jueves, 21 de noviembre de 2013

LA LEGISLATURA CONTRA LAS COMUNAS





El PRO presentó un proyecto de modificación de la Ley de Comunas (Ley 1.777), la semana pasada, para avanzar sobre la participación popular y las Comunas.


    Las Comunas (Título Sexto, artículos 127 al 131 de la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires) son el fruto de un largo reclamo de la sociedad civil y el triunfo de la política democrática en la breve historia de la Ciudad como distrito autónomo.
    Desde su creación, en 2005 por la ley 1.777, las Comunas están compuestas por una Junta Comunal, de 7 miembros, elegidos por el voto popular en las elecciones que también consagran al Jefe y Vicejefe de Gobierno, y a los diputados que ocupan la Legislatura unicameral de la Ciudad.

Dicho proyecto de ley atenta contra la posibilidad de las Comunas de contar con patrimonio propio y recorta su autonomía política, quedando sujetas a los intereses del Gobierno central de la Ciudad.

Así, se anula la participación vecinal: el oficialismo porteño busca centralizar poder en la figura del Presidente de la Junta Comunal, quitándole valor al resto de los juntistas, y con esto a la representación popular, y a la vez lo exime de rendir cuentas ante sus pares.

    En la estructura de las Comunas, cada Junta es un órgano ejecutivo descentralizado que no responde al gobierno central. En paralelo, existen Consejos Consultivos, donde los vecinos, las instituciones barriales y las organizaciones políticas participan de asambleas donde establecen su propio reglamento, y buscan evaluar el desempeño de la Junta, así como generar propuestas propias. Uno de los efectos más importantes de estas normas era la elaboración de presupuestos participativos.
    El Gobierno de la Ciudad no cumplió con la transferencia de competencias, aun estableciendo un cronograma. Del presupuesto que debía remitirse para que los comuneros pudieran cumplir sus funciones ejecutivas, solo figuran los salarios.
    Desde el principio, el macrismo quiso vaciar el ámbito de las Comunas a través de la creación de las UAC. Además promovieron la desinformación, porque hoy más de 6 de cada 10 vecinos no saben qué son las Comunas.

El PRO también está trabajando legislativamente un Sistema de Presupuesto Participativo donde las Juntas Comunales, los Consejos Consultivos y las organizaciones sociales, barriales y politicas de la Ciudad no fueron notificadas ni consultadas.

Las Comunas fueron creadas para promover la democracia participativa y fortalecer los lazos sociales y políticos entre los ciudadanos.

Desde Proyecto Riachuelo rechazamos esta metodologia centralista que anula la participación popular en la  toma de decisiones sobre proyectos que involucran al conjunto del pueblo de la Ciudad de Buenos Aires.



LEA  TAMBIÉN

PRIVATIZANDO ESPACIOS VERDES









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...