jueves, 29 de agosto de 2013

LOS TALLERES FERROVIARIOS DE LINIERS






Saludamos la nota que sigue como uno de los aportes más precisos sobre una de las áreas más conflictivas de la ciudad en cuanto a la propuesta de descontrolada densificación y su correlato en el transporte público e inundaciones a padecer por los vecinos del barrio de Liniers.

Revela el resultado de los proyectos de especulación inmobiliaria, que agravarán las condiciones de degradación del área.

No coincidimos en el señalamiento sobre modificaciones o transformaciones de los proyectos presentados, si bien atenuan el inevitable daño a producir. De nuestra parte seguimos sosteniendo que los playones ferroviarios de Liniers, Caballito y Palermo deben mantenerse como áreas absorbentes, incluyendo posibles cuencos aliviadores de las inundaciones, que pasadas estas puedan utilizarse para el deporte y esparcimiento en una ciudad carente de espacios verdes, hoy atacados por proyectos como el que aquí se analiza, sin retorno posible.

Un abrazo a los vecinos de Liniers y el agradecimiento a su trabajo que ya forma parte del “cuenco” de información y conocimiento que vamos construyendo los vecinos para enfrentar las inundaciones en nuestra defensa de la vida.

Saludos cordiales
y cuencasycuencos@googlegroups.com




PREOCUPACIÓN POR EL FUTURO DEL PREDIO DE LOS TALLERES FERROVIARIOS DE LINIERS

Tras los concursos y explicaciones de los profesionales, en torno al futuro del predio de los históricos Talleres Ferroviarios de Liniers -ubicados a la vera de las vías del Sarmiento- surgieron mayores dudas acerca de la implementación del proyecto urbanístico que, de concretarse, modificará sustancialmente la estructura del barrio. Así lo entienden los arquitectos -y vecinos de Liniers- Raúl Fioressi y Alejandro Ruggiero, que desde hace años vienen trabajando junto a diversas entidades locales para lograr recuperar ese predio, respondiendo a las necesidades de la comunidad. Juntos elaboraron la nota que se publica a continuación.

Como vecinos y profesionales del barrio hemos participado en las distintas etapas tendientes a resolver el desarrollo urbanístico de los Talleres Ferroviarios de Liniers, convencidos de que éste tipo de desarrollo y solución son las respuestas urbanísticas que Liniers necesita. Por eso hoy nos preguntamos ¿A dónde habrán quedado los sueños de esa comunión de vecinos que allá por el año 2000 comenzaron a preocuparse y ocuparse por integrar ese histórico predio a la trama del barrio? Ése proceso lento, tedioso y dificultoso que hasta fines del año pasado parecía estancado, de pronto adquirió una velocidad inusitada, derivando en la concreción de leyes y concursos para el desarrollo de un Plan Maestro de urbanización que integre este sector a la trama del barrio.

Así, en noviembre pasado, fruto de una iniciativa de los legisladores Cabandié, Cerruti e Ibarra, se presentó en la Legislatura el proyecto de Ley Nº 3194 - D - 2012 con el objeto de modificar el Código de Planeamiento para permitir construcciones y desarrollos en los terrenos de los Talleres Ferroviarios de Liniers, Caballito y Palermo.

Esta iniciativa contó con el apoyo y sanción de los dos bloques mayoritarios en ése cuerpo legislativo, el PRO y el Frente para la Victoria con sus aliados. Luego, conforme lo establece el estatuto porteño, el proyecto de Ley fue sometido a la opinión y crítica de la ciudadanía en audiencias públicas que se celebraron a principios de diciembre. En dichas instancias, el citado Proyecto de Ley fue motivo de críticas y defensas feroces desde las distintas ópticas de los vecinos y ciudadanos. Sin embargo, todo ese esfuerzo participativo no fue tenido en cuenta seriamente por los legisladores, que reemplazaron la totalidad del texto del proyecto puesto a consideración, por otro totalmente diferente en sentido y formato según se observa en el texto de la definitiva Ley Nº 4.477.

Sancionada en la última sesión extraordinaria de año pasado, esta Ley oficia de marco a los futuros desarrollos inmobiliarios en los Talleres Ferroviarios de Liniers.

