Larreta, en connivencia con La Sociedad Central de Arquitectos, el Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo, El decano Luís Bruno desde la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo FADU, más los Desarrolladores (Especuladores de la Tierra y la Construcción) se repartirán la Ciudad para los grandes negocios inmobiliarios en detrimento de la vida de todos.

El Urbanismo y los arquitectos del establishment están al servicio del poder: Las politicas de urbanismo actúales son para afianzar la desigualdad. A estos urbanistas no les interesa el cambio climáticos y su interrelación con lo morfológico. Todo su saber está al servicio de los negocios. Aquí, el urbanista neoliberal es tan brutal que hasta prescinde del conocimiento de otras disciplinas fundamentales como los geólogos, hidrogeólogos, biólogos, antropólogos, etcétera.

Los urbanistas por sí solos NO pueden establecer políticas urbanas, si no es en conjunto con la sociedad civil: los que viven, transitan, conocen el territorio, padecen sus problemas, trabajan, y se desarrollan... lo contrario a un country que no es una urbanización, es un monumento para unos pocos.

Es necesaria una ciudad para iguales que no se FRAGMENTE y no pueda ser fragmentada. La ciudad fragmentada exige mucho mas recursos para la seguridad. Una ciudad de iguales es la que provee a todos transporte, educación, salud, espacios verdes, teatros, cultura general, y demás. El espacio urbano es el lugar donde lo social y económico pueden desarrollarse en armonía.

Pero hoy manda el Mercado. Los sectores ricos hacen lobby para que los gobiernos mediante politicas públicas expulsen a los pobres. La ciudad rica oculta a la pobreza, no quiere saber nada con ella, luego si necesita expandirse toma los áreas pobres, hasta ese momento dejadas de lado.






Rodríguez Larreta intenta, en la Legislatura de la Ciudad, que se vote un proyecto de reforma del Código de Planeamiento Urbano (CPU), que sería reemplazado por un nuevo código morfológico. Recordemos que desde el año 2008 (cuando entró en vigencia el Plan Urbano Ambiental, PUA) hasta hoy abundaron los rumores y los intentos fallidos de nacimiento del nuevo Código.

El actual CPU fue concebido e impuesto en 1977, durante la última Dictadura cívico militar genocida y se caracteriza por el uso arbitrario del fibrón para delimitar zonas y usos (siempre a favor del mercado), y la calculadora para establecer beneficios, gastos, ganancias y coimas varias.

El nuevo Código, promovido y prometido por el PUA, nacerá en democracia. Debería ser propuesto y no impuesto, como el actual, y para esto debería ser participativo, con la opinión y propuestas de asambleas vecinales, técnicos y profesionales que durante años han bregado por soluciones urbanísticas que nunca fueron escuchadas.

Es sumamente importante alertar sobre el proceso de recambio del Código, ya que el período de transición y el procedimiento de desconexión de la vieja normativa y la entrada en vigencia de la nueva puede ser altamente especulativo si no se hace pensada y transparentemente. ¿Alguien tiene alguna duda que ya está todo cocinado para los ganadores de siempre? No olvidemos que, el anterior cambio del año 1977 fue traumático y tremendamente especulativo: se presentaron miles de planos contrarreloj de edificios que resultaron siendo "no conformes" muchos años después. Clin Caja.



    ►El mercado inmobiliario es uno de los más grandes en nuestra economía, y tiene el poder de alterar la macroeconomía entera del país en determinadas situaciones. El valor de un terreno urbano está dado por la capacidad constructiva que le otorga la normativa vigente asociada. 
    ►El Estado debe intervenir en la economía para proteger a la población y no al empresariado rapaz, ya que modificando un número referente a una altura o un factor, puede beneficiar o perjudicar, enriquecer o empobrecer al tenedor del dominio de la propiedad. 
    ►Cuando el Código entero cambia, todos los parámetros se modifican y los precios relativos se caen, y si se corrobora la noticia del cambio, es probable que directamente no haya precios, por especulación y porque, en rigor de verdad, si no hay normativa, son incalculables. 
    ►Para evitar cualquier problema, la especulación inmobiliaria rosquea con los funcionarios y legisladores, y tienen los terrenos apetecidos en la mira, a la espera de la norma que libere el gran negocio. El ciudadano común no se entera de nada, distraído por su programa favorito en la tele.

Los empresarios amigos, los parientes, testaferros con manejo de la información podrían sacar ventajas: si alguien acaso contara con información privilegiada (¿alguna duda de que ya la tienen?), podría comprar barato, sabiendo que determinada tierra se verá beneficiada por la nueva normativa o vender rápido, sabiendo que se verá perjudicada.

En más de una oportunidad, el dictado de normas de la Legislatura ha  beneficiado a sabiendas a terrenos ligados a funcionarios o amigos del poder.

