ACTUALIZACIÓN

domingo, 20 de septiembre de 2015

AMARRAS de GUALEGUAYCHÚ o HUMEDALES








► “AMARRAS de GUALEGUAYCHÚ”, OTRO BARRIO NÁUTICO que se CONSTRUÍA SOBRE HUMEDALES e AUMENTARÍA las INUNDACIONES en ÁREAS URBANAS, FUE FRENADO POR la JUSTICIA.



En plena discusión en la cámara baja del proyecto de ley de presupuestos mínimos para la protección de humedales con media sanción del Senado, y todavía con ciertas localidades recuperándose de las recientes inundaciones en el país, la justicia frena la construcción de un barrio náutico de lujo.

El Juez de Primera Instancia en lo Civil y Comercial N° 2, Dr. Marcelo José Arnolfi, ordenó como medida cautelar la “suspensión de toda actividad u obra en el predio denominada Amarras del Gualeguaychú” (AQUÍ FALLO COMPLETO). El proyecto denominado AMARRAS es un proyecto de urbanización que contemplará áreas de vivienda, unifamiliares, zona de esparcimiento y deportes, área social, etc. Está ubicado dentro del Municipio de Pueblo General Belgrano (Entre Ríos), a orillas del Rio Guleguaychú, frente a la ciudad homónima, y en el margen derecho del Parque Unzué. Comprenderá 112 hectáreas.

La sentencia fue dictada, en fecha 12 de septiembre, en la causa "MAJUL JULIO JESUS C/ MUNICIPALIDAD DE PUEBLO GENERAL BELGRANO Y OTROS S/ ACCION DE AMPARO (optado por el profesional)" EXPTE. Nº 100782, en la que se cuestiona la legalidad del Proyecto Amarras por su posible afectación ambiental. En la misma resolución, se ordenó la remisión de la siguiente documentación: a).- Autorizaciones administrativas del inicio de las obras. b).- Informe independiente previo al inicio de las obras del impacto ambiental de las mismas. c).- Informe del otorgamiento de la denominada "licencia social" de todas las comunidades, localidades y/o ciudades que podrían mantener impacto ambiental. d).- Póliza y documentación relacionada con el Seguro ambiental relacionado con la obra.

El Tribunal ordenó la difusión de la causa judicial por estar en juego derechos colectivos que tienen por objeto la protección de bienes colectivos, como los humedales y el ambiente. En esta dirección ordenó la difusión de los datos principales de la causa a través de edictos y diarios de la zona a efectos de que las personas o instituciones interesadas se puedan presentar en el proceso judicial.

El proyecto Amarras pretende localizarse en la vera del Río Gualeguaychú, exactamente en su valle de inundación. Actualmente se encuentra en etapa de obras preliminares y cuenta con la ?prefactibilidad? de servicios de la Municipalidad de Pueblo Belgrano,

El propio Estudio de Impacto Ambiental presentado por el proyecto Amarras de Gualeguaychú reconoce que el proyecto se construirá en una zona de humedales. Por otra parte, la Municipalidad de Gualeguaychú solicitó formalmente al Gobierno de Entre Ríos la inclusión de dicha zona como humedal al listado de sitios protegidos internacionalmente (Sitios RAMSAR).

Tanto la comunidad del Municipio de Pueblo General Belgrano como de la Ciudad de Gualeguaychú rechazan este emprendimiento inmobiliario que destruirá esta zona de humedales e impactará negativamente incrementando las posibilidades de inundaciones.

El proyecto implica remoción de los suelos destruyendo su capa vegetal y biodiversidad. El lugar donde se construirá el proyecto constituye también la llanura de inundación del Río de Gualeguaychú. Este lugar se rellenará y se construirán terraplenes a fin de evitar el ingreso de las aguas del río a Amarras. El relleno alcanzará valores de cotas en lotes de 6,50m y en calles de 6,00m, pudiendo llegar hasta una cota mínima de piso terminado de 7,50 metros.