En enero pasado se lanzó la convocatoria a los concursos urbanísticos promovidos desde el ámbito de la Anses, con la colaboración de la Sociedad Central de Arquitectos (SCA) en carácter de organizador. Se desarrollaron las "Bases y Condiciones" a respetar que fueron puestas a disposición de los distintos profesionales y ciudadanos interesados en participar de la convocatoria. En ellas se definía un área de concurso y una serie de normativas y premisas a respetar. Hacia principios de abril se conoció el proyecto ganador elegido por los jurados, que correspondió a los estudios de Aienson y Alberto Varas & Asociados.

El trabajo ganador fue presentado formalmente el 4 de julio pasado, en el marco de una Mesa-Debate convocada en la sede de la Sociedad Central de Arquitectos.

Allí pudimos apreciar con mayor detalle la presentación ganadora y plantear algunas inquietudes que nos surgen de la misma, en función de las soluciones de fondo que necesita el barrio de Liniers. Tras las distintas y ausentes respuestas, y ante el temor de que este proyecto resulte una suerte de "burbuja ideal" que termine de colapsar la ya endeble estructura del barrio, corresponde poner el acento sobre ciertas situaciones observadas en esa propuesta ganadora:

1) El Plan Maestro a desarrollar involucra un área mayor a la del concurso en sí; incorporando el sector de los bajo autopista ocupados por las instalaciones y gimnasios del Club Vélez Sarsfield y del Club Ferroviario, para abrir una calle de circunvalación que correrá entre las calles Reservistas Argentinos e Irigoyen. Ante la consulta acerca de cómo se había aceptado tal incorporación, uno de los jurados presentes -el Arq. Caijide- hablo de un gesto de "astucia" de parte de los proyectistas ¿Qué pasará entonces con la realidad actual de estas dos antiguas instituciones barriales? ¿Cómo se reestructuran y compensarán sus actividades?

2) Durante años los distintos vecinos involucrados propusieron una serie de usos para mejorar la oferta cultural, de servicios y esparcimiento para el barrio de Liniers. Se pretendía incorporar tales usos en los edificios protegidos existentes de los Talleres. Los profesionales no pudieron dar precisiones acerca de sí tales usos serán tenidos en cuenta a la hora de recuperar los edificios protegidos, sólo se mencionaron muy por arriba algunos destinos y se esbozó la posibilidad de incorporar viviendas en alguno de ellos ¿Qué pasará entonces con las propuestas vecinales? ¿Cuál será el verdadero destino final de estos edificios protegidos? ¿Quedarán bajo la jurisdicción de la Nación o serán transferidos al ámbito de la Ciudad?

3) Se propone abrir una serie de calles para resolver la conexión Norte Sur y viceversa entre las vías del Ferrocarril y la Av. Juan B. Justo. A la altura de la calle Seguí se construirá una suerte de túnel y sobre la calle Elías Bedoya estará el otro cruce. Dada la idea del túnel, el cruce sin barreras por Seguí absorberá gran parte del tránsito pasante por las barreras de Cuzco, Barragán e Irigoyen, pero los proyectistas dicen desconocer el caudal actual del tránsito de esa zona. Ninguno de los dos cruces a abrir generará una circulación franca, recta y directa desde y hacia las avenidas Rivadavia y Juan B. Justo, las circulaciones por estas arterias serán por calles quebradas a manera de "S". Esta situación fue defendida por los proyectistas, que argumentaron que tal solución permite reducir la velocidad de los vehículos que circularán por estas nuevas arterias; sin embargo Liniers ya tiene hoy este tipo de circulaciones en la zona Liniers Norte, entre los Talleres y la avenida General Paz, dónde son notorios los embotellamientos y la congestión generada por el tránsito, en un sector que no tiene calles de circulación recta y franca en ninguno de los sentidos (Norte-Sur y Este-Oeste) ¿Qué pasará entonces con el tránsito en la zona en las horas pico y en los días de partidos de fútbol y recitales? ¿Cómo funcionará la nueva circulación vehicular?

4) Cuando se materializa un proyecto de tal magnitud se requiere una serie de servicios básicos y complementarios para que la nueva actividad no impacte la ya existente. En ese orden de ideas, para una determinada cantidad de población se requiere, por ejemplo, una determinada superficie de estacionamiento para los vehículos, una adecuada cantidad y capacidad de establecimientos educativos, un porcentaje de comercios básicos al margen de una importante oferta de infraestructura para abastecer los servicios esenciales (gas, luz y electricidad). Consultados los proyectistas ante la cantidad de viviendas y nuevos vecinos que piensan incorporar al barrio, no dieron precisiones acerca de la cantidad de población y densidad estimada, por ende se desconocen los servicios e infraestructura que se requerirán y absorberán para desarrollar el emprendimiento ¿Qué pasará con la disponibilidad de los servicios básicos e infraestructura actuales? ¿Cuáles serán las demandas que tendrá el proyecto?