Como estas cuestiones de aplicación no son atendidas como merecen, y sabiendo el objetivo del gobierno de Cambiemos, en lugar de asistir finalmente al cambio del Código de Planeamiento Urbano, asistiremos fatalmente al proceso más especulativo de compraventa y presentación de expedientes de obra sobre la tierra de la CABA de toda su historia.






Finalmente, el gobierno de Rodríguez Larreta pudo lograr su objetivo: a más de 5 meses de su creación, entró en operaciones la Agencia de Bienes Sociedad del Estado (ABSE), herramienta mediante la cual el PRO tendrá carta libre para profundizar la venta de tierras públicas que comenzó a motorizar con mayor fuerza durante el último año.




¿TOMADA, EL BOSSIO DE LA CABA?

    La Ciudad tendrá una Agencia de Bienes que manejará y administrará unos 2400 inmuebles estatales, sobre los cuales podrá ejecutar nuevas obras e impulsar su venta, según una ley sancionada por la Legislatura porteña que incluyó la enajenación del predio del Tiro Federal, en Núñez, para la construcción de un parque educativo universitario. 

    42 sufragios a favor provinieron de los bloques del PRO, Suma+ que responde a Martín Lousteau, Confianza Pública de Graciela Ocaña, el Frente Renovador y una fracción del Frente para la Victoria. En tanto, votaron en contra 16 diputados de la bancadas de la Izquierda, el Partido Socialista, el Socialismo Auténtico, la Coalición Cívica y el otro sector del FpV, y dos se abstuvieron: los legisladores Carlos Tomada y Gabriel Fuks. “Nuestro bloque a partir de miradas divergentes y coincidentes dio libertad de acción”, informó el presidente del bloque K, Tomada durante la sesión.


Del organismo participan desde hombres vinculados al presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, hasta funcionarios ligados al embajador argentino ante EEUU, Martín Lousteau, y al legislador Carlos Tomada (FpV).

En la Legislatura porteña reconocieron que la conformación de ABSE , incluso, recién se cerró luego de que se limaran los últimos detalles de lo que todos señalan como un nuevo pacto Pro-K.

La primera medida que concretará la Agencia será avanzar con la comercialización de los terrenos del Tiro Federal que, según especialistas del sector inmobiliario, podrían asegurarle a la Ciudad ingresos por hasta U$S 500 millones.

El PRO pretende dividir las 16 hectáreas que hoy ocupa el club para levantar en dicha superficie desde torres de departamentos y locales comerciales hasta un polo tecnológico de laboratorios y universidades, que denominará “Parque de la Innovación”.

“Aunque la titularidad del predio nunca estuvo en discusión, el Gobierno de la Ciudad ya tomó una decisión que claramente responde a los intereses creados por distintos empresarios inmobiliarios en torno al Tiro Federal. No importa que hayamos respetado todas las pautas que se nos fueron cambiando en estos años. Acá se está imponiendo un proyecto desde más arriba”, comentó a Adelanto 24 Juan Carlos Salerni, referente del Tiro Federal.

En contrapartida, desde el oficialismo porteño aseguran que lo que se recaude con la comercialización del predio garantizará la urbanización de, por ejemplo, toda la zona que hoy ocupa la Villa 31. Sin embargo, el gobierno porteño ya ha tomado deuda para cumplir con la supuesta urbanización, por lo que todo lo que se dice del futuro del Tiro Federal es mentira.

La Villa 31, según el larretismo, es uno de los puntos que se evalúa como potencial sede del Ministerio de Educación de la Ciudad, si es que finalmente se lleva a cabo el proyecto de transformación que tantas veces anunció el Pro. En breve, el oficialismo porteño construiría dentro del asentamiento una oficina gubernamental para atender los planes de urbanización. Mucha mercadotecnia, cero respuesta, como la frase "Pobreza Cero".




HIPÓDROMO DE PALERMO

Por lo pronto, ABSE ya concretó una movida clara a poco de su creación. Así, la Ciudad acaba de alzarse con el control de las 56 hectáreas del Hipódromo de Palermo.




CAMPO ARGENTINO DE POLO

En paralelo, busca destino para la cancha 2 del actual Campo Argentino de Polo. La intención es ubicar inversores de aquí a mediados de 2017 para la concreción de cuatro torres de viviendas en dicho terreno.

Rodríguez Larreta mordió el polvo este año con otra pretensión que tenía para la Agencia de Bienes: no pudo abrochar el proyecto que comprende la concesión de buena parte del Autódromo porteño. El Pro pretendía darle un uso directamente comercial a 41 de las 139 hectáreas que ocupa el circuito.

La idea inicial era licitar el espacio para la posterior instalación de locales gastronómicos, concesionarias e incluso talleres mecánicos. De esa manera, la Ciudad esperaba recaudar al menos U$S 4,5 millones en concepto de canon.

