ACTUALIZACIÓN

jueves, 23 de junio de 2016

"CAMBIEMOS" BARRIO POBRE X ALTO BARRIO RICO CON YATES







El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, con Horacio Rodríguez Larreta a la cabeza, quiere reactivar un mega desarrollo inmobiliario en la exCiudad Deportiva de Boca Juniors, un terreno propiedad de la empresa constructora IRSA que está separado del barrio Rodrigo Bueno por un canal del río.

Por eso, lamentablemente, una vez más el barrio Rodrigo Bueno de la Costanera Sur está en la agenda del gobierno. Pero no se trata de un proyecto de urbanización, sino que buscan la forma de echarlos del predio tan apetecido por la especulación inmobiliaria. Hace algunas semanas, funcionarios del Instituto de la Vivienda de la Ciudad de Buenos Aires se acercaron a los delegados del barrio para proponerles que abandonen el lugar donde viven hace más de 30 años e hicieron promesas de un nuevo destino. Una cantinela muy conocida.


La empresa IRSA, de Eduardo Elsztain, tiene por objetivo construir allí Solares de Santa María, un barrio cerrado bautizado como “La Dubai Argentina”, cuya realización, entre otras cosas, requiere aumentar la profundidad del canal. El proyecto contempla 11 torres de 50 pisos y un sector de amarras de lujo. Para ello quieren inundar los terrenos actuales de la villa Rodrigo Bueno y, por ende, deben erradicar a los vecinos antes de convertir sus calles en una vía navegable para lanchas y yates.


Tanto es el interés del Gobierno para que este negocio se lleve adelante, que el propio Horacio Rodríguez Larreta, días después del encuentro con los delegados del IVC, y a pedido de los delegados, visitó el barrio para llevar una propuesta. Larreta les ofreció a los vecinos una línea de subsidios de la Ciudad siempre que acepten la construcción de Solares de Santa María, un proyecto largamente resistido por los vecinos y organizaciones del barrio.




.1

El proyecto de Santa María, como se llamaría el barrio cerrado, fue frenado en varias oportunidades en la legislatura porteña. “Sabemos que si no fuera por IRSA, nosotros corremos la misma suerte que el resto de los asentamientos de la Ciudad”, reconoce Luis Espinoza, delegado del barrio Rodrigo Bueno. Para pensar la urbanización, los vecinos armaron una Mesa participativa de la que forman parte, además de los vecinos, la Defensoría del pueblo de la Ciudad, organismos de derechos humanos y organizaciones del territorio.


La empresa constructora en cuestión, IRSA es la empresa de bienes raíces más importante de la Argentina y Eduardo Elsztain su accionista mayoritario. Elsztain es también dueño de los principales shoppings (Alto Palermo, Patio Bullrich, Paseo Alcorta, BA Design, DOT, Arcos y el Abasto), de hoteles de lujo como el Llao Llao, Intercontiental y Sheraton, de una gran cantidad de edificios y de la mayor parte de Puerto Madero. Es vicepresidente del Banco Hipotecario, controla la agropecuaria Cresud S.A. y es Tesorero del Consejo Mundial Judío, por nombrar algunos de sus títulos.


Además de su imponente patrimonio -que ronda los 4.000 millones de dólares-, Elsztain está relacionado con el gobierno del PRO. En su primer gobierno, Mauricio Macri designó a un gerente de IRSA al frente del Instituto de la Vivienda de la Ciudad. Se trata de Roberto Apelbaum quien tuvo que renunciar a los dos años luego de transferir la mayor parte de las atribuciones del organismo a la Corporación Buenos Aires Sur y tras largas acusaciones de inacción frente al derecho a la vivienda, de subejecución de partidas y de tráfico de influencias por favorecer a IRSA.




Acuerdos comerciales con el actual Presidente y vínculos con áreas claves para el mercado inmobiliario como el Banco Hipotecario, el IVC y el ministerio de Desarrollo Económico le han permitido a Elsztain influir de manera directa sobre las políticas de la ciudad. Un ejemplo es la instalación del Shopping Abasto en un viejo mercado que es caso de estudio acerca de cómo el negocio inmobiliario transforma por completo la dinámica urbana, su identidad y su cultura. Otro más reciente es la compra del Edificio del Plata, en pleno centro porteño por el cual IRSA pagó 68 millones de dólares, mucho menos que su valor comercial.