5) El terreno de los Talleres presenta dos condiciones que deben ser motivo de atención. Primero, casi toda la superficie es de características absorbentes, colaborando así en la evacuación y absorción del agua de lluvia. Segundo, existe la posibilidad latente de que gran parte del subsuelo esté contaminado por el vuelco de distintas sustancias nocivas utilizadas antaño para la reparación de los ferrocarriles y que hoy se encuentran encapsuladas; situación esta última advertida por el Defensor Adjunto del Pueblo en la audiencia pública del 2001, cuando se logró la protección patrimonial de los distintos galpones y edificios ladrilleros del conjunto en la Ley Nº 626. Ante la pregunta acerca de cuánta superficie del terreno piensan impermeabilizar con las construcciones, los profesionales no dieron mayores precisiones y eludieron el tema ¿Qué pasará entonces con la realidad ambiental actual cuando se retire e impermeabilice toda esa tierra? ¿Dónde se depositará y cómo se trasladará todo ese volumen de tierra -hoy encapsulado- que posiblemente esté contaminado? ¿Cuál será el nivel de las napas y la capacidad de absorción de agua de lluvia de los terrenos?

Como se observan, hay más dudas que certezas en un proceso que, para colmo de males, no respetó el Artículo 21 de la Ley Nº 4.477, por el cual se debería haber convocado a los comuneros de las Comunas 9 y 10 para ser veedores del mismo.

    N de la R: Artículo 21.- Las autoridades de las juntas comunales serán convocados para participar como observadores en cada uno de los concursos de proyectos que se originen a partir de la sanción de la presente.

Tampoco nos han convencido las razones por las cuales se permitió -por fuera de los límites del terreno del concurso- usar el bajo autopista para proponer la vía de circunvalación que une Reservistas Argentinos con Irigoyen. Esta situación generará un conflicto con el Club Vélez (palabras estas usadas por el Arq. Caijide, jurado y decano de la Facultad de Arquitectura de la UBA) que podría evitarse con otra propuesta factible. Por otra parte dudamos de la viabilidad de trazar una avenida de doble mano debajo de las columnatas de la autopista.

Además, una pregunta que para nosotros tiene respuesta -pero que se nos impidió efectuarla- es si desde el punto de vista de urbanístico, esta burbuja arquitectónica podría funcionar si no se desarrolla simultáneamente con el soterramiento del Sarmiento y el Corredor Verde, obras estas que ya se suspendieron y postergaron por tercera vez desde su licitación, allá por el año 2007, y que fueron reiteradamente anunciadas con carteles de obra todavía expuestos.

Cuestionamos también el alto grado de densidad de habitantes que se pide por hectárea en una zona de muy baja densidad, como los alrededores de todo este complejo, lo que originaría una gran concentración de automotores en la zona residencial del Nuevo Liniers, más aquellos que entrarían al complejo por otros motivos y para tomar los cruces en "S" que entorpecerían las conexiones Norte-Sur y viceversa, conectividades francas y necesarias por las que hemos bregado junto a organizaciones vecinales. Para que esta burbuja no genere una gran crisis, es que se debería aliviar su penetrabilidad con cruces directos y a través de mayor cantidad de accesos por el Corredor Verde sobre el soterramiento.

Todos estos puntos fueron planteados originalmente en la Legislatura, ante las autoridades de la Sociedad Central de Arquitectos y en una reunión sobre concursos realizada en el Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo, en la que estuvo presente también el vicepresidente 2º de la SCA.

El cambio está en marcha y queda mucho por hacer y otro tanto por corregir. Para que esta propuesta sea viable debe adaptarse a las realidades y necesidades de nuestros barrios. Los profesionales a cargo de desarrollar el Plan Maestro deberán dialogar y escuchar a los vecinos para incorporar las propuestas que por más de 13 años se han solicitado desde distintas instituciones de los barrios de Liniers, Villa Luro y Versalles; el lugar adecuado debería ser el ámbito institucional de las Comunas 9 y 10 (en el que confluyan comuneros, consejos consultivos, ciudadanos e instituciones). Si no, lamentablemente, esta propuesta será una "burbuja ideal" que llena de astucia se chocará de frente con la inevitable realidad de nuestro barrio.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...