Pero una serie de reveses cosechados en la Legislatura, voto en contra del bloque de Lousteau incluido, dejaron al jefe de Gobierno sin una de sus grandes apuestas del 2016.




AUTOPISTA  RIBEREÑA

Rodríguez Larreta no afloja. Insiste y sabe que tarde o temprano los negocios le ganan al interés general. A tono con la habilitación de ABSE, la Ciudad informó hace pocos días que venderá una serie de terrenos ubicados en cercanías de Puerto Madero.

La zona, aledaña también a los complejos de torres de Catalinas Norte, comprende 92.000 metros cuadrados bajo control del ferrocarril y en donde conectan formaciones del Mitre, Roca y Sarmiento. La venta de esa porción de tierra le permitiría al Pro recaudar otros U$S 150 millones que, dicen en el oficialismo porteño, irán directo a la construcción de la controvertida Autopista Ribereña.

Tal cifra, igualmente, no alcanzará para cubrir el desarrollo de un trazado que apuntará a desviar de la Ciudad el tránsito pesado. Para completar la obra se requieren hasta U$S 500 millones, lo cual implicará en lo concreto un pedido de préstamo de más de U$S 300 millones a la Corporación Andina de Fomento (CAF). En concreto, esto no representará más que nueva deuda a cubrir por parte del Estado porteño.




CENARD

Para el año próximo, en la Legislatura se sabe que el Pro oficializará su intención de destinar también al mercado inmobiliario buena parte de las 11 hectáreas del Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CENARD), así como saldrá a vender unas 30 hectáreas correspondientes al Mercado de Liniers.



VILLA OLÍMPICA

Para recibir las olimpiadas juveniles en 2018, el gobierno porteño envió a la Legislatura un proyecto de Ley para la construcción de la Villa Olímpica que fue aprobada este jueves con 41 votos positivos (PRO, PS, FR, CP, CC y Muiños, Palmeyro, Fuks, Gottero y Heredia, el nuevo bloque “aparte” del FpV). Los legisladores de Martín Lousteau se abstuvieron.

La Villa está pensada, en primera instancia, para alojar a los 6000 atletas que participaran de las Olimpiadas. Serán 31 edificios, con 7 pisos cada uno.

En tanto, cuando finalice la competencia, las viviendas construidas albergaran a 1250 familias, que podrán adquirirlas con créditos del Banco Ciudad o por leasing. “El comité nos votó porque les gusto la idea de hacer una ciudad en un lugar donde no hay, Vamos a hacer un barrio y se los vamos a prestar a las olimpiadas”, dijeron desde el Ejecutivo porteño.



TÚNEL EN SAAVEDRA

Una obra innecesaria donde se postergan otras urgentes que por menos visibles no son menos importantes. Son las que desde las trágicas inundaciones del 2013 se reclaman y no se realizan ignorando las víctimas fatales y los daños irreparables que pueden repetirse.

Desde el Estado de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se miente y se manipula con la complicidad delincuencial de los medios de comunicación porteños que, con escasas excepciones, distorsionan cuando no censuran.

Legisladores y comuneros también ausentes de la realidad y el compromiso. Y para cerrar el combo que destruye a la ciudad y sus ciudadanos tenemos a los académicos de las universidades quienes, casi todos, están esperando ser convocados desde el mostrador del Estado y de alguna empresa que pueda ganar alguna licitación, lo que los lleva a callar cobardemente.

SAAVEDRA NO DUERME CUANDO LLUEVE. No hay medidas de alerta temprana, ni Plan de Contingencia. El guazón no escucha, sólo quiere negocios.

Aún perdura el recuerdo de la inundación del jueves 6 de diciembre de 2012, y la del martes 2 abril de 2013, que dejó la zona bajo el agua y 8 muertos porteños.



SOLARES DE SANTA MARÍA

A eso hay que sumarle la apuesta del Ejecutivo porteño por iniciativas privadas todavía sin aprobación. Los dos más relevantes: el proyecto de shopping que IRSA busca construir en Caballito y el barrio de lujo Solares de Santa María que la misma desarrolladora planea levantar en los terrenos de la ex Ciudad Deportiva de Boca Juniors.


Ahora en marcha, ABSE promete consolidarse como el brazo ejecutor de una política de transferencia de los espacios porteños que el oficialismo ha venido concretando de forma solapada. De cara al año próximo, todo hace prever que las hectáreas cedidas a privados engrosarán las cifras que ya denuncian quienes se oponen a esta clara apuesta gubernamental por el negocio inmobiliario.




    ► Desde que el PRO está al frente de la Ciudad (2007), su gestión lleva concesionadas o vendidas más de 200 hectáreas de tierras públicas. 



LEA TAMBÍEN
CÓMO SE VAN COMIENDO
LOS PEDAZOS DE LA TORTA "CABA"































1 comentario:

  1. El CACCIATORE AMARILLO, un "depredador" sin chaveta... (ni oposición)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...