lunes, 5 de diciembre de 2011

EL FUTURO DE LA VILLA 31





La lucha por la inclusión social lleva muchos años. Las villas y asentamientos expresan una realidad que requiere trabajar todo el tiempo para el logro de una organización espacial, una revalorización cultural e histórica de muchas familias, en pos de un espacio y un desarrollo de vida dentro de la ciudad, trabajando y queriendo ser como cualquier otro barrio porteño.

Las villas y asentamientos expresan en la historia la necesidad de habitación de grupos de trabajadores queriendo estar cerca de su lugar de trabajo, inmigración de cualquier parte del mundo que, cerca de un puerto y de la actividad económica por excelencia de la ciudad, fue armando espontáneamente un habitat en donde pudo, en terrenos fiscales que estaban abandonados, en terrenos que el Estado desafectaba, y allí se asentaron muchos grupos familiares, el trabajo, la produccion, el deseo de superacion.

A pesar de la falta de posibilidades de alquilar, los trámites para adquirir una garantía, la falta de políticas de viviendas para todos los sectores sociales, pero con las ganas de tener un terreno y una vivienda, trabajando y trabajando, poniendo el cuerpo y la mano de obra en el puerto, en los barcos, en la ciudad formal, se ha hecho ejemplo la villa 31: un relato que puede explicar su ubicación, su desarrollo, su crecimiento y su presente.

Podríamos agregar en el caracter histórico de lucha y resistencia ante la dictadura, un punto de inflexión con otras situaciones y villas de capital que fueron desalojadas para dejar tierras libre para emprendimientos inmobiliarios a través de las topadora, los camiones, la deportacion, el desalojo en los años de plomo de nuestro país, todo era para que no se vean los pobres, las villas, los villeros: que vayan a las provincias de donde vinieron, que vuelvan a sus tierras de origen. Todo el sistema de desplazamiento social funcionó a la perfección con el proceso cívico militar genocida, pero la 31 pudo resistir.

Resistió a las topadoras y a los milicos, solo eso, y las pocas familias que lo pudieron hacer explican la fortaleza que dejó sembrada en el barrio el padre Carlos Mugica, quien desde su iglesia Cristo Obrero ponderó el trabajo, la lucha, la mejora del barrio. Y se peleó para que tenga servicios públicos, organización espacial y religiosidad. La cultura de Mugica se sintió, se siente, a través de la historia del barrio.

Se puede hablar de muchos intentos de desalojo ya en democracia, de planes para correrlos, de sacarlos a todos, porque las tierras allí son apetecibles para muchos lobbystas inmobiliarios, y es un lugar donde pusieron el ojo varias administarciones, y por supuesto, hubo varios diseños del urbanismo vernáculo, quienes junto al pensamiento académico de rematar las tierras públicas, sólo quieren esas tierras para eso: sacar la villa y venderla a grandes grupos para hacer negocios.

Ese es el plan desde hace mucho, aunque por suerte, ya ha quedado atrás. La ley de urbanizacion de la villa 31 y 31 bis conseguida con mucho esfuerzo en diciembre del 2009, la ley 3.343, es un proyecto presentado en la Legislatura de la ciudad por el ex diputado Facundo Di Filippo, quien era presidente de la comisión de vivienda. Fue un primer paso para cumplir los sueños de muchas personas y muchos años. Luego, siguió el trabajo de una comisión durante 14 meses para desarrollar una propuesta a realizar en el barrio, de caracter inclusivo y participativo, en base a un trabajo de investigación de la FADU sobre el area, del arq. Fernández Castro. Una mesa de trabajo multidisciplinaria y democrática determinó el futuro de la villa a través de propuestas técnicas, legales, económicas, y participativas, como no se había hecho nunca en la ciudad, en una villa.

La cuestión no era menor, ya que la mesa la conformó la Nación, la ciudad, la legislatura y los vecinos elegidos democraticamente. Un barrio de 30 mil personas es un número a ser tomado en cuenta.

De este trabajo se llegó a un dictamen APROBADO POR MAYORíA, y de ese dictamen SALIÓ UN PROYECTO DE LEY presentado por la presidenta de la cominsión de Vivienda, y quien condujo el proceso, la diputada Rocío Sánchez Andía. Es decir, todas las variables políticas se presentaron y 7 se pronunciaron, se ganó en democracia, se ganó en escucharse, y en decir que se puede cambiar y reurbanizar una villa con criterios de inclusión, y restitución de derechos colectivos, respetando distintos intereses, con obligaciones para cada uno de los actores.