Sin la llanura de inundación el cauce principal debe transportar la totalidad del caudal que llegue, para lo cual o bien aumenta su sección o incrementa su velocidad de conducción. En cualquiera de los dos casos significa que la totalidad del volumen de agua será conducido hacia aguas abajo en un menor tiempo, a una tasa mayor, con el potencial de riesgo de los tramos del río sucesivos no estén acondicionados para recibir dicho caudal o bien provocar una mayor afectación a la margen opuesta. El valle de inundación forma parte del propio cauce del río, es decir, es una superficie o sector que ?pertenece? al río y le permite evacuar los importantes caudales que pudieran ocurrir en épocas de creciente. Es por tanto, el reaseguro que tiene el río, y quienes viven en su ecosistema, para lograr mantener el agua dentro de su propio cauce aun en épocas de crecidas y evitar las consecuencias negativas de las inundaciones en las áreas urbanas [1].

Este proyecto también se afectará al Parque Unzué [2] ya que la vinculación del emprendimiento es justamente a través de este parque de la municipalidad de Gualeguaychú. El Parque forma parte del paseo y del esparcimiento de la ciudad y constituye una reserva ecológica florística que está en proceso de recuperación [3].

El proyecto tiene la aprobación de la Dirección Provincial de Hidráulica de Entre Ríos y la aprobación de la Secretaría de Ambiente de la Provincia de Entre Ríos. Ambas autorizaciones fueron recurridas por la Municipalidad de Gualeguaychú, atento a que siendo el municipio vecino será el principal damnificado con el progreso del proyecto. El Municipio exige la elaboración de un nuevo estudio de impacto ambiental y la conformación del Comité de Cuenca que aún no está constituido y quién también debería autorizar este tipo de proyectos que alteran la Cuenca intensamente.

La destrucción de humedales y la urbanización de las llanura de inundación por el avance de la especulación inmobiliaria es un mal que se ha profundizado en estas últimas dos décadas y, en especial, en los últimos años, con consecuencias muy negativas. Un claro ejemplo de éstas son las últimas inundaciones que afectaron las provincias de Buenos Aires y Santa Fe en el mes de agosto de este año.

Por este motivo, más de de 100 organizaciones [4] de todo el país reclamaron que la Cámara de Diputados apruebe la Ley de Presupuestos Mínimos de Conservación, Gestión y Uso Sustentable y Racional de los Humedales que cuenta con media sanción unánime del Senado y se encuentra demorada hace más de un año en la Comisión de Recursos Naturales y Ambiente Humano de la Cámara Baja. Afirmaron "que los humedales proveen a la sociedad diversos bienes y servicios fundamentales como, entre otros, la retención de excedentes de agua que causarían inundaciones y la provisión de agua para el consumo y para la producción y, por lo tanto, resulta de interés común su protección tanto como la planificación en el uso del territorio que incluya este tipo de ecosistemas".

La aprobación de este proyecto de ley resulta imprescindible para que emprendimientos inmobiliarios como Amarras no puedan avanzar degradando estos ecosistemas.



Contacto:

Observatorio del Derecho a la Ciudad - Gualeguaychú:

María Fernández (011) 1534712612
Observatorio del Derecho a la Ciudad: (011) - 1536553465

[1] La empresa sostiene que para evitar mitigar los impactos provocados por la ocupación de la llanura de inundación del río creará un espejo de agua interior. Esta aseveración es insostenible cuando en el estudio de impacto ambiental no se ha realizado balance de superficies, volúmenes u otras consideraciones en relación a fundamentar esta afirmación. Al contrario, el lago o espejo de agua fue pensado con la lógica de otorgar carácter de barrio náutico al emprendimiento inmobiliario con la pretensión de diferenciarse de otros emprendimientos y no con la de disminuir los impactos de la destrucción del valle de inundación.

[2] La zona es considerada área protegida por la llamada ´Ordenanza Yaguarí Guazú´ como así también por la llamada ´Ordenanza Florística´, ambas de la Municipalidad de Gualeguaychú.

[3] Se debe tener en cuenta que la propuesta comercial del emprendimiento consta de 335 lotes residenciales, más 110 lotes residenciales con frentes náuticos, más complejos multifamiliares de aproximadamente 200 unidades, más hoteles (aproximadamente 150 habitaciones), más comercio e infraestructura para otros servicios.

[4] https://www.facebook.com/ObservatorioDerechoalaCiudad/posts/1632311300377687:0






► APOYEMOS LA APROBACIÓN DEL PROYECTO DE LEY DE PROTECCIÓN DE HUMEDALES EN LA CÁMARA DE DIPUTADOS...

En el año 2013 se presentó el Proyecto de Ley de Presupuestos Mínimos para la Conservación, Gestión y Uso Sustentable y Racional de los Humedales (Exp. 0090-S.-2013). Éste fue aprobado por el Senado el día 13 de noviembre de 2013.

Este año el proyecto de ley que cuenta con media sanción perdería estado parlamentario si no es aprobado por la Cámara de Diputados.

La Argentina cuenta con una importante parte de su territorio ocupada por humedales, incluyendo ambientes tan diversos como lagunas, mallines y turberas, pastizales inundables, bosques fluviales, esteros, bañados y zonas costeras estuariales y marinas, entre otros. En la actualidad, se evidencia un aumento en la degradación y la pérdida de estos ecosistemas.

Los humedales proveen a la sociedad diversos bienes y servicios fundamentales como, entre otros, la retención de excedentes de agua que causarían inundaciones y la provisión de agua para el consumo y para la producción. Por lo tanto, resulta de interés común su protección tanto como la planificación en el uso del territorio que incluya este tipo de ecosistemas.

Las inundaciones que afectaron las provincias de Buenos Aires y Santa Fe en el mes de agosto dejaron en evidencia que la intervención de estos ecosistemas puede tener consecuencias devastadoras para los ciudadanos y para las actividades productivas. Las inundaciones recientes, más allá de estar asociadas a fenómenos climáticos como El Niño y el Cambio Climático -que han ocasionado ya más de 20.000 personas afectadas y millonarias pérdidas materiales- obligan a establecer, de manera urgente, políticas públicas en defensa de los humedales. Estos ecosistemas, y en particular los valles de inundación natural de los ríos y arroyos que surcan la región pampeana, actúan como grandes esponjas, almacenando los excedentes de agua en épocas de fuertes lluvias y amortiguando las inundaciones aguas abajo.

En este sentido, una norma de presupuestos mínimos como el proyecto en cuestión permite imponer las condiciones necesarias para asegurar la protección ambiental de los humedales, garantizar la dinámica de estos ecosistemas, mantener su capacidad de carga y asegurar la preservación ambiental y el desarrollo sustentable de las actividades productivas que en ellos se realizan o que dependen de sus recursos naturales.

La ley de protección de humedales cuenta con media sanción del Senado de la Nación (2013) y ha sido aprobada por la comisión cabecera en la Cámara Baja en el año 2014 (Comisión de Intereses Marítimos, Fluviales, Pesqueros y Portuarios). Cuenta demás con el apoyo del CoFEMA y numerosas organizaciones e instituciones de la sociedad civil como: Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN); Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA); Greenpeace Argentina; Taller Ecologista; Fundación Biodiversidad; Fundación Proteger; Fundación Hábitat y Desarrollo; Cedepesca; Fundación Patagonia Natural; Fundación M'Bigua; Banco de Bosques; Fundación RIE; Fundación ProYungas; El Paraná no se toca; Fundación Urundei; Organización ecologista de Guardianes del Iberá; Fundación Humedales, Observatorio del Derecho a la Ciudad, entre otras.

PROYECTO RIACHUELO siempre ha defendido la preservación de los humedales fagocitados por la especulación inmobiliaria.

No obstante ello, el proyecto se encuentra frenado en la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara de Diputados hace varios meses y puede perder estado parlamentario en menos de tres meses.

En función de lo expuesto, como entidades de la sociedad civil, profundamente preocupadas ante las actuales consecuencias de las graves inundaciones que se han registrado es que instamos a los diputados nacionales y las autoridades de la Cámara de Diputados de la Nación a que de forma urgente se arbitren las medidas necesarias para que dicho proyecto sea tratado y convertido en Ley.

El Congreso de la Nación tiene la posibilidad de aprobar una ley fundamental para establecer los presupuestos mínimos de protección de los humedales y diseñar políticas públicas en este sentido. En sus manos dejamos la posibilidad de que nuestro país cuente con una norma que proteja los humedales y permita un ordenamiento adecuando de estas zonas.

Desde este conjunto de organizaciones estaremos presentando pedidos formales al Jefe de Gabinete de Ministros, Aníbal Fernández y a la presidente del bloque del Frente para la Victoria en Diputados, Juliana Di Tullio, para que intercedan ante la autoridad de la Comisión de Recursos Naturales, la Diputada Griselda Herrera (FpV), a fin de que se trate de manera urgente el proyecto de ley.



LEA TAMBIÉN...


INUNDACIONES Y PARTICIPACIÓN POPULAR


QUIEREN MATAR A LAGUNA ROCHA








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...