ACTUALIZACIÓN

HOY ACTUALIZAMOS LA NOTA SOBRE EL POLÈMICO SOTERRAMIENTO DEL FERROCARRIL SARMIENTO: «LA GRAN ESTAFA DEL SOTERRAMIENTO»

viernes, 25 de octubre de 2013

«CONSTRURCCIÓN», EL VERBO PRO






El jefe de gobierno porteño, que intentó varias veces sin éxito contar con un microestadio en la Ciudad para atraer eventos internacionales, lanzó la licitación para construir un techo retráctil de más de 13 mil metros cuadrados que cubrirá el “Arena” donde el equipo argentino de tenis juega la Copa Davis. La inversión será de casi 100 millones de pesos.


Mauricio Macri encontró la alternativa para cumplir con su objetivo varias veces frustrado de contar con un microestadio para emular lo que hizo Daniel Scioli en el Estadio Único de La Plata y atraer importantes espectáculos nacionales e internacionales que posicionen a la Ciudad con un espacio de privilegio para espectáculos deportivos y shows musicales.

El jefe de gobierno intentó que la Ciudad se quedara con el control del Club Comunicaciones para construir un “Arena” para unas 15 mil personas en el Barrio de Agronomía, pero perdió la pulseada con Hugo Moyano, que ofreció una oferta mayor para hacerse cargo de la quiebra de la institución.

Luego, Macri apuntó a unos terrenos en el barrio de Núñez que pertenecen a la Obra Social de Buenos Aires (Obsba), la mutual de los trabajadores municipales de la Ciudad, ubicados al lado de la ex Esma. Pero el gremio de Amadeo Genta se opuso a la construcción del microestadio en sus terrenos e incluso tuvo un fuerte encontronazo por este tema con el jefe de gobierno, que ya tenía casi cerrado un acuerdo con el Fénix Group Entertainment de Marcelo Fígoli, la empresa que regentea los shows de artistas como Diego Torres y Charly García.

Ahora, Macri encontró la solución. Esta semana, lanzó la licitación para construir un techo retráctil en el estadio Parque Roca de Villa Soldati. Ese estadio, que inauguró su antecesor Jorge Telerman en septiembre de 2006, es utilizado para partidos de tenis. Allí juega de local el equipo argentino de la Copa Davis.

La obra que lanzó Macri demandará una inversión de 95.043.769 pesos y permitirá cubrir el estadio en 6 minutos y medio (5 minutos a velocidad constante y un minuto y medio de acercamiento). Gracias a este techo, se podrán realizar espectáculos musicales y otro tipo de eventos que el mismo jefe de gobierno prohibió en el pasado por las denuncias de los vecinos de Núñez que se quejaban del ruido proveniente desde el estadio de River.


Cómo quedará el estadio

El estadio, cuyo nombre en realidad es “Mary Teran de Weiss”, se encuentra sobre la avenida Roca, entre las avenidas Lacarra y Esmeralda.

Tiene una capacidad de 14.500 butacas y no posee zonas cubiertas. Su estructura está compuesta por elementos premoldeados de hormigón.

La estructura del techo retráctil cubrirá, totalmente, la superficie del estadio aproximada de 13.000 m2 y posibilitará la apertura y el cierre de su zona central. El largo de la superficie cubierta será de 136 metros y el ancho de 112 metros. La superficie total de la cubierta será de 13265 metros cuadrados.

La estructura será capaz de soportar las cargas provenientes de instalaciones suspendidas de equipos para eventos musicales o de otra índole y contará con un sistema de aislación térmica y acústica.

Además se incorporarán instalaciones complementarias como ser vestuarios, baños y salas de conferencias.








Teximco

En 2012, Mauricio Macri le adjudicó a Teximco en una UTE con Dal Construcciones una licitación de casi 370 millones de pesos para construir el Centro Cívico de Barracas, que iba a albergar a la nueva jefatura de gobierno, la vicejefatura, la jefatura de gabinete y los ministerios de Hacienda, Desarrollo Urbano, Educación y Espacio Público, y que era la obra con la que el jefe de gobierno esperaba ser recordado por las futuras generaciones.

El sueño de Macri de ser recordado por mudar el gobierno porteño al sur se esfumó: el jefe de gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, mandó a dar de baja la obra luego del freno que le impuso la Justicia.

Por esta razón, el jefe de gobierno apuró una obra de igual valor al Centro Cívico: un centro de convenciones y exposiciones de Recoleta para 5 mil personas.

En la sesión de la Legislatura porteña de este martes, el kirchnerismo acompañó sin chistar el proyecto en primera lectura para avanzar con la construcción de este centro, lo que motivó la resistencia interna de algunos legisladores kirchneristas que no veían conveniente votar junto al PRO a 5 días de las elecciones.

Luego de la sesión, en un acto de extrema premura, Macri lanzó la licitación del centro de convenciones pese a que aún debe ser aprobado en segunda lectura en la Legislatura. El apuro fue tal que en la página oficial de licitaciones de la Ciudad, la obra figura como “Centro de Condiciones” en vez de convenciones, y habrá una CONSTRURCCIÓN...

¿Significará construcción con sobreprecios, coimas y todo eso?





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...