Así las cosas hasta que se trabajó en la legislatura por el consenso de este proyecto entre todas las fuerzas políticas. Vale la pena recordar que la ley fue aprobada por unanimidad, con gran participación popular, así como el proceso desde hace 2 años en la legislatura. Pero si recordamos todo esto es porque estamos en las visperas de una decisión importante: saber si se puede aprobar la ley de urbanización definitiva por medio de la presion popular, ya que los canales de negociación con el oficialismo (el PRO) han sido cortados por el macrismo, y puede ser que entonces sin el acuerdo de ellos, no salga el proyecto definitivo.

Se había logrado la unidad ejecutora y la necesaria planificación consensuada con las fuerzas políticas opositoras y con la nación, pero ahora el PRO da señales de no apoyo ni acuerdo del mismo plan que había acordado y trabajado hasta hace poco. La situción es así, difícil, sabemos que se depende de la participación, que la política es la dinámica de lo impensado, que hoy sólo los recursos de presión y movilización popular pueden torcer la voluntad del PRO de no acompañar este proyetco que digo de paso

Lo cierto es que se juega en 2 reuniones en la legislatura, el destino de la ley de urbanizacion definitva. Uno es hoy mismo las 15 horas, en el salon Perón, donde la comisión de Vivienda intentará aprobar el dictamen con el consenso que se conquistó con todas la fiuerzas politicas (incluído el PRO) y que hoy el mismo PRO no aprueba, vaya a saber qué problemas internos ha tenido. El día de hoy es el primer paso, hay que conseguir la firma de 7 de los 13 diputados de la comisión, y presionar entonces a los legisladores del PRO para que también lo hagan, ratificando el acuerdo. El otro punto es el mismo miércoles que hay que conseguir la aprobación de una tabla es decir, la posibilidad de que sea tratado en el recinto el mismo miércoles en la última reunión del año. Ambas fechas y situaciones dependen de la gente del barrio, de su participación y de su interés por apoyar el texto del acuerdo, ya no depende de lo técnico y jurídico, sólo la gente y su destino, solo la gente y su futuro, el barrio Carlos Mugica está en una más de su larga historia de luchas. No es algo imposible para ellos, han conseguido cosas peores.

Este proceso de la 31 y 31 bis, nuevo barrio Carlos Mugica, tiene el espiritu del padre Carlos, y ha llevado a sus pobladores hasta esta semana. En frente tienen a Macri y sus políticas de vivienda inexistentes, no le tuvieron temor cuando le ganaron a Macri en la villa estas 2 últimas elecciones donde fue Macri quien perdió en la villa, como para decir que no era invencible, y más acá, cuando Cristina sacó el 82 por ciento en la elección a Presidente, es decir, ya han sabido como reaccionar en momentos difiles, contra la dictadura en su momento, contra los desalojos democráticos, después. Hoy contra quienes quieren frenar un proceso inexorable donde la tierra, la vivienda, la inclusión social y la cultura popular son parte de lo que sueñan en el barrio, más trabajos, más ciudad.

Urbanizar es trabajar y particpar en este proceso, eso es lo que ha sido ganado por el barrio y es lo que hoy esta en juego.

Finalmente, podrán pensar ¿qué tiene que ver todo esto con el riachuelo?, todo tiene que ver con todo, La Boca y el puerto fueron primero, luego del traslado del puerto a Puerto Nuevo se fueron los inmigrantes para estar cerca de los barcos y los trenes, es decir, esta historia empezó en el riachuelo, junto a los barcos y las carretas, y después los trenes y los barcos, siempre el agua. hoy esta de vuelta, el puerto y el barrio estan unidos mutuamente en su destino que viene desde la historia misma de la ciudad,

¿Qué va pasar? Veremos. Pero en todos lados las batallas urbanísticas contra el capitalismo anárquico y desalojador están a la orden del dia, por eso es importante cómo le vaya a la 31.


EL ESPÍRITU DE MUGICA Y LOS COMPAÑEROS QUE CAYERON EN LA LUCHA POR LA URBANIZACION, LA TIERRA Y LA VIVIENDA EN ESTOS AÑOS ESTAN PRESENTE, y eso solo es un arma invencible.

final abierto.