El plan más ambicioso de reforma urbana de la empresa IRSA es la construcción de un barrio cerrado sobre un predio de más de 70 hectáreas en la Costanera Sur, de las cuales por lo menos 50 serán inaccesibles al público. Para ello recibió el impulso del PRO quien en 2011 presentó un proyecto de ley que incluye la modificación del Código de Planeamiento Urbano y la aprobación de un convenio firmado entre el Gobierno de la Ciudad y Solares de Santa María S.A (del grupo IRSA) para la construcción de un nuevo barrio que llevaría ese nombre. Para ello la ciudad haría una gran cantidad de concesiones a la empresa a cambio de nada. El proyecto fue frenado en la Legislatura por el enorme impacto social y ambiental que genera en beneficio de una empresa privada. Ahora el actual gobierno busca reactivarlo.


Lo llaman “La Dubai argentina”, en alusión a la ostentosa ciudad construida por magnates petroleros en el emirato árabe. La versión criolla contempla la construcción de torres de 50 pisos y otras edificaciones más pequeñas, un lago para embarcaciones con canales de acceso al Río de la Plata y hasta una zona privada de pesca. De concretarse, sería el primer barrio con áreas restringidas, al estilo de los country bonaerenses, en un distrito que hasta el momento sólo tiene calles de libre circulación.

Su construcción impacta directamente sobre el ambiente al habilitar canales de acceso al río y autorizar obras en el canal de la Reserva Ecológica, las cuales incluyen la colocación de compuertas que elevan el nivel del agua. En síntesis, un barrio totalmente ajeno a las características edilicias de la Ciudad de Buenos Aires, destinado a extraer ganancias extraordinarias con fuertes consecuencias para la dinámica urbana.

En síntesis, en el ejido urbano de la CABA: NO PUEDE HABER BARRIOS CERRADOS, o sea, desde "Cambiemos" se prepara el liso y llano incumplimiento de la ley.

Aprobar el proyecto de Solares de Santa María, tal como fue presentado por IRSA, significa profundizar un modelo de ciudad que vulnera y expulsa a los sectores populares. Por otra parte, IRSA pagó por este predio 50 millones de dólares y recibirá ganancias por más de 1.000 millones, gracias a operaciones realizadas por el Estado. El Estado desarrolla infraestructura, autoriza nuevos usos o densidades de construcción y con ello permite al propietario generar mayores niveles de renta del suelo. Sin embargo, no se apropia de un solo peso de esa diferencia y tampoco existe una contraprestación proporcionada para los habitantes.






vea también...
















.2





Mientras se renuevan las intenciones de hacer negocios, entre el gobierno de "Cambiemos" (Horacio Rodríguez Larreta) y los empresarios amigos (IRSA - Eduardo Elsztain), la ciudadanía trata de resisir los tarifazos y la tormenta neoliberal...

Se conforma la Multisectorial Nacional contra el Tarifazo

Múltiples organizaciones representantes de las cooperativas, empresas recuperadas, pymes, comercios, clubes de barrio, asociaciones y centros culturales, trabajadores y jubilados se reunieron por 2da vez en el Hotel Bauen en la Ciudad de Buenos Aires a fin de darle vida a la multisectorial contra el tarifazo.

En este sentido Alerta Pymes participa impulsando la siguiente propuesta contra el tarifazo que cientos de pymes, comercios y cuenta propistas adhirieron en nuestra plataforma:

1. Retrotraer el cuadro tarifario al 10 de Diciembre del 2015

2. Convocar desde el Congreso las audiencias públicas provinciales

3. Lo cobrado que se considere a crédito de las facturas futuras.

4. Incorporar al reclamo a la telefonía, internet y a los combustibles.

En este sentido Alerta Pymes rechaza la Resolución 3843/16 del Enargas que le pone topes del 500% de aumento del gas a pymes hasta el 31 Diciembre del 2016.



.3

INCERTIDUMBRE SOBRE 
EL FUTURO DEL SUR DE LA CIUDAD

El Gobierno porteño suspendió el tercer y cuarto concurso para definir el diseño de las nuevas viviendas sociales para la Villa 20, en la Comuna 8. Recientemente se realizó un concurso que determinó un proyecto como ganador para la construcciones de las primeras 184 viviendas de las 1.000 que se construirán para reurbanizar la Villa 20.

Sin embargo, apareció una notificación en la página de la Sociedad Central de Arquitectos que informa que “por indicación del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se suspenden las etapas 3 y 4 del Concurso Nacional de Anteproyectos Viviendas Sociales Villa 20, hasta nuevo aviso”.

Según pudo saberse, “hasta nuevo aviso” es un eufemismo. Trascendió que a pesar de que el Gobierno porteño sea del mismo color político que el anterior, las nuevas autoridades tienen otra opinión sobre cómo gestionar la vivienda social. En principio tiran por la borda lo actuado hasta ahora, desconoce el resultado de estos concursos públicos. Y encarga a equipos allegados, elegidos a dedo, hacer el nuevo proyecto para la Villa 20.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...