martes, 29 de noviembre de 2011

Riachuelo, según pasan los años





Primeros pasos. En la época previa a la Colonia, los querandíes fueron los principales habitantes del Riachuelo. En sus orillas pescaban y cazaban venados y ñandúes. También abundaban los yaguaretés, las nutrias y 400 clases diferentes de pájaros. En las lagunas que conforman la cuenca hubo hasta cigüeñas.

Bautismos. El Riachuelo cambió varias veces de nombre a lo largo de la historia. Los 80 kilómetros que recorren su cuenca desde el Partido de General Las Heras hasta su desembocadura fueron bautizados como Río Pequeño, Río de los Querandíes, Río Chuelo y Río de Buenos Aires. Recién en épocas recientes toma un curso parecido al actual, y muchos de los arroyos que vertían sus aguas en él fueron desapareciendo por las rectificaciones que tuvo el río.

Aquella flora y fauna. Los primeros europeos que se asentaron a la vera del Riachuelo llegaron en 1536. Era una zona muy inundable, un valle pantanoso, que creaba lagunas. Su flora y fauna también era diferente: ceibos, penachos blancos y camalotes lo adornaban; sapos, culebras e insectos eran abundantes.

Primer transporte y picardía porteña a costa del Riachuelo. En 1653, las autoridades dictaminaron que hubiera una canoa para pasar de una orilla a otra, con dos cuerdas en ambos lados. En teoría, este servicio se realizaba personalmente, o sea que cada uno cruzaba agarrado de la cuerda. Pero en la práctica, decenas de personas sin autorización de los funcionarios de ese momento cobraban por cruzarlo.

Comienza la corrupción. En 1799, Juan Gálvez levantó el primer puente que comunicó ambas veras. Gálvez, obtuvo la concesión pero en vez de hacer la estructura con maderos de tres pulgadas de grosor, utilizó tablas de dos y cuarta, mucho más baratas. Se trata del primer negociado cuyo protagonista fue el Riachuelo.

• De la madera al hierrro. Con vigas de urunday, quebracho colorado y lapacho se construyó el primer Puente Valentín Alsina. Se inauguró en 1859 y 51 años después, en 1910, fue reemplazado por uno de hierro dado su mal estado. Este fue reemplazado por el actual, inaugurado el 26 de noviembre de 1938. Desde ese día pasó a llamarse Puente Teniente General Uriburu, en el barrio de Pompeya.

Primer fracaso. El 17 de marzo de 1862 se aprueba la construcción de un puente moderno, de hierro y giratorio, que no obstruyera el paso de los barcos. La obra se termina en 1867 y el día de la inauguración fracasa el mecanismo y el brazo de palanca vence al pilar-pivote y se va todo al fondo del río. Se mandó a construir un nuevo puente.

Canal de comunicación. En octubre de 1889 se inauguró el Mercado Central de Frutos del país, la barraca más grande de Sudamérica y con las instalaciones más modernas, sobre el muelle de la ribera sur del Riachuelo. Por ese motivo, casi todas las compañías ferroviarias fueron incorporando a Barracas al Sud como terminal de cargas, reconfigurando el paisaje habitual de la época de la ciudad de Buenos Aires.

Tranvía al agua. El 12 de julio de 1930 partió el llamado tranvía obrero de la línea 105, lleno de personas que iban a trabajar a los talleres y frigoríficos. Cuando el tranvía cruzó la última curva, justo antes de cruzar el puente sobre el Riachuelo, cayó hasta hundirse por completo en sus aguas. De los 60 pasajeros sobrevivieron cuatro.

El Riachuelo en 2 x 4. En 1937, el poeta, escritor y autor teatral Enrique Cadícamo escribió el tango Niebla del Riachuelo. La música estuvo a cargo de Juan Carlos Cobián. Ambos son dos de los autores más prolíficos que tuvo el tango durante el siglo XX. La célebre canción fue interpretada por Tita Merello en la película La fuga, de Luis Saslavsky, presentada en el cine Monumental el 28 de julio de 1937 ante una multitud.

Higiene pública. En 1940, se inauguró dentro del puente Uriburu un servicio de baños públicos. Toallón y jabón en mano, los habitantes de los barrios de la zona se duchaban en las llamadas “termas de Pompeya”. Las 32 duchas no podían usarse por más de 25 minutos y servían a 130 personas por día.

• La lealtad cruza el Riachuelo. El 17 de octubre de 1945, miles de trabajadores provenientes de la zona sur del Gran Buenos Aires cruzan el Puente Pueyrredón para dirigirse a Plaza de Mayo a reclamar la libertad del general Juan Domingo Perón. La policía decide levantar uno de los brazos del puente. En ese momento cientos de personas se arrojan al Riachuelo para cruzarlo nadando en tanto que muchas otras lo hacían en bote.

Otra promesa más. En 1980, ante los pedidos de erradicación de las curtiembres de la cuenca, la Asociación de Curtidores negoció una salida: la Provincia daría un terreno y ellos construirían una planta de tratamiento. Con esa condición, seguirían allí. Sin embargo, la Provincia nunca supervisó la obra.

El exabrupto neoliberal. En los ’90, cuando era secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Nación, María Julia Alsogaray prometió limpiar al Riachuelo en mil días, mientras le sacaban una fotografía semidesnuda sólo cubierta por un tapado de piel, que fue tapa de la revista Noticias. El patrimonio de la funcionaria creció de 400.000 a 2,5 millones de dólares estadounidenses durante las presidencias de Menem.

La marca de la gorra. El 14 de septiembre de 2002, agentes de la Federal detuvieron a Ezequiel Demonty cuando volvía de una bailanta y le preguntaron si sabía nadar. Contestó que no. Después de golpearlo, lo obligaron a tirarse al río. Ezequiel murió mientras escuchaba: “Nadá o te pego un tiro en la cabeza”.

Nace la Acumar. En diciembre de 2006 luego de un proceso de años, se promulgó la ley que creó la Autoridad de Cuenca Matanza-Riachuelo (ACuMaR) para la regulación, control y fomento de las actividades industriales, la prestación de servicios públicos y cualquier otra actividad con incidencia ambiental en la cuenca. Sus objetivos: prevención, saneamiento, recomposición y utilización racional de los recursos naturales.

Fallo supremo. El 8 de julio de 2008, en una decisión calificada como histórica, la Corte Suprema de la Nación estableció un programa de políticas públicas de cumplimiento obligatorio, con plazos determinados, para que sean llevadas adelante por la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACuMaR).

Primeras medidas de la Acumar. El 15 de octubre de 2010, la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACuMaR) inauguró el segundo laboratorio de la Red de Laboratorios Toxicológicos para realizar estudios de alta complejidad. Gracias a ellos se puede determinar la presencia de metales pesados, hidrocarburos y otros tóxicos con el objetivo de analizar el impacto en la salud de la población que vive en la Cuenca.

Tres de cien. En 2003 un informe de la ONG Asociación de Vecinos de la Boca denunció que, “sólo el 3 por ciento de las industrias que contaminan tiene instalados procesos de depuración”. Este nivel de contaminación fue verificado por la Defensoría del Pueblo de Nación poco tiempo después.

De principio a fin. La geografía de la Cuenca Matanza Riachuelo atraviesa, desde su nacimiento en el municipio de General Las Heras hasta su desembocadura en el Río de la Plata, 14 municipios y buena parte del límite sur de la Ciudad de Buenos Aires. En ella residen cinco millones de habitantes y forma parte del conglomerado más importante del país, representando un 13 por ciento de la población de la Argentina.





1 comentario:

  1. Podrá la ACUMAR dejar de intervenir las riberas del Riachuelo, destruyendo la historia del mismo, sacando y eliminando cuanto adoquín existe? de a poco están eliminando los vestigios de una importante e histórica zona portuaria.

    Muy bueno el BLOG!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...