Gustavo Cañaveral
arquitecto



1
Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Visto:

El Expediente Nº 1614-D-2011 iniciado por la Diputada Rocío Sánchez Andía, relacionado con la urbanización del Barrio 31 Carlos Mugica; y

Considerando:

Que, el 31 de mayo de 2011, luego de 14 meses de trabajo, se firmó el Dictamen definitivo de la Mesa de Gestión y Planeamiento Multidisciplinaria y Participativa para la Urbanización de las Villas 31 y 31 bis, creada por la ley 3.343 (BOCBA N° 3358 del 09/02/2010). El Dictamen incluye las diversas definiciones técnicas relativas al modo en que los distintos organismos públicos locales y nacionales encararán el proceso de urbanización dispuesto por la Ley en cuestión.

Que, para la elaboración del Dictamen, se contó con la participación activa de todos los miembros de la Mesa y los vecinos del barrio tanto en las reuniones mensuales que establecía la ley de referencia como en las comisiones temáticas creadas a los fines de poder orientar el trabajo en cada una de las áreas.

Que, es así como a lo largo de 14 meses, se pudo consensuar un Dictamen definitivo que fue discutido en el barrio para que todos/as aquellos/as vecinos/as que no podían acercarse a las reuniones realizadas en la Legislatura pudieran tomar conocimiento y opinar sobre el trabajo realizado. El esfuerzo de todos los actores ha sido enorme, pero pudimos lograr un amplio consenso que legitima el Dictamen. El mismo fue suscripto por los/as siguientes integrantes de la Mesa de Gestión y Planeamiento Multidisciplinaria y Participativa para la Urbanización de las Villas 31 y 31 Bis:

Dip. Rocío Sánchez Andía, por la Presidencia de la Comisión de Vivienda de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Dip. Silvina Pedreira, por la Presidencia Comisión de Planeamiento Urbano de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Dip. Enzo Pagani, por la Vicepresidencia primera de la Comisión de Vivienda de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (en disidencia parcial).

Dip. Álvaro González, por la Presidencia Comisión de Presupuesto, Hacienda, Administración Financiera y Política Tributaria (en disidencia parcial).

Mg. Fernando Álvarez de Celis, en representación del Ministerio de Desarrollo Urbano del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Gustavo García, en representación del Instituto de la Vivienda de la Ciudad (en disidencia parcial).

Dra. Silvina Penella, en representación de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Dip. Nac. Fernanda Reyes, como integrante de la Comisión de Vivienda y Ordenamiento Urbano de la Cámara de Diputados de la Nación.

Arq. Rubén Pascolini, por la Comisión Nacional de Tierras para el Hábitat Social “Padre Carlos Mujica“ (en disidencia parcial).

Dip. Juan Cabandié, en representación de la Administración de Infraestructuras Ferroviarias S.E. (en disidencia parcial).

Dip. Juan Cabandié, en representación de Operadora Ferroviaria S.E. (en disidencia parcial).

Arq. Javier Fernández Castro, por el Equipo técnico que elaboró el anteproyecto "Barrio 31 Retiro UBACyT A401-04".

Sra. Amalia Aima, en su calidad de Consejera del Sector Güemes de la Villa 31.

Sra. María Alejandra Martínez, en su calidad de Consejera del Sector Güemes de la Villa 31.

Sra. Delia Delfina Irusta, en su calidad de Consejera del Sector Comunicaciones de la Villa 31.

Sra. Angélica Banzer Rioja, en su calidad de Consejera del Sector Autopista de la Villa 31.

Sra. María Flora Céspedes Zurita, en su calidad de Consejera del Sector YPF de la Villa 31.

Sr. Juan Alberto Choque, en su calidad de Consejero del Sector Inmigrantes de la Villa 31.

Sra. Wilma Medina Núñez, en su calidad de Consejera del Sector Playón Este de la Villa 31 bis.

Sr. Luis Quipilaya Chávez, en su calidad de Consejero del Sector Ferroviario de la Villa 31 bis.

Sr. Carlos Cuenca, en su calidad de Consejero del Sector Cristo Obrero de la Villa 31 bis.

Que, según surge del Acta de la reunión de la Mesa en la que se firmó el Dictamen definitivo, sus integrantes acordaron solicitar a los organismos y/o funcionarios con iniciativa legislativa en el ámbito nacional y local que canalizaran por la vía parlamentaria correspondiente los proyectos de ley que formaban parte del dictamen. Por tal motivo, estamos presentando el presente proyecto de ley.

Que, acompañamos a continuación el Dictamen en su totalidad (con excepción de los capítulos 12 y 13 de su parte dispositiva, que corresponden a los proyectos de ley local y nacional propuestos por la Mesa), que servirá de fundamento del presente proyecto de ley...